Toustodo's Blog

Actualidad, Economía, Medio Ambiente, Recursos Naturales, Política

LA TEORÍA DEL EMPLEO

Anécdota

3 p.m. Carretera hacia Montañana-Ciudad Zaragoza. No pasa ningún bus. Se tienen que ir “tirar dedo” (auto stop). Nadie se detiene…hasta que un Subaru conducido por un personaje se estaciona bruscamente al costado de la vía a unos metros de los “tira dedo”. El tipo pesaba más de 100 kr., vestía traje y corbata, fumaba Marlboro y los zapatos bien lustrados. Al poco rato preguntó, de dónde son; eran dos amigos que estudiaban en el Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza que habían decidido ir de visita a la ciudad de Zaragoza, pero al no pasar transporte público esperaron a que alguna alma caritativa les diese un aventón. La respuesta fue, yo soy peruano y el otro dijo yo turco. El gordito dijo ahhhhhhh Perú, ahí hay mucho oro.

Manejaba como loco, esquivando buses, cortando el paso a otros automovilistas. Se ufanaba golpeándose el abdomen como diciendo ¡este soy yo! ¡Un triunfador! A los breves segundos, la pregunta de cajón, ¿estudian en el Instituto? Si, respondieron los dos. El gordo se echó ha reír, y continuó diciendo, ¡pero lo paga el Estado! La respuesta negativa no se hizo esperar. El gordo haciendo alarde de grandeza y de fortuna les invitó de sus cigarrillos, pero no fueron aceptados. Zigzagueó entre dos buses y dijo golpeándose nuevamente la panza, ¡yo soy carnicero!, tengo mujer, carro, buen traje y fumo Marlboro…matando reses.

Las carcajadas del turco y el peruano, cuando se apearon del carro se dejaron escuchar kilómetros a la redonda; inmediatamente, entre risas y carcajadas enrumbaron hacia un bar para tomar unas copas de cerveza y brandy, conviniendo que el gordo les había alegrado el día.

Aclaración

Nuestro deseo es transmitir al interesado que cualquier economía por más sofisticada que sea puede ser escudriñada con este simple ejemplo. En el caso de España, Grecia o Italia la lucha entre sindicatos y patronal obedece a este raciocinio. En tiempo real, cuando la oferta de empleo vislumbra problemas, enrumba su proa a otros mercados y con mayor razón cuando se trata de una economía globalizada como la actual.

Antes de Keynes, Carlos Marx – Julio 1867 – recusó toda la teoría clásica en su libro El Capital, ofreciendo una brillante y novedosa explicación con su Teoría del Valor y la Acumulación del Capital, sobre el trabajo y la plusvalía, e introdujo en el pensamiento económico una nueva forma de ver el mundo y el origen de la riqueza.

Carlos Marx

Ideas de J. M. Keynes en la Teoría General de la ocupación, el interés y el dinero – 1936

Fin: Proporcionar una explicación más sistemática y realista de las causas del paro.

Base: Keynes aceptaba la ley de Say; decía que los economistas clásicos no tuvieron en cuenta los problemas del paro y trataron de un mundo en el cual el paro no existía.

Propuesta: La teoría keynesiana se proponía ser general en el sentido de aplicarse también a las economías que no alcanzan el pleno empleo, en una forma que la teoría clásica no podía hacerlo.

Según Stonier y Hugue, los clásicos trataron estos temas de nivel general de la actividad económica en pocas ocasiones y no consideraban estos aspectos de particular importancia. Afirman que la teoría clásica del empleo contiene graves defectos cuando se presenta explícitamente.

Idea general de la Teoría General

Jean B. Say

J. M. Keynes


Proponen, Stonier y Hugue, explicarla con el siguiente ejemplo. “En la empresa individual, el empleo depende de las ideas del empresario sobre el número de hombres que tiene que emplear con el fin de maximizar sus beneficios. En la economía como un todo, el empleo depende de las decisiones de todos los patronos individuales sobre el número de hombres que deben emplear con el fin de maximizar sus beneficios. A los principales factores que determina el nivel de empleo en la economía como un todo, Keynes les da los nombres de oferta total y demanda total. Para cualquier nivel de empleo de trabajo, el precio de la oferta total es la cantidad total de dinero que todos los empresarios de la economía como un todo deben esperar recibir por la venta de la producción fabricada con aquel número determinado de hombres, que hace que merezca la pena emplearlos. O dicho de otra manera, el precio de la oferta total, cuando se emplea un número determinado de hombres, es el coste total del volumen de la producción realizado por dicho número de hombres. Si la totalidad de empresarios no esperan cubrir sus costes cuando emplean, digamos, X hombres, no considerarán que merezca la pena emplear tanto trabajo y, por tanto, reducirán el empleo. Por otra parte, el precio de la demanda total, para cualquier nivel de empleo, es la cantidad de dinero que todos los empresarios de la economía, considerada en conjunto, esperan realmente recibir si venden la producción fabricada por dicho número de hombres. Esto representa los ingresos esperados cuando se ofrece a los trabajadores un volumen dado de trabajo”.

Curva de demanda y oferta totales

Curvas de oferta y demanda totales

Eje Y: indica las varias cantidades de ingresos que recibirán la totalidad de empresarios por la venta de la producción (gasto de la comunidad en la producción de los empresarios).

Eje X: volumen de empleo.

OT: Oferta Total (mínimo de hombres a emplear para cada posible volumen de ingreso de los empresarios por la venta de la producción). Ejm: OM´dinero que el empresario espera recibir, solo empleará OP´ hombres.

Si se emplean OP´ hombres, los empresarios esperan recibir OM´´ de dinero por la venta de la producción. Lo que quieren decir, Stonier y Hugue, es que la oferta total (OT) tiene un crecimiento lento al principio, mientras que el crecimiento del empleo es bastante rápido, y ofrecen esta explicación. “Cuando la cantidad recibida por la venta de la producción de la industria aumenta por encima de cero, los costes de producción no aumentarán inicialmente con gran intensidad. Si las cantidades recibidas por los empresarios continúan aumentando, el empleo aumentará con menos intensidad cada vez, hasta que al final todos aquellos que deseen un empleo estén empleados”. Pero, ¡quién no quiere un empleo!

Stonier y Hugue prosiguen con su explicación de la siguiente manera. “OP´´ hombres que esperan empleo y cuando los ingresos de los empresarios hayan aumentado a OM´´´dinero, merecerá la pena emplearlos a todos. Pero ningún aumento en los ingresos de los empresarios por encima de OM´´´ dinero aumentará el empleo. La forma de la curva de demanda total (DT) implica que los ingresos esperados de la oferta de empleo aumenten muy rápidamente cuando el empleo empieza a aumentar, pero que la rapidez de dicho aumento tiende a ser menor cuando el empleo alcanza niveles altos. Con rentas a un nivel bajo, la comunidad será demasiado pobre para ahorrar”.

Lo que se debe tener presente es que mientras el empleo sea inferior a OP, el empresario ofertará más empleos dentro de ese rango, de lo contrario no permitirá que sus beneficios (utilidades) se inviertan en trabajadores adicionales. Percatarse que todo negocio al inicio siempre tiene bajos o negativos ingresos, hasta que la productividad y el mercado se equilibran, lo cual implica una expectativa en el tiempo.  Este es el punto de equilibrio que todo empresario busca encontrar en el menor tiempo posible, para que sus ingresos crezcan más rápidamente. ¿Cuánto tiempo tendrán que esperar los españoles o griegos en conseguir empleo?

About these ads

Written by toustodo

27 mayo, 2010 a 3:18 PM

Publicado en Economía

Etiquetado con

3 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. [...] →  La teoría del empleo [...]

  2. [...] claro que el tiempo del despilfarro había concluido, y aunque saltaran de cólera, tendrían que ajustarse los cinturones tal cual lo hicieron los países latinoamericanos, aunque en esa oportunidad como en ninguna otra [...]


Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: