ESPAÑA: VOTO DE CONFIANZA

Nuevamente, como se acostumbra ha decir, una vez más Rodriguez  Zapatero estuvo presente en el Congreso de los Diputados. Al frente de él su eterno detractor y tozudo contendor Rajoy. Nosotros en el tendido para observar mejor los detalles que pasan desapercibidos a sus áulicos colaboradores. Después de visionar el espectáculo solo resta sacar dos conclusiones.

Las medidas propuestas por Rodriguez  Zapatero en el campo de la reactivación económica de España solo tendrán resultado en un futuro próximo; por eso nadie en este preciso momento puede aventurar un pronóstico, solo se puede esperar un buen resultado, por el bien del pueblo español. Esto es en lo que respecta a lo económico.

En lo que se refiere a lo político, una vez más Rodriguez  Zapatero le da una lección de educación, respeto a Rajoy, porque los buenos modales también cuentan en estos menesteres. Rajoy mostró su lado hepático, esa actitud visceral cuando defiende su punto de vista, dejando ver su frustración en no poder ser el gobernante de los españoles. Sin duda la confianza en estos menesteres cuenta más que la inteligencia; dar una imagen de poseer el “poder”, lo que hoy le sucedió a Rajoy, siempre resta.

Sin duda que Rodriguez  Zapatero no tiene el manejo escénico que tiene Obama, pero cuenta con más simpatía que Rajoy, hombre político que irradia lisura.

El pueblo español pasa por momentos difíciles. Que su dios les ayude, que los premuna de un poco de cordura. Deben transitar por el camino de la tolerancia, comprensión y cohesión, dejando de lado eso que los mata día a día y durante siglos, la discordia y el sálvese quien pueda. Hoy están obligados a cerrar filas por el bienestar de todos.

Anuncios