PERÚ Y SU REALIDAD

Cuántas veces se escucha hablar sobre el milagro peruano. Cuántos años han pasado desde el shock económico. Como versa un dicho, cuanta agua pasó bajo el puente. La esperanza es lo único que no se debe perder, sin embargo todo empieza por el hartazgo.

Antes que nada rememorar no cuesta nada. A finales de 1984 el problema económico se resumía al fenómeno inflacionario, fenómeno que era controlado con malabares; solo habían pasado cinco años del gobierno militar, el cual fue un gobierno estatista y controlista. Ya por los años 1986-87 empezó la verdadera farra financiera con el famoso dólar MUC y eso de inflación bruta y neta que solo a los economistas adictos al régimen de aquel entonces se les ocurrió acuñar, llegando a más de dos millones por ciento en el quinquenio.

Al respecto existen dos hipótesis para entender aquella etapa de la realidad peruana, las cuales son planteadas por Jueguen Schuldt. Dice que existieron “otros temas (terrorismo y narcotráfico), como aspectos parciales dominantes en el campo económico (relación con el FMI y restricción del servicio de la deuda externa) que han venido monopolizando la atención”. La segunda hipótesis es, “el hecho que la dirección que viene adoptando el gobierno aún no parece nítida y está sujeta a especulaciones e incertidumbre de la más variada especie, consecuencia de la pugna de intereses –azuzada por los grupos de poder- al interior del gobierno y del partido aprista, desde donde aún no se ha podido establecer un equipo hegemónico y homogéneo de asesores económicos”.

Schuldt sindicaba a los economistas ortodoxos como los responsables del diseño de la política del gobierno anterior (1980-85) quienes pronosticaron hiperinflación por exceso del gasto publico y reducción de los impuestos indirectos, por el desabastecimiento generalizado y el mercado negro, por la compresión del ahorro interno, el enfrentamiento al FMI, entre otras razones.

Sin embargo el proceso inflacionario se agravó y la economía se fue en picada. Al término de la década de los 80, la economía peruana era un desastre, el desempleo abrumador, el terrorismo seguía su escalada y el narcotráfico era invencible (como hasta ahora).

A inicios de la década de los 90 hace su aparición el “redentor” con el shock económico, ofreciendo cambios. Esa medida fue brutal, el ajuste económico frenó en seco todo lo anterior; el dólar se dejó libre (pariedad con el Nuevo Sol), el gasto público fue reformulado y estricto. Resumiendo, le pusieron al Estado el rol más beneficioso para el momento y que hasta el día de hoy perdura: Estado Promotor.

Después de una década con el liberalismo salvaje y brutal el Perú tiene los mismos vacíos  y vicios, no tiene la esperanza de un verdadero cambio. Si el campo de batalla en la década de los 80 fue el económico, en el nuevo siglo XXI es el de la justicia. Solamente baste ver la estructura legal – laboral implementadas por el fujimontesinismo las cuales son hasta la fecha inamovibles y para muestra tenemos la Constitución producto del auto golpe de Estado de 1992.

El crecimiento económico para el 2010 será del 5% y para el 2011 se pronostica un 5.1%, siendo los sectores más dinámicos la construcción, la manufactura y la minería. Según el Instituto Nacional de Estadística el sector minero e hidrocarburos creció en el mes de febrero 2010 el 2.9%, habiéndose expandido el subsector hidrocarburos un 11.58%. El sector manufacturero creció 3.1%. El PBI para el 2010 se calcula que alcanzará el 4.9%, por debajo que el del Brasil que llegará a 5.5%.

El Banco Central de Reserva del Perú, estima que el crecimiento para el Perú-2010 será de 5.5%; señala que los sectores que lideran la recuperación económica son la construcción la cual crecerá en el 2010 un 12%, la manufactura crecerá 6% y la minería e hidrocarburos crecerá un 2.8%.  Indica también el BCR que el Perú sería la economía con menor inflación en el presente año y la segunda economía líder en América Latina después del Brasil. La inflación anualizada hasta abril-2010 será de 0.8% y al fín del año 2%.

El tipo de cambio según la Bolsa de Valores de Lima al 15 de abril 2010 fue de S/. 2.8345 por dólar, a la baja, teniendo una vez más, como es costumbre del BCR salir a comprar millones de dólares para estabilizarlo.

Sin embargo subyace un mundo de zozobra, angustia e inseguridad. En este otro mundo, el 60% de bodegas cierra por el avance de los supermercados. Desde el 2001 han desaparecido 3,094 puestos minoristas de venta al público. Solo 4 de 10 bodegas que se crean en Lima Metropolitana superan los 3 años. 58 mil hogares en Lima Metropolitana tienen pequeños negocios de puestos de mercados, bodegas y panaderías. En la misma fecha los supermercados crecieron de 57 a 128 los cuales pasaron, en área utilizada, de 128 mil m2 a 400 mil m2, siendo las cadenas más importantes Wong, Supermercados Peruanos y Tottus, con más de 21 mil empleos directos (Consultora Proexpansion).

Actualmente el problema del desempleo es terriblemente amenazante, irónicamente cuando la economía está rebosante. Cómo puede soportar este modelo sino fuera por la estructura legal vigente desde 1992. No hay que saber demasiado para darse cuenta que existen desequilibrios que al corregirlos evitarían conflictos sociales tan graves como el de Bagua. Por ejemplo, para sostener el modelo actual se tiene que dar preferencias a las inversiones, pero estas en todos los casos chocan frontalmente con los intereses de los agricultores que ven amenazadas sus tierras y cursos de agua por la contaminación. El enfrentamiento, las arengas presidenciales, loa puyas verbales del presidente de la república contra ciertos sectores enervan los ánimos, hay cierre de carreteras con el consiguiente impacto negativo en el transporte de mercaderías perecibles, el transporte de pasajeros, el turismo. El efecto es peor que la enfermedad y hoy se tiene la zona de Islay – departamento de Arequipa está en pie de lucha contra empresas mineras que pretenden desarrollar e implementar sus inversiones en minería (Proyecto cuprífero Tía Maria).

En cuanto a los políticos, Poder Judicial y Fiscalía de la Nación se tiene mucho por decir; es inaudito que no se logre superar la barrera de la impunidad. Existe riqueza a raudales, el Perú es ejemplo del buen manejo económico, las inversiones caminan viento en popa, pero la inmoralidad, el contubernio y el encubrimiento campean libremente por la Plaza Mayor de Lima.

Publicaciones Relacionadas

El Empleo en el Perú

Sigue la Corrupción en el Perú

El Perú en Peligro

Perú: Paro Nacional de Transportistas

Enlaces

Tía María generaría S/.367 millones por canon

El 19 de abril será la audiencia por proyecto Tía María

Arequipa: Tía María al borde del colapso

Piden aplazar audiencia del proyecto Tía María

Se pronunciaron contra el proyecto Tía María

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Anuncios

LOS BUENOS – LOS MALOS

Parece que el mundo se moviese entre lo “bueno” y lo “malo”, como si fuera un péndulo. Hoy el mundo vive entre las “buenas economías” y las “malas economías” arrastrando a la gente por entusiasmo o por  incertidumbre.

Los que gobiernan las economías no tienen rostro, son seres invisibles, mueven los hilos, con el propósito codicioso de la riqueza. La gran mayoría de los mortales camina entre aguas mansas o arremolinadas sin darse cuenta.

Hasta hace cuatro décadas las tribulaciones de los dueños del mundo casi nunca salían a la luz, cual Drácula, solo el caso Watergate vio la luz. Actualmente, todos los días se destapa la olla de grillos de los malos manejos públicos, de la injusticia y de todo tipo de tropelías.

Pero, qué es lo que está pasando, por qué hoy uno se entera lo que ayer estaba oculto. Podría decirse que es gracias a los avances de la democracia o que los “buenos” ganaron round. Pero porqué no se logra detener a la corrupción, ella tiene nombre. Será por que los “malos” están reaccionando. ¿Será cierto que en este mundo hay más “malos” que “buenos”? Y si fuera así, qué objeto tendría seguir luchando, si al final de cuentas los “malos” son más que los “buenos”; para qué esforzarse en un enfrentamiento que está perdido para los “buenos”.

Sin duda que un primer round no dice nada, después de todo, ambos contrincantes se encuentran fuertes, con ganas de seguir pelando. Las marionetas, de acuerdo a sus preferencias exigen el golpe definitivo, pero no se dan cuenta que eso es cuestión de tiempo.

En los países “subdesarrollados” dicen que las desgracias no vienen solas. Muy cierto, porque cuando la corrupción se engolosina en los países “desarrollados” el golpe es doble para los “subdesarrollados”. Miren el caso argentino, fue un KO perfecto. El caso brasileño fue un KO técnico; el caso peruano, mejicano son patéticos tanto como el español. Cuánto le podrían enseñar los “subdesarrollados” a los “desarrollados”. Pero pretender hacerse pasar por “desarrollados” los filibusteros, malandrines y achorados, sí que es de Ripley (¡aunque usted no lo crea!).

Que no nos sorprenda el generalísimo Franco con su estentórea figura, tampoco los rajoys, los aznar, los orejas, los bigotes. La ley debe ser inflexible. A Garzón lo quieren dilapidar democráticamente los filibusteros. Eso le pasó al Juez San Martín cuando se encargó de juzgar a Fujimori, hoy preso.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.