Robert y su Tercer Mundo

Robert B. Zoellick, es presidente del Grupo del Banco Mundial. El escribió el 14 de abril 2010 un artículo con el titulo sugerente de ¿El fin del Tercer Mundo? Modernización del multilateralismo para un mundo multipolar.

Analicemos el título del artículo antes de leerlo, porque se corre el riesgo de quedar influenciado por tan profundo pensamiento.

Claudio Napolioni, en su Diccionario de Economía Política (Ediciones Castilla. Maestro Alonso, 21. Madrid, 1962) se refiere a las economías atrasadas (Pág. 629) de la siguiente manera: “con la denominación de economías atrasadas (o subdesarrolladas o deprimidas…), se quiere hacer referencia a las economías de ciertos países o áreas que, según ciertos criterios, se caracterizan por una insuficiencia de desarrollo económico en relación a otras economías llamadas “desarrolladas”, “avanzadas” o “evolucionadas” “…no se puede decir que haya acuerdo sobre una definición menos genérica e imprecisa que la referida…la ciencia económica no posee todavía un concepto rigurosamente definido de “desarrollo económico”…faltan criterios precisos para juzgar la amplitud de las diferencias entre los grados de desarrollo alcanzado en los distintos países…nos hallamos ante uno de aquellos casos en que los hechos se anticipan a la teoría, y los hombre se ven obligados a tomar conciencia de la gravedad y urgencia de los problemas antes de poder tener de ellos un concepto científicamente satisfactorio”.

Un criterio para medir el desarrollo económico es la renta per cápita y sustentado en este los países se pueden clasificar por categorías. La primera categoría o países ricos con una renta per cápita anual superior a los US$ 700; segunda categoría países intermedios con una renta per cápita anual entre US$ 200 y US$ 700; la tercera categoría los países subdesarrollados con una renta per cápita anual inferior a los US$ 200*.

No obstante lo anterior, Claudio Napolioni considera que los países económicamente subdesarrollados presentan algunas características comunes, como que la población vive en condiciones míseras, que los recursos de capital son muy escasos en relación con la población, que la mayoría de la población está adscrita a la agricultura, una baja propensión al ahorro, la iniciativa privada es escasa. Como se puede observar Claudio Napolioni no usa el termino Tercer Mundo que utiliza Robert para designar a las áreas de menor desarrollo.

Otros autores como Vittorio Marrama, quien en su obra, Política Económica de los Países Subdesarrollados (Aguilar, 1969), analiza algunos conceptos preliminares como la definición de los países atrasados (subdesarrollo económico, diversas definiciones, crítica, renta per cápita, etc.). Raymond Barre, en su obra, Economía Política, le dedica la Sección II del Capitulo II al tema El Subdesarrollo. En el libro de Paul A. Samuelson, Curso de Economía Moderna, en la Parte VI Problemas Económicos Actuales, Capitulo 37.- Problemas del Crecimiento y Desarrollo Económico, trata sobre la definición del subdesarrollo, sus características y problemas. E. Shapiro, en su libro Análisis Macroeconómico, trata el tema en el Capítulo 21 Naturaleza del Crecimiento Económico bajo el título El Crecimiento Económico. Economías Desarrolladas y Subdesarrolladas.

Todos los autores citados ninguno de ellos utiliza el “concepto” (?) “tercer mundo” ya que este termino es usado por el vulgo. Por tal razón concluimos afirmando que, algunas personas tratan al desarrollo económico como sinónimo de primer mundo, países industrializados, países desarrollados, y al subdesarrollo económico como sinónimo de tercer mundo. Los ignorantes denominaron a los habitantes de economías latinoamericanas subdesarrolladas como sudacas. Tanto tercer mundo como sudacas son palabras que denotan desprecio, pero dichas por europeos denotan barbarismos, tanto como término lingüístico como por su naturaleza pre humana. Como se aprecia, Robert, no es académico, es banquero.

* Esta escala hoy no es la misma, pero sirve para tener una visión clara.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Anuncios