EUROPA LUEGO DEL AJUSTE

Han pasado 65 años desde el fin de la IIGM, fecha en que Europa quedó arrasada después de la conflagración más sangrienta a la que asistió la humanidad en toda su historia. Las ciudades, los campos fueron destrozados; murieron millones de habitantes y su hambre, desempleo y economía se fueron como se fue su destino durante esos cinco años de guerra.

Luego vino la reconstrucción y Europa comenzó a reverdecer nuevamente,  no como  antes de la guerra. Paralelamente las economías fueron haciéndose campo en el mundo con tecnologías altamente desarrolladas y niveles de vida esperanzadores para la mayoría de sus habitantes. Sin embargo algunos rastros de la soberbia quedaron en el subconsciente de gobernados como de los gobernantes.


Las economías fueron divididas cuando la repartición territorial se tuvo que hacer en la mitad de la década de 1940; solo han pasado 21 años desde que la unificación alemana se lograra. Alemania fue unificada en una sola pero su economía sufrió, aunque persisten algunas dificultades. Los países del Este contemplaban las diferencias económicas y reconocían el atraso en que las había sumido el comunismo hasta cuando desapareció del escenario político-económico la URSS.


Luego vino la creación de la Unión Europea tal cual la conocemos hoy, aunque en el inicio solo fuera un puñado de países los que decidieron este destino. Esas diferencias económicas y financieras de antaño más tarde que nunca cobraría su cheque. Países emergentes, como hoy los llaman por ejemplo a España, dan cuenta de esa factura que hoy se la está cobrando el mundo especulativo, acondicionado en la economía globalizada. Los niveles de desarrollo social y económico no son comparables a los de Francia o Alemania, que son los propulsores, las locomotoras del desarrollo en este continente.

Que duda cabe que el desarrollo económico tiene un precio y ese precio se inicia con sacrificio. Una vez España fue centro de atrocidades inimaginables pero los españoles supieron sobreponerse al destino desgraciado que les tocaba la puerta. Hoy una vez más tendrán que ordenarse en base al trabajo y sacrificio, después de todo la actual crisis no socavará los ánimos de sus ciudadanos. Cuando sucedió el descalabro económico-financiero en el Perú de 1990, después de la gestión catastrófica del actual presidente y luego la de 1996 con Fujimori hoy preso, su pueblo no se amedrentó porque con determinación, trabajo y sacrificio cambió su destino. Argentina  a inicios de 2000 sufrió la peor sangría de sus capitales quedando en la inopia más tremenda y hoy vuelve a renacer una vez más.


La vision del FMI sobre el problema de la de la economia europea contiene la informacion del quehacer, por otro lado la Union Europea no es ajena a las diferentes condiciones de desarrollo de los Estados miembros, pero soslayan el manejo individual de las economías, en especial Bruselas. El problema economico-financiero interno de cada miembro es respsonsabilidad de sus ejecutivos, la exigencia mayor es la coordinación y sinceramiento de las cuentas, asunto que fue destinado a un segundo orden de cosas.


Existe un consenso de que Europa se está recuperando lentamente pero de manera desigual, debido al repunte del comercio mundial y a las políticas de estimulo. Sin embargo las diferencias de ritmo en su recuperación se deben a las dificultades de algunos países. Este desigual ritmo en la recuperación es debido a la vulnerabilidad que presenta cada país, a las dificultades para obtener financiamiento externo y a los diferentes grados de dependencia de la demanda externa.


Como es de esperarse respecto a la inflación esta es moderada en las economías europeas avanzadas pero no es así en el resto de las economías. Sin embargo las medidas que se adoptaron ayudaron a evitar un colapso financiero y económico. Se apuntaló la demanda agregada y el consumo privado para evitar que el shock sea sentido con toda su fuerza y también las quiebras bancarias y el riesgo financiero. Caso contrario en la experiencia del Perú, donde no fueron respetados hace dos decadas cuando se implementó el shock; el comercio languideció, la fila de los desempleados se incrementó, la demanda decreció a niveles insospechados, la seguridad social no funcionaba, la convulsión social fue acallada con brutal represión.


Con el respaldo de la UE, el FMI y otras instituciones se amortiguó la caída brutal de algunas economías europeas, sin embargo a corto plazo, el crecimiento económico será favorecido por las exportaciones, la política fiscal y un aumento de las existencias. Sin embargo se prevé un incremento del desempleo, como siempre se da en estos casos, y aparecerán las dificultades en el sector bancario por la restricción de la oferta de crédito y lo más importante, el descenso del consumo y la inversión. La presencia del contagio griego es latente y esto devendría en la crisis de la deuda soberana, al shock en los precios de las materias primas y por lo tanto a elevar la tasa de interés. Caso contrario del peruano al que se le exigió pagar la deuda externa, sanear las cuentas fiscales, modernizar el aparato estatal, privatizar las empresas publicas, liberalizar el empleo, eliminar la seguridad social, entre otras acciones.


Tomando en cuenta que Latinoamérica es una zona geográfica donde las inversiones y la asistencia ibérica son importantes, como en el caso peruano, el intercambio comercial se verá afectado; disminuirán las inversiones, retrayendo la producción, especialmente la de la pequeña empresa; preocupa que la disminución de inversiones golpee las economías sudamericanas con mayor virulencia. El Perú conciente de esta eventualidad hace algunos días comenzó a preparar ajustes económicos desde el Ministerio de Economía y Finanzas, mientras que el presidente Alan García Pérez continúa plazuela por plazuela, calle por calle lanzando al viento discursos sobre la fortaleza, modernidad y eficacia del modelo que él defiende, donde los salarios siguen congelados desde hace dos década así como la informalidad del trabajo y la explotación de la mano de obra que sigue en curva ascendente.


En el ámbito de la política fiscal, monetaria y financiera se requiere apoyar las políticas macroeconómicas para garantizar la recuperación; siendo una obligación puede desvirtuar a la economía del bienestar que tanto es voceada como recuerdos de antaño. Todo apunta a que se debe consolidar el ámbito fiscal así se evitaría una recaída. La política fiscal debe contemplar el aglutinamiento necesario donde todos los agentes económicos sin distingo alguno sean participes del reflote.

El FMI apunta en este sentido cuando dice que “los países con baja credibilidad necesitarán de un ajuste inmediato, porque al no hacerlo se reducirán los servicios de asistencia financiera de emergencia”. Esto hay que considerarlo como un primer aviso, que en el argot mundano quiere decir “guerra avisada no mata gente”.

Hasta la fecha no se han implementado medidas en el sector financiero, por ejemplo en España, lo cual genera el retraso en la reestructuración y por esta razón se incrementa la fragilidad. Se debe intervenir a este sector de manera específica y concreta. Los sindicatos españoles apuntan en este sentido y si en los próximos días no hubiera resultados al respecto la combulsión social se extendería.


Para evitar más daños el actual desafío es atraer y mantener flujos de capital para mantener el crecimiento económico siempre y cuando la productividad se incremente. La obligación en estas horas es evitar la movilización de los sindicatos, de los trabajadores estatales; estos deben presionar para que el recorte se haga extensivo a los que más ganan y por supuesto a los bancos y financieras; vigilar el IPC ya que la especulación estará asediando diariamente; observar acuciosamente a los políticos con influencia en el aparato del Estado; por último, observar que en este mundo globalizado el FMI tiene influencias por encima de los Estados y no se trata de una simple postura frente al organismo, más bien se necesita una respuesta orgánica y consensualizada que permita defender los derechos ciudadanos.

Más Información
17/05/10 El País, Aznar pide desde “Financial Times” la salida de Zapatero del Gobierno
12/05/10 Apuntes sobre el caso Rodriguez Zapatero – Rajoy y el Recorte Social
11/05/10 Apuntes sobre España
11/05/10 Estabilidad para la Zona Euro
07/05/10 Crisis en Europa
06/05/10 ¿Crack en la Unión Europea?
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Anuncios