UNA PROPUESTA PARA EL PERÚ

El Instituto APOYO, logró plasmar en nueve títulos la “Agenda para la

Agenda

primera década, Task Forces*”, documento que ofrece puntos de vista sobre los siguientes temas: Salud, Estrategias anticorrupción, Educación, Lucha contra la pobreza, Seguridad ciudadana, Gobiernos locales, Reforma del Estado descentralización, Reforma del poder judicial y Reforma política y modernización del Congreso.

Sin ironías, a no dudarlo, la materia gris concretizada en cada titulo no concuerda con los fotografiados de la encuadernación, pues existe una dicotomía entre el contenido y la organización de la sociedad peruana; no es argumento racial, ¡de ninguna manera! El lector podrá cerciorarse de esta afirmación en cada uno de los trabajos. Hay un subyacente mensaje subliminal a la solución de problemas de una sociedad multicultural como es el Perú.

Tapa

Empecemos con las palabras de los editores, Gabriel Ortiz de Zevallos y Pierina Pollarolo. Ellos dicen que en muchos países de la región, como en el Perú, la década de los noventa fue de “las reformas de primera generación” haciendo alusión a los que ellos llaman como en Washintong al viraje que hizo Alberto Fujimori Fujimori, al reducir la inflación, cambiar las reglas macroeconómicas, reducir el tamaño del gobierno, liberar los precios, privatizar los sectores fáciles, etc. También haciendo referencia a Moisés Naím afirman que esta tarea era realmente sencilla con una voluntad política. A reglón seguido, dicen que, para lograr una nueva institucionalidad era necesario ejecutar las “reformas de segunda generación” (reformas improbables) “las que son muy complejas, tanto técnica como políticamente”. Se refieren a cómo mejorar la administración de justicia, cómo reformar el Estado, cómo descentralizar, cómo fortalecer los gobiernos locales, cómo forjar agrupaciones políticas más representativas y legitimas, cómo mejorar la educación y la salud publicas, cómo luchar contra la pobreza, cómo lograr que nuestras ciudades sean más seguras.

No hay que olvidar que el desarrollo se logra manteniendo las características particulares de los pueblos, apuntalando con decisión sus derechos. Otra cosa es generar diásporas como las sufridas por el pueblo andino del Perú desde la década de 1950, acentuada en los 80s con el irreversible cambio demográfico.

Hoy saben los peruanos y el mundo entero que Alberto Fujimori Fujimori está preso, no solo por ladrón sino también por no haber respetado los derechos humanos. La gran mayoría de sus colaboradores o se encuentran presos en cárceles peruanas o están fugados de la justicia peruana, como Juan Carlos Hurtado Miller, ministro de economía que implementó el shock económico el 08/08/90 y fue colaborador de Montesinos.

Por último, el Task Forces, debería publicar una adenda que incluya el gran esfuerzo de los peruanos de haber resistido el primer gobierno de Alan García Perez (1985-1990), para luego haber caído en manos del fujimontesinismo (1990-2000), erigiéndose un monumento a los XX que resistieron, y lo siguen haciendo hasta el día de hoy, en el segundo gobierno de Alan García Perez (2006-2011).

* Task Forces, en castellano Grupos de Trabajo.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios