SANTIAGO DE SURCO: DENLE UNA OPORTUNIDAD

El 03 de octubre del presente año se celebrarán las elecciones regionales, municipales y referéndum en el Perú, desde luego existe una cantidad inimaginable de candidatos, los cuales se cuentan por miles. La autoridad electoral sigue recibiendo tachas y a la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, se le acaba el tiempo para tener todo listo para el momento de la votación.

El distrito de Santiago de Surco no escapa a esta situación, pues tiene no menos de media docena de pretendientes al sillón municipal, al cual más inepto o desconocido. El actual alcalde del distrito Juan Manuel del Mar Estremadoyro es uno de ellos, siendo en sí un caso curioso. Es un alcalde que no cuenta con la simpatía de un amplio sector de vecinos, sin embargo hasta el momento no es tachado por ningún ciudadano; tampoco es facil de entender cómo fue elegido y mucho menos su pretendida reelección.

Su gestión es mediocre, tal vez algún sector de la población se encuentre satisfecho, pero para la gran mayoría no es el candidato de su preferencia. La gestión administrativa en la misma municipalidad ha sido lamentable, se rodeó desde el inicio de su mandato con gente con ninguna catadura moral; el desorden, la prepotencia y pedantería de los funcionarios, comenzando por el mismo del Mar, es a simple vista algo que indigna a los vecinos del distrito de Santiago de Surco.

El hamponesco manejo de las obras civiles para el desarrollo distrital quedó en fojas cero; la corrupción de los funcionarios y trabajadores de la municipalidad es asunto diario, como es el cinismo de su máxima autoridad.

El contubernio entre propietarios, responsables de las obras de edificación y autoridades municipales es por decir lo menos alcahuetería, ineficiencia e impunidad de un cogollo de individuos. Para muestra tenemos los problemas originados en Las Casuerinas, El Trigal, la urbanización Chama, estas son muestra de lo que unos cuantos hampones pueden hacer en el distrito, sin que la policía, un juez o alguna autoridad puedan mediar en el asunto. Este tipo de autoridades son eficientes para clausurar pequeñas tiendas de barrio, asaltar a los propietarios de los restaurantes exigiéndoles documentos un viernes a las 20:30 horas. No es casual la falta de seguridad que favorece a la delincuencia, como por ejemplo en la Av. La Merced, donde las mujeres son el botín de los malhechores a partir de las 18 horas.

El alcalde no ha hecho nada frente al tráfico de drogas en bares de la Av. Prolongación Alfredo Benavides, ni mucho menos a la prostitución clandestina en el Ovalo de Higuereta y sus alrededores. Tampoco es de su interés la guarida de ladrones, malhechores, fumones y toda la lacra social que se encuentra tan solo a 300 metros de la municipalidad, sin embargo del Mar editorializa sobre el tema como si viviese en el país de las maravillas. Es que el alcalde del Mar no se dio cuenta de ese foco delincuencial; tampoco se dio cuenta en todos estos años de su gobierno de la insalubridad de las calles y avenidas a un kilómetro a la redonda de la Plaza Mayor de Santiago de Surco. Solamente le interesa reunir al vecino en la Plaza Mayor, en verbenas o reuniones diurnas y nocturnas sin ningún contenido cercano a la tradición surcana, es decir, son las convocatorias por llenar la plaza y con efervescencia mercantilista.

Esto y mucho más deja el alcalde Juan Manuel del Mar. Escuchemos lo que dice cuando se le preguntó en un canal de televisión sobre los problemas generados por las obras de construcción civil (edificios) en el distrito. También se debe recordar la entrevista que le hiciera el periodista Cesar Hildebrandt, en la cual  no supo decantar ni una interrogante ni rechazar las aseveraciones de su interlocutor.

El distrito de Santiago de Surco no merece por segunda vez el trato que del Mar le ofrece. Después de haber perdido no solo las tradiciones emblemáticas, como es la fiesta de la vendimia, sino también el área agrícola que tenia hasta hace algo más de 30 años, la integración urbana es urgente en el distrito. El elector no debe permitir más degradación de su distrito y no debe permitirse perder la oportunidad este 03 de octubre de ser el protagonista del cambio en el distrito de Santiago de Surco.

Notas Relacionadas

Feb 2010 La corrupción en el distrito de Santiago de Surco

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Peru.
Anuncios