LA AUSENCIA DE LA CIENCIA REGIONAL, GEOGRAFIA ECONÓMICA, ECONOMÍA REGIONAL Y PLANIFICACION URBANA, EN EL DISTRIRO DE SANTIAGO DE SURCO – III

Datos Generales del Departamento de Lima

Población Censada 2007: 8´445,211

Superficie (Km2): 34,801.59

Densidad Poblacional (Hab. /Km2): 242.7

Datos Generales de la Provincia de Lima

Población Censada 2007: 7´605,742

Superficie (Km2): 2,672.28

Densidad Poblacional (Hab. /Km2): 2,846.2

Datos Generales del Distrito de Santiago de Surco


Distrito Santiago de Surco Lima-Perú


Altura (m.s.n.m.): 72

Población Censada 2007: 289,597

Población Urbana: 289,597

Hombre: 134,288

Mujeres: 155,309

Población de 15 y más años de edad: 231,571 (79.96%)

Tasa de analfabetismo de la población de 15 y más años de edad: 0.6

Superficie (Km2): 34.75

Densidad Poblacional (Hab./Km2): 8,333.7

Viviendas: 81,806

Población Santiago de Surco/Lima Metropolitana: 3.81%

Superficie Santiago de Surco/Lima Metropolitana: 1.30%

La Parte I contiene la base en que sustenta la economía regional; la Parte II hace referencia al análisis regional agrario-industrial con el fín de centrar la atención en el conflicto real del caso del distrito de Santiago de Surco. En la Parte III existe un doble propósito. Primero,  cualquier afán por privilegiar la dinámica urbanística ahondará más los problemas existentes y crearán otros de mayor envergadura y de peores consecuencias. Segundo, al ritmo que se desarrolla la zona urbana de Surco, las exigencias de la demanda de servicios superarán a las posibilidades presupuestarias y financieras de la Municipalidad de Santiago de Surco. Aún más, se tendrá que prevenir los problemas sociales (delincuencia, drogadicción e inseguridad ciudadana) que podrían generarse cuando la obra del tren eléctrico entre en funcionamiento, para evitar que se replique este problema que es asunto de todos los días en algunos puntos del primer tramo construido entre Villa El Salvador y el Puente Atocongo.

METAMORFOSIS SURCANA

Surco antes de 1950

El espacio geográfico era agrario-ganadero; se producía fresas, uva, maíz, carne de vacuno; de sus derivados con mayor demanda el vino y la leche fresca. Estos productos provenían de las diferentes haciendas y fundos, siendo la mano de obra de los pobladores del mismo Surco, como también del sur del país más próximos a Lima. El centro de Surco, era lo que hoy se conoce como Surco Pueblo, lugar pintoresco que ofrecía al visitante y a sus pobladores las vivencias de otros tiempos.

Conforme pasaban los años los propietarios de las extensiones fueron lotizando sus tierras para posteriormente urbanizarlas, dando inicio a las primeras urbanizaciones como San Roque, Chama, La Castella, Chacarilla del Estanque. Estas primeras urbanizaciones ubicadas alrededor de Surco Viejo se encontraban rodeadas de las áreas agrícolas y ganaderas, situación que permitía ver  al final del día el traslado del ganado por las pistas de asfalto rumbo a los establos, como era el caso de la Hacienda Higuereta, hoy la Urbanización Residencial Higuereta.

Las calles de Surco, siendo algunas pavimentadas, eran la Av. Tomas Marsano hoy Santiago de Surco y Prolongación Benavides, especies de troncales que unían a Surco con Miraflores y con Atocongo antes de la existencia del Cono Sur (San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo, San Gabriel) y el distrito de Surquillo. La avenida Prolongación Benavides llegaba hasta lo que es hoy el cruce con la Avenida Velasco Astete, en el lugar conocido como El Trigal; todo lo que seguía a lo largo de 1 Km.,  lo que es hoy la Urb. Vista Alegre, la Universidad Ricardo Palma hasta donde discurre la carretera Panamericana Sur, eran plantaciones de maíz y fresas.

Surco hasta 1980

A mediados de la década de los 50s Surco mantenía su fisonomía urbana imbricada con los campos agrícolas, aunque se veía cada cierto tramo la transformación en zonas urbanas. Digamos que en la primera etapa de su transformación el comercio se hizo más intenso aunque siempre mantuvo márgenes para la innovación rural.

En la década de los 60s, el centro comercial de Chacarilla del Estanque marca el inicio de otra forma de comercio, sin lugar a dudas con la modernidad que ofrecían los supermercados de la época, aunque su desarrollo era lento. El inicio de la expansión urbana comienza a finales de los 60s cuando es asfaltada y alumbrada la Avenida Atocongo, la que luego se llamó Tomas Marsano y hoy Santiago de Surco.

Sin embargo, Surco mantenía su tradicional vida, donde la fruta, el vino y su gastronomía eran muy apreciados. Cabe resaltar que hasta esa época la religiosidad católica mantuvo su fortaleza dentro de los pobladores como lo es hasta el día de hoy.

En lo que respecta al desarrollo urbano, este se dio de manera explosivo, puesto que en la actualidad cuenta con más de una treintena de urbanizaciones (Tambo de Monterrico, Residencial Higuereta, Los Rosales, Chama, La Castellana, Los Olivos, Los Manzanos, Nueva Castilla, Talana, Chacarilla del Estanque, Valle Hermoso Oeste, Pancho Fierro, Las Gardenias, El Doral, El Rosal, Vista Alegre, Las Palmas de Surco, El Cóndor, Palmar, La Cruceta, Santa Rosa de Surco, La Virreina, El Totoral,  San Roque FAP, San Roque Civil, Honor y Lealtad, Residencial La Libertad, Los Precursores, Los Próceres y Sagitario, San Pedrito, Camino Real, Liguria, Vista Alegre, La Capullana); y no menos de una docena de asentamientos humanos (San Gabino, Luís Felipe de las Casas, Hacienda San Juan, Rodrigo Franco, La Floresta, Prog. Mun. De Viv. Los Viñedos de Surco, Señor de Los Milagros, Pq. Alto Sector I Etapa I, Pq. Alto Sector 2 Etapa II, JM Eguren Sector I, Santa Isabel).

Surco de hoy

Santiago de Surco - Red Vial

Es la remodelación de la avenida Santiago de Surco con su corredor vial que el transito se ordena, teniendo más fluidez y mejorado con la construcción de la Plaza de Los Cabitos u Ovalo de Higuereta. Tanto las avenidas Primavera Este,  Prolongación Benavides y Santiago de Surco conforman un radio que viene siendo saturado por el aumento del transporte urbano masivo y particular, hasta que se implementó el by-pass entre la Prolongación Benavides y la avenida Santiago de Surco; en este mismo espacio a inicio del 2010 se iniciaron los trabajos de construcción del tren eléctrico.

El “éxito” , por así decirlo, de la construcción civil en Surco permitió transformar las viviendas unifamiliares en edificios multifamiliares, trayendo consigo una transformación del espacio urbano; la mayor demanda de servicios transformó Surco en un espacio geográfico intermedio, entre el distrito de Miraflores y La Molina, ampliándose por otro lado su conexión con el Cono Sur donde habitan más de 800 mil personas. Surco se convirtió de esta manera en un distrito que por su misma ubicación debe soportar el tránsito de personas y vehículos entre los distritos de La Molina, San Juan de Miraflores, Villa Maria del Triunfo, Villa El Salvador, Pachacamac, Cieneguilla, Lurín, Ate Vitarte y en la estación de verano el fluido transito hacia las playas del sur de Lima.

El ornato se modificó sustancialmente, de una villa campesina a la de una ciudad sin abastecimientos elementales como transporte, agua, desagüe, dependiente de los elementales productos alimenticios, con una variopinta mezcla de lo elemental y lo moderno.

En 60 años transcurridos no quedó una hectárea para la agricultura, ni una cabeza de ganado vacuno; ni una gota de leche producida en sus legendarios establos, ni un kilo de fresa. En este tiempo transcurrido sólo se sembró cemento, de manera apresurada y precaria, sin un planeamiento urbano que obedeciera a una planificación con un mínimo de proyección; todo fue hecho al mismo tiempo, todo fue desmejorado, la salubridad, el medio ambiente, la ecología de los parques y jardines, todo fue cambiado.

Para ejemplarizar lo dicho. El cruce de las avenidas, hoy Santiago de Surco con Prolongación Benavides, tiene la plaza de Los Cabitos y su by-pass; antes fue un ovalo y antes un cruce infernal por donde transitaban personas, vehículos y demás; mañana lo cruzará el tren eléctrico.  Otro ejemplo es la actual avenida Santiago de Surco, hasta los años 80s era de doble vía, con un separador vial de tierra y piedras que separaba los dos carriles, estos estrechos, por donde pasaban con mucho esfuerzo dos vehículos normales; hoy se construye el tren eléctrico. Otro ejemplo es la avenida La Merced, la cual era totalmente de piedras, tierra y desniveles, hoy luce con dos carriles de 4 espacios para el transito de vehículos, pero los asaltos, robos y crímenes es lo común.

No está de más decir que las mejoras existen, pero en cuanto a las edificaciones, transporte público de pasajeros no existe nada bueno. Los ciclistas son marginados, no existen vías aptas para este tipo de transporte; la señalización vehicular es por decir lo menos inaceptable, existen cientos de cruces por donde cruzar una vía es temerario. Las personas de la tercera edad ven limitados sus desplazamientos debido al defectuoso diseño de las veredas. No hay que ser perspicaz para darse cuenta que la niñez ni la juventud cuenta con un complejo deportivo y mucho menos con una piscina municipal donde podrían disfrutar o prepararse para ser deportistas.

Otro caso es el complejo comercial Higuereta. Este es una mole de 4 pisos sin ninguna estética arquitectónica, muchos pisos abandonados, la mugre fluye por todos lados, el alumbrado nocturno no existe, los restaurantes se entremezclan con los de ropa, estética, relojerías, ópticas, venta y reparación de aparatos eléctricos, costureras, alquiler de Internet, vendedores ambulantes y todo lo que uno se pueda imaginar, todo junto y revuelto. Así de caótico es el mercado de abastos no muy lejos de este complejo comercial, donde el orden, la salubridad y el mínimo cuidado de salud no existen. En pocas palabras el comerciante de cualquier rubro puede ubicarse, poner sus cachivaches y listo.

El boom de la gastronomía en Santiago de Surco es todo un espectáculo. Casas familiares que por sus bajos ingresos decidieron abrir un comedor para almorzar, desayunar o simplemente para beber. Junto a un taller de mecánica existen no menos dos comedores (?). Perros, gatos, ratas, ratones todo junto. Los vendedores ambulantes pululan por todo lugar ofreciendo todo tipo de mercancías licitas e ilícitas. El comercio de todo tipo se apertura en cuanto se inicia cualquier obra de remodelación o mejoramiento.

Caso aparte son los lugares de consumo de droga (cocaína, pasta básica de cocaína, alcohol) en los extramuros de Surco, en el límite con el distrito de Barranco. Gente que por desgracia cayó en el consumo desmedido han llenado las calles de lumpen; el hampa y la prostitución callejera está allí donde uno menos se lo imagina.

Todo esto no se soluciona tan solo con vigilancia policial o lo que se encuentra de moda: el serenazgo. Esto es producto del crecimiento caótico de Surco, crecimiento  sin planificación, sin un mínimo de implementación y respeto a los espacios especializados. La fealdad de Surco salta a la vista, salvo uno que otro lugar que por esfuerzos de los vecinos mantienen a duras penas cierta intangibilidad de su barrio o cuadra. No se diga que Surco es el mejor distrito de Lima, adolece del buen gusto ya sea por que se entremezclan la capacidad adquisitiva de cierto sector de sus habitantes para mantener en buen estado su propiedad y la de su entorno, con las imitaciones lamentables de los que no poseen, todo esto con la complacencia de la autoridad edil. Esto debe cambiar.

De hoy en adelante el gobierno local debe contar con urgencia, no un catastro como otrora lo hacían, sino más bien con el diseño de lo que se quiere hacer con lo que cuenta actualmente Surco y sustentar con un estudio de planificación urbana a largo plazo lo que debería ser Surco. Debe modificarse con urgencia el Decreto Supremo de Alcaldía N° 12-2006-MSS, donde se precisan disposiciones y modifican artículos del S.A. N° 07-2006-MSS que aprobó el Reglamento Urbanístico y Edificaciones correspondiente al Distrito de Santiago de Surco, para frenar el estropicio que genera la construcción de viviendas multifamiliares (edificios), modificando lo que solamente tiene 20 años de existencia o en edificaciones de oficinas;  a la expansión urbana no se le debe permitir el lujo de hacerle perder a Surco más de lo que ya perdió. Una moratoria en construcciones debería ser lo único que permita frenar con lógica esta explosión urbanística hasta que existan planos que ordenen el espacio de manera más técnica.

Como dice un refrán “no hay que llorar sobre la leche derramada”, eso es lo que deben hacer las autoridades de la Municipalidad de Santiago de Surco, desde que se instale el próximo Gobierno Municipal el 04 de octubre 2010.

VIDEOS

Notas Relacionadas

19/08/10 Tren eléctrico: Tramo puente Atocongo – Plaza Los Cabitos

18/08/10 Santiago de Surco: Dénle una oportunidad

04/06/10 La incapacidad de administrar del Alcalde del distrito de Santiago de Surco

24/04/10 La vendimia en Santiago de Surco

29/03/10 Las faltas de la compañía encargada de la construcción del tren eléctrico

22/03/10 Inicio construcción tren eléctrico

20/03/10 Tren eléctrico

09/03/10 Tiempo perdido para el distrito de Santiago de Surco Lima-Perú

13/02/10 La corrupción en la Alcaldía del distrito de Santiago de Surco Lima-Perú

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Peru.

Anuncios

3 pensamientos en “LA AUSENCIA DE LA CIENCIA REGIONAL, GEOGRAFIA ECONÓMICA, ECONOMÍA REGIONAL Y PLANIFICACION URBANA, EN EL DISTRIRO DE SANTIAGO DE SURCO – III

  1. Pingback: El tren eléctrico y el peligro para los peatones « Toustodo's Blog

  2. Pingback: LA REVOLUCIÓN URBANA « Toustodo's Blog

  3. Pingback: SANTIAGO DE SURCO: INSEGURIDAD CIUDADANA « Toustodo's Blog

Los comentarios están cerrados.