LA GUERRA EN IRAK

Antes del 11S existían evidencias de la inseguridad que tenia EEUU frente al terrorismo; celos entre las agencias de seguridad, como algunos afirman, permitieron que ese día fatídico fuera atacado el corazón del mundo financiero en el centro de NY. Al parecer fueron tantos errores de George Bush Jr. desde su accidentado y amañado triunfo electoral, que el país más poderoso de la Tierra no se imaginó que sufriría desgracia alguna comparada con la que vivió durante el gobierno de George Bush padre.

De que los pueblos se equivocan cuando eligen a sus presidentes, no cabe la menor duda, fenómeno que no solo sucede en países con incipientes democracias, sino también en aquellos que sirven de paradigma. Es así que se inaugura la segunda etapa Bush, con la ira y la venganza, con el odio y las ambiciones que solo los locos pueden llevar a cabo.

En el imaginario popular mundial siempre fue criticado este George Bush Jr., aprendiz de villano; en su haber prontuariado por la ley norteamericana, tiene además el hecho de haber resucitado el síndrome Vietnam, guerra continuada y perdida por otro loco, Richard Nixon; esa guerra dejó solo miseria, muerte y destrucción, aunque algunos ganaron miles de miles de millones de dólares.

Hoy se vuelve a repetir la historia, cuando la debilidad ética y moral de los EEUU no puede ocultar las atrocidades cometidas en lo que va de la guerra en Irak; lo inaceptable es que el costo es tan alto que la humanidad perdió tesoros históricos, vidas humanas y tiempos de paz, todo esto por la simple razón de venganza de un puñado de hombres que acicatearon al pueblo norteamericano en tomar la justicia con sus manos.

Después de la ultima elección en que saliera elegido como presidente de los EEUU, Barak Obama, poco o nada a cambiado la situación en Irak; lo que se

Julian Assenge

debe tomar en cuenta es que el mundo no acepta lo que sucede en Irak y hartos de tanta mentira oficial apareció Julian Assenge, fundador de Wikileaks , que permitió conocer los excesos de esta guerra. En The secret Iraq files, se observa abundante información al respecto, pero lo más abrumador es la noticia que bajo el titulo de Roadside bombs, conocemos de semejante desproporción, al igual que en la Estadística de la muerte en Irak, y en el Pedido de las Naciones Unidas.

Esta guerra debe concluir.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 Peru

Anuncios