FELIPE GONZALES

Sería ocioso hacer una presentación de este ilustre español. Lo que sí se puede decir es, que la España de hoy no hubiese sido posible sin la presencia de este destacado político sevillano, quien impregnó a España en los años 80´s con esperanza, lo cual no supo darle Calvo Sotelo.

Aquella España de mediados de los años 80, como cualquier adolescente, España, se encontraba deambulando entre la dictadura y la democracia, pero llena de esperanzas. Por fin salía del túnel negro, del oscurantismo de un sicario de la esperanza que un pueblo lo había soportado durante 40 años, con matanzas atroces, con abusos, sin trabajo y pletóricamente ufanado de la diferencia social y desventura de los españoles.

Hace algunos días, el 07/11/10,  Felipe Gonzáles (FG) fue entrevistado por Juan José Millas, del diario El País . Deseamos resaltar  algunas palabras que desde nuestro punto de vista e interés profesional se hace cada vez más urgente tener presente en economías como la peruana, ya que algunos políticos quieren ocultar por su pérfida visión de la realidad la posibilidad de salir de este modelo económico que cada día más obtusa y marginal convierte a las personas.

Dice FG, “El sistema no tiene marco regulatorio, está librado a su propia fuerza, sin una alternativa que lo contenga, y se confía en esa mierda de la mano invisible del mercado que lo convierte en un casino sin reglas. Es peor que el casino porque el casino tiene reglas”

Dice FG, “No estamos prestando atención a la economía real, a la economía productiva. Las cosas se pueden resumir en que lo que llamamos el mundo occidental, con excepciones, se ha gastado lo que tiene que pagar durante los próximos 25 años. Estamos endeudados hasta los ojos mientras que Oriente ha ahorrado hasta las cachas”

Dice FG, “La relación entre la democracia y el mercado es desigual. Puede haber mercado sin democracia, pero no democracia sin mercado”

Dice FG, “Seguimos viendo el mundo desde una visión occidental, pero el mundo ya cambió”

Dice FG, “El dinero opaco es el que no procede de la criminalidad organizada, pero elude la fiscalidad. El negro, el que procede de la criminalidad organizada. Pero hay un punto en el que se mezclan los dos. Solo del dinero negro procedente de la droga deben de circular por el mundo en torno a 800.000 millones de dólares. Si ligas a la droga negocios asociados, como el tráfico de armas y de personas, aumenta el volumen de negocio. No hablemos de lo que se pueda hacer con ese dinero. Que tengas una pizzería o un hotel es legal. El blanqueo de dinero negro entra en el aparato circulatorio del sistema y proporciona puestos de trabajo y empieza a generar actividades económicas que no son ilegales”

Dice FG, “La globalización, incluida la del sector financiero, es la consecuencia de dos fenómenos: la caída del muro de Berlín, que escondía la amenaza y el freno al mercado. A eso tienes que añadir una revolución tecnológica sin precedentes. Se ha eliminado en la comunicación la barrera del tiempo y el espacio, eso es Internet. Esto revoluciona absolutamente el funcionamiento del sistema financiero porque tú puedes seguir los movimientos de la Bolsa de Shanghái en tiempo real. Yo he visto a estos jóvenes que están pegados al ordenador y que tienen una alarma que les avisa en Londres de lo que ocurre en Tokio a las cuatro de la mañana”

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 Peru.

Anuncios