Contra corriente

En el ámbito de la economía es sabido de los hechos históricos respecto de dos catástrofes económicas. La primera fue la referida a la  economía alemana después de la II GM, cuando el marco era un simple papel sin valor alguno; la segunda fue el caso peruano a finales de 1989, cuando debido a la inflación, esta pulverizo la moneda nacional, dejando al Perú en la miseria.

En base a esta experiencia que dejó marcada la memoria de los peruanos y  con la secuela traumática de no tener qué comer o con qué pagar los bienes y servicios que sustentaban su existencia, lo mejor es impulsar una permanente acción de vigilancia de las recetas liberales que hasta el día de hoy permanecen aplicándose de parte del Banco Central de Reserva del Perú.

No cabe duda que nada es eterno, por esta razón se tiene que estar atentos a los problemas de falta de confianza como el producido en los últimos años del gobierno fujimontesinista (1997-2000) o con la crisis económica internacional que se extiende hasta el día de hoy (2008-2011).

El Banco Central de Reserva del Perú-BCRP, al inicio de la segunda quincena de diciembre del 2010 señalaba que entre el 7 y 14 de ese mes, el promedio por día de la tasa de interés corporativa en Nuevos Soles había disminuido de 3.62 % a 3.61 %, y que al 14 de diciembre aumento a 3.63 %. Esta elevación de la tasa de interés quedó pulverizada en el periodo del 4 al 11 de enero del 2011 porque alcanzó un 3.87 %. Este encarecimiento del dinero y su riesgo en su uso es lo que determina esta alza.

Observemos la tasa de interés interbancaria. Hasta el 14 de diciembre del

Tasa de interés

2010 el promedio en Nuevos Soles fue de 2.96 %, al 21 de diciembre era de 2.97 %, al 28 de diciembre del mismo año de 2.98 %; al 04 de enero del 2011 ya era del 3.0 %, y como esperábamos, al 11 de enero del 2011 llegó al 3.16 %. .

Dígase que esto es debido  al manejo económico del BCRP, lo cual  no cabe duda, pero su dinámica al alza es debido a un coste de oportunidad que debilita la tendencia del crecimiento de la pequeña empresa. Ver Nota Informativa del BCRP .

Miremos el tipo de cambio con respecto al dólar norteamericano, siempre

Nuevo Sol

utilizando cifras oficiales del BCRP. Entre el 7 y 14 de diciembre del 2010 el valor del dólar subió de 2.818 a 2.822 Nuevos Soles por dólar; después de un mes (4 al 11 de enero 2011) el tipo de cambio de venta pasó de 2.802 a 2.801 soles por dólar. El 14 de enero del 2011 el tipo de cambio interbancario venta promedio fue de 2.7882 Nuevos Soles por dólar.

Este hecho deja entre ver el freno impuesto a la dinámica real de la economía, con el consiguiente encarecimiento del dinero (créditos) y de los bienes y servicios, privilegiando de por sí  a algunos sectores, y cuando no, afirmando que es a favor de la lucha contra la inflación. Al respecto, las reservas internacionales (RIN) pasaron de US$ 44,046 millones en diciembre del 2010 a US$ 44,639 millones al 11 de enero del 2011.

De allí la importancia de la observación de los mercados internacionales y el PBI (Octubre 2010 fue 8.3 %). En lo que se refiere al primer tema, el riesgo país (EMBIG) se mantuvo hasta diciembre del 2010 en 142 puntos, pasando a 144 puntos entre el 4 y 11 de enero del 2011; para el mismo periodo la cotización del oro fue de US$ 1,398 onza troy, cobre US$ 4.20 por libra, zinc US$ 1.05 por libra; y para el periodo 4 al 11 de enero del 2011, el valor de la onza troy del oro fue de US$ 1,378, el cobre US$ 4.30 por libra y el zinc US$ 1.09 por libra. Mientras el precio del oro baja lo mismo que el precio del dólar, las tasas de interés suben por encima de la cuota razonable de ganancia, lo cual indica el temor de una caída o por el favoritismo de algunos sectores de la producción.

La dinámica económica en este periodo de tiempo, 7 diciembre 2010-11 enero 2011, refleja la lucha entre la emergencia productiva y el mantenimiento de las cuotas necesarias de crecimiento, obrando como indicador real la convulsa situación social como por ejemplo el del sector agrario. Esta manifestación de descontento emerge desde las propias entrañas del modelo económico liberal que favorece al sector de la gran empresa y al sector exportador.

Caso curioso, por decir lo menos, es la medida adoptada por el BCRP en lo que respecta al retiro de circulación de la moneda de un céntimo; las razones la expone el BCRP en su comunicado . Al respecto según la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios – ASPEC, es un atentado a la economía popular.

Anuncios