Toustodo's Blog

Actualidad, Economía, Medio Ambiente, Recursos Naturales, Política

TRANSGENICOS: Perú, país libre de transgénicos

¿Sabe que son los trangénicos?

Los transgénicos son seres vivos (plantas, animales o microorganismos) que han sido modificados en laboratorio mediante la introducción de genes de otras especies de seres vivos, para proporcionarles características que nunca obtendrían de forma natral.

Por ejemplo, se extrae el ADN de uno de los 14 cromosomas que posee la fresa. De otro organismo, el pescado, se extrae el gen con la proteína que nos interesa implementar. Mediante ingeniería genética se clona, se modifica y se fragmenta el gen. A partir de este momento la información genética ya no es la de una fresa sino la de una fresa transgénica. Entonces, un transgénico, es un Organismo Genéticamente Modificado (OGM) al que se le ha introducido un nuevo gen que pasa a ser parte de su genoma.

Ejemplos reales


- Soja transgénica RR, cuando a la soja se le introduce un gen de una bacteria llamada AGROBACTERIUM  o un gen de la planta del crisantemo, los cuales le dan resistencia al HERBICIDA GLIFOSATO.

- Tomate trangénico, al tomate se le introduce un gen de pez conocido como lenguado, así el tomate transgénico es resistente al frió.

- Papa transgénica, a la papa se le introduce un gen de un cerdo para que cuando se fría la papa tenga el rico olor a cerdo.

- Maíz o algodón transgénico BT, al maíz o algodón se le incorpora un gen de una bacteria llamada BACILLUS thuringiensis que mata a los gusanos que comen la hoja del maíz o algodón. Así es llamado MAIZ Bt, o ALGODÓN Bt.

En forma natural, los genera de una vaca no pueden cruzarse con los genes de una hormiga, y los de una oveja no pueden cruzarse con los genes del maíz. Si se cambia el orden con el que la naturaleza ha distribuido los genes, lo producido ya no es la misma planta, animal o persona, creándose “un nuevo ser vivo”.

En la actualidad, los científicos están logrando pasar por encima de las leyes de la naturaleza mediante los recientes descubrimientos de la ciencia conocida como “INGENIERÍA GENETICA” o “BIOTECNOLOGIA” o “ADN RECOMBIANTE”.

Extender el uso de los TRANSGENICOS sin realizar investigaciones suficientes y durante muchos años sobre los efectos negativos que puedan ocasionar, tanto en la salud humana como en la naturaleza, es un acto de gran irresponsabilidad.

Consideremos que antes para el mejoramiento genético, la población indígena guardaba por ejemplo las semillas de las mazorcas de maíz mas grandes y robustas de su cosecha, las cuales eran almacenadas para ser utilizadas en la siguiente siembra con el fin que el nuevo cultivo rindiera una cosecha igual o mejor que la anterior. Este procedimiento de selección de semilla nativa se hacia sin afectar el orden natural y se basaba en un alto grado de respeto a la naturaleza.

Actualmente, este método de producción agrícola está siendo sustituido por el método de producción comercial planteado porla IngenieríaGenéticao Biotecnología Moderna o ADN Recombínate, rompiendo de esta forma la armonía entre la comunidad y la naturaleza, entre la economía solidaria y la cultura que fue transmitida por los indígenas y campesinos.

Según las informaciones disponibles sabemos que en la actualidad, cuatro empresas controlan el 80 % de la biotecnología del mundo; 60 % del mercado de plaguicidas; 23 % del mercado de semillas naturales y 10 % de semillas transgénicas, lo que representa para estas empresas una ganancia de 24.5 mil millones de dólares por año.

IMPACTO Y PELIGRO DE LOS TRANSGENICOS

1. En la salud humana

La naturaleza ha puesto sobre la tierra una gran cantidad de productos en las condiciones que nuestro cuerpo necesita tener vida y salud.

Es un peligro convertirnos en “conejillos de indias” al consumir productos transgénicos que no han sido probados lo suficiente para saber los efectos que pueden producir en la salud humana.

En 1993, la FDA(Agencia de control de Alimentos y Medicamentos) de EEUU, dió permiso a la empresa MONSANTO (Corporación Multinacional de Biotecnología Agrícola) para comercializar la hormona del crecimiento de las vacas obtenida por manipulación genética.

Esta hormona se inyecta a las vacas lecheras para que produzcan mas leche, causando a los animales efectos secundarios indeseables (malformaciones en terneros, trastornos reproductivos, mastitis). (1)

En 1998, un informe oficial canadiense menciona un estudio donde se afirma que entre el 20 y 30 % de ratas inyectadas con hormonas de crecimiento por manipulación genética, habían desarrollado anti cuerpos a la hormona, penetrando en la sangre, apareciendo quistes en la tiroides e infiltraciones en la próstata de algunos machos, incrementando el riesgo de contraer cáncer de próstata, mama y colon. Entonces existe un riesgo potencial para la salud humana, aun no se han realizado los estudios correspondientes (2).

Por lo conocido, es necesario que se realicen investigaciones suficientes a mediano y largo plazo antes de permitir la producción y uso de Organismos Genéticos Modificados – “Transgénicos” en el Perú.

2. En la biodiversidad

El uso masivo de los cultivos transgénicos amenaza la diversidad biológica y la vida en general, produciendo diversas consecuencias entre las que podemos mencionar, la contaminación de especies tradicionales o nativas. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) menciona en su Informe GEO-2003, de acuerdo a varios autores de investigaciones “la posibilidad de que genes modificados pasen descontroladamente de una especie a otra es un riesgo real que pondrían en peligro la biodiversidad que es fundamental para la seguridad alimentaria de la humanidad”.

 

El polen y las semillas de los organismos pueden ser transportados por los agentes polinizadores hasta lugares donde siembran variedades nativas o tradicionales  que pueden ser infectados por los transgénicos, por lo que el riesgo de contaminación genética es muy alto. (3)

Muchas son evidencias de los efectos que algunas regiones están sufriendo por el uso masivo de cultivos genéticos. Por ejemplo, el caso de México en los Estados de Puebla y Oaxaca, en donde al liberar semillas transgénicas en las áreas de cultivo se han contaminado aproximadamente el 32 % de la semilla nativa, y se ha puesto en riesgo a 300 variedades propias de la región (autóctonas) de maíz así como las diferentes formas de vida que existen en la zona.

Un peligro adicional en la biodiversidad (entre otros es la aparición de “PLAGAS MAS PELIGROSAS. Al crear un organismo resistente a los agrotóxicos por incorporación de genes, estas resistencias pueden transmitirse a las plagas a través de la introducción de los genes en su cuerpo.

La resistencia que adquieren los insectos, convierte de las plagas en “súper plagas”, debiéndose aplicar mayor cantidad de agrotóxicos a los cultivos (para el ser humano como destino final) creando así una dependencia de insumos producidos por las mismas transnacionales.

Cuando los insectos desarrollan resistencia a un determinado insecticida, las multinacionales desarrollan un insecticida mas fuerte, así los transgénicos deberán contener toxinas cada vez mas toxicas para enfrentar a los insectos.

El resultado de este proceso, “Mayores volúmenes de residuos tóxicos en los alimentos y mayores niveles de contaminación del suelo y los causes de agua”.

Los seres humanos no poseemos capacidad para desarrollar resistencia a los plaguicidas que cada vez son más tóxicos. Nuestra salud está cada vez mas expuestas a situaciones riesgosas. Esta contaminación por exceso de agrotóxicos provocara también alteraciones insospechadas en la flora y fauna que se alimentan de estos insectos.

Se afectarán las plantas que son polinizadas por las aves e insectos, reduciendo la producción de frutas, afectando no solo al ser humano sino a las aves, peces, entre otras especies que se alimentan de la amplia variedad de frutas y flores.

MIGRACIÓN

La siembra de soja transgénica está creando una serie de inconvenientes económicos y sociales en las zonas donde las parcelas son implantadas, debido al uso excesivo de herbicidas y otros plaguicidas, afectando la salud humana de la población campesina ubicada en los alrededores, ocasionando incluso muertes.

Esta situación arriesga la permanencia de las personas campesinas en sus pequeñas propiedades, debido a la presión que reciben por parte de las grandes empresas agropecuarias para la compra de sus propiedades o por la intensa aplicación de herbicidas a sus cultivos, lo que hace inviable la permanencia de las familias en sus comunidades, razón por la cual se ven obligadas a abandonar el lugar donde habitan.

¿Qué podemos hacer ante esta amenaza de transgénicos o de los organismos Genéticamente Modificados? Deberíamos informarnos sobre el impacto de los transgénicos en la salud del medio ambiente de los llamados países “avanzados”, los que se suponen que en sus modernos laboratorios den estar monitoreando muy de cerca los efectos que sufren sus aguas, tierras, flora, fauna y previendo cómo influirá este en los seres humanos que consumen esos productos transgénicos.

Los consumidores debemos presionar a las autoridades nacionales para que no aprueben experimentos con nuestro medio ambiente y seres humanos. Para lo cual los productores deberán ser severamente sancionados en caso de usar en la siembra las semillas transgénicas.

Que los consumidores y productores exijan el cumplimiento del principio de precaución y la ratificación del Protocolo de Cartagena, sobre seguridad de la biotecnología.

Promover la agricultura ecológica, sin la utilización de insumos químicos y con una mínima o nula aplicación de insumos externos a la finca. Buscar la aplicación de la norma que obligue indicar en el etiquetado de los productos intermedios o finales si contiene algún ingrediente transgénico.

Es necesario que actuemos antes de que sea muy tarde. Mientras los transgénicos estén en el mercado, la población está en riesgo de consumirlos sin su consentimiento y de tener efectos negativos o la degeneración de sus hijos o nietos.

En el Perú los gobernantes, congresistas, científicos están a favor dela Leyde Biotecnología Moderna y desean dar el visto bueno a los transgénicos. ¡No lo permitas!

(1) Paul Kingsworth. Hormonas de crecimiento bovino. The Ecologist, Vol. 28 N° 5,Madrid1998, Pág. 19-22.

(2) Jorge Riechmann. Cultivos y alimentos Transgénicos. Madrid España, Pág. 71.

(3) Ledford Heidi. Out of bounds, Nature, Vol. 445, N° 7174, 1° Enero 2007.

Temas relacionados

→ Transgénicos 

→ Productos transgénicos

→ Alimentos transgénicos

→ ¡No a los transgénicos!

→ Plantaciones genéticas

About these ads

Written by toustodo

27 junio, 2011 a 4:53 PM

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: