Estirpe inca

Príncipe Cusi Yupanqui o Pachacutec. Princesa Añas Kollke, mujer de Pachacutec, hermana de Atahualpa.

Ñusta Añas Kollke, concubina de Pizarro. Su hijo fue Francisco, como su padre.

Ñusta Añas Kolke, a la muerte de Pizarro se casa con Juan de Betanzos.

Los chancas formaron varios ayllus, divididos en dos bandos de Hanan y de hurin. Jefe mítico de Hanan fue  Uscovilca; jefe mítico de Hurin fue Ancovilca.

Generales de Cusi Yipanqui, Vica Quirao, Apo Mayta, Quiliscachi Urco Huaranga.

Cusi Yupanqui, héroe de la resistencia en el Cusco contra los chanca. Supuesto hijo de Viracocha.

Servidores o criados de los generales de Cusi Yupanqui: Pata Yupanqui, Muru Uanca, Apo Yupanqui, Uxulaurco Guranga.

Atahualpa, hermano mayor de Huáscar. La madre de Atahualpa fue la ñusta Tocto Ollo Coca.

Túpac Yupanqui, fue abuelo de Atahualpa.

Túpac Yupanqui,  hermano del Inca Pachacutec. Huana Yupanqui, hermano de Capac Yupanqui.

Príncipe Túpac Yupanqui.

Príncipe Tito Cusigualpa, hijo de la coya Mama Ocllo y Túpac Yupanqui.

Pachacutec, fue padre de Túpac Yupanqui y de Amaru Yupanqui.

Curaca Contarhuacho, señora de Huaylas, esposa secundaria de Huayna Capac, madre de la princesa Inés Yupanqui, concubina de Francisco Pizarro.

Sinchi Roca, padre de Manco Sapaca y Lloque Yupanqui.

Inca Roca, padre de Yáhuar Huaca. Pahuae Gualpa, heredero de Yahuar Huacac. El heredero de Yauar Huacac fue Pahuac Gualpa.

Viracocha, padre de Urco.

Curaca Taulichusco, padre de Guachiniamo y Gonzalo hermano de éste.

El inca Tarco Huamán fue desposeído del poder a favor de Cápac Yupanqui. Lo mismo sucedió con su hijo Quispe Yupanqui.

 

Palabras de Pachacutec a sus deudos más cercanos y a los principales señores del Cusco  antes de morir, según Sarmiento de Gamboa: “¡Hijo! Ya vez las muchas y grandes naciones que te dejo y sabes cuánto trabajo me han costado. Nadie alce los ojos contra ti que viva, aunque sean tus hermanos. A estos deudos nuestros te dejo por padres, para que te aconsejen. Mira por ellos, y ellos te sirvan. Cuando yo sea muerto, curarás de mi cuerpo y ponerlo haz en mis casas de Patallacta. Harás mi bulto de oro en la casa del Sol, y en todas las provincias a mí sujetas harás los sacrificios solemnes, y al fin la fiesta de puracaya, para que voy a descansar con mi padre el Sol”.

Y cantó: “Nací como lirio en el jardín, y así fui criado, y como vino mi edad, envejecí, y como había de morir, así me sequé y morí”.

Anuncios