Legislar en España y sus réditos

El 19 de julio del 2011, las Cámaras españolas, la del Senado y la de Diputados aprobaron hacer pública sus declaraciones juradas. Esto significa 261 declaraciones juradas por el lado de los senadores y más de 300 por la de diputados .

El octogenario Manuel Fraga, conspicuo líder del PP, afirma poseer un millón de euros en varias cuentas bancarias, acciones, fondos de inversión y planes de pensiones. También declara poseer en el banco Santander 127,818 euros, más 95,574 euros en acciones, valores y productos de renta fija; tres fondos de inversión  por un total de 638,014 euros; posee una sola propiedad inmobiliaria.

Manuel Fraga (Centro)

La otra joyita es Javier Rojo, senador del PSOE, que dice poseer 42,465 euros en sus cuentas y 86,700 euros en fondos de pensiones, tres casas y como es ahorrista ganó 7,054 euros por intereses.

Javier Rojo

Pio García Escudero, es otro personaje encantador, portavoz del PP en laCámara Alta, dice que obtuvo el año pasado 96,800 euros  de su grupo político más 1,825 euros por dividendos, más 3,400 euros por intereses de sus cuentas. También afirma tener  arrendada una vivienda por la cual percibió 8,100 euros y 5,124 euros por el alquiler de un local comercial. También posee 3 viviendas, más el 10 % por el alquiler de otra vivienda y en iguales condiciones la de un establecimiento comercial. Tiene un Peugeot 406, un Mercedes A-140 y una cuenta liquida de su IRPF que equivale a 71,759.70 euros.

Pio García Escudero

 
La portavoz socialista Carmela Silva, declara dos pisos.

Carmela Silva

Javier Arenas, posee 138,000 euros de un crédito hipotecario, dos pisos, la sexta parte de una herencia, una tercera parte del saldo de un fondo de inversión por 45,424 euros y el mismo porcentaje en una compañía familiar por 33,812 euros, etc.

Javier Arenas

El asunto es saber si es ético que un político obtenga, mantenga, amase y siga haciendo política cuando cientos de miles de españoles se mueren de hambre o no tienen trabajo. La otra interrogante es, porqué la democracia permite semejante situación, no solo en España. Por lo pronto, política y negocio es una combinación no santa, es censurable.

Anuncios