Después de Bruselas

“Los banqueros son los culpables de este desastre y no se enteran”, Angela Merkel.

El 26.10.11, fue la gran reunión de los líderes de la UE en Bruselas. Como de costumbre el rito se volvía a repetir: alfombra tendida, reporteros, automóviles de donde descendían  los primeros ministros y jefes de gobierno, seguridad personal, sonrisitas, apretones de manos, ósculos en las mejillas. Un serio Georgios Amdreas Papandreu hacia declaraciones, lo mismo Angela Merkel, Cameron; otros pasaban de largo como Silvio Berlusconi. En fin lo de siempre.

España fue el país más golpeado en esta reunión, asunto que tuvo repercusiones en los niveles políticos internos de aquel país, y por supuesto Grecia, como de costumbre en estos últimos años.

Podemos resumir de la siguiente manera los resultados de la maratónica reunión de Bruselas de la siguiente manera:

 1. La Autoridad Bancaria Europea, señaló que la banca española requería de 26,161 millones de euros, que es el capital mínimo requerido. De este total 21,452 millones de euros corresponden a los bancos Santander  y al BBVA. Sin embargo, ambos bancos comunicaron que descartan ampliar su capital o recurrir a la ayuda pública, pues redujeron esa cifra a 13,500 millones de euros haciendo ajustes. Su confianza se basa en su capacidad de generación de capital hasta julio del 2012, para cumplir con el 9 % de capital que le fuera impuesto en la anterior reunión.

 2. El sistema financiero europeo requiere de 106,447 millones de euros. Los responsables del  cálculo afirman que este factor conjuntamente con los criterios para calcular el capital de riesgo permiten confirmar que los bancos españoles son los perdedores en el acuerdo.

 3. Los cinco bancos que entraron en el computo fueron: Santander, BBVA, Bankia, La Caixa y Popular, determinándose que es España el país que más dinero necesita después de Grecia. El gran riesgo español son los activos en edificación, porque todo se encuentra copado en las cajas de ahorros y estas no han sido sometidas al examen. La recapitalización es para cubrir lo que menos riesgo tiene que la deuda soberana.

 4. Se debe de tener en cuenta que el sistema financiero de Alemania y Francia son los más expuestos a la deuda soberana, pero sus bancos se harán de mucho menos capital que la banca española.

  5. Los jefes de estado y de gobierno de los 17 países de la eurozona pactaron con la banca para que esta absorba el 50 %  de las pérdidas en los bonos griegos, lo cual supone unos 100 mil millones de euros. El objetico es reducir la deuda griega al 120 % del PIB desde aquí hasta el 2020. También lograron un acuerdo para el aumento del fondo de rescate (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, FEEF), hasta un billón de euros, pues actualmente el fondo cuenta con  250 mil millones de euros disponibles de los 440 mil millones de euros iníciales.

 6. Klaus Regling, presidente  de la FEEF, viajó a la República Popular China, para solicitar su participación en el fondo de rescate, luego viajará al Japón con el mismo propósito. La República Popular China, Japón y Rusia son los principales tenedores de los bonos europeos.

 7. Para el segundo rescate de Grecia se realizó una reunión entre Herman Van Rompuy (presidente del Consejo Europeo), Nicolás Sarkozy (presidente de Francia), Angela Merkel (primera ministra Alemania), Christina Lagarde (jefa del FMI) y Charles Dallara, para que los bonos, descontando las pérdidas, fueran aseguradas por Grecia, y no como fuera el acuerdo de julio pasado, donde la responsable era la zona euro.

 8. Al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se le exigió garantías para el cumplimiento de las promesas de su gobierno respecto a los ajustes y reformas exigidas por la UE. La Comisión Europea le solicitó a Berlusconi que presentara antes del inicio del Consejo Europeo una lista detallada de los compromisos para estabilizar su economía como también un calendario claro y transparente.

 9. Bruselas comunicó a España aplicar los compromisos de recorte del déficit, la reforma de las pensiones, el mercado de trabajo, el recorte de los sueldos de los funcionarios y una cuestión adicional “Nuevas acciones necesarias para aumentar el crecimiento y reducir los niveles de paro. Eso debería incluir cambios en el mercado laboral para introducir más flexibilidad, y otras reformas para incrementar la competitividad, en especial en el sector servicios”.

 

Anuncios