En defensa de la Amazonía

Existe un amplio temario sobre asuntos que atañen a la Amazonia, desde los educativos, hasta el de denuncias sobre contaminación, especialmente por de derrames de petróleo. El caso Chevron-Texaco, es uno de ellos.

Este caso fue visto y sentenciado por la justicia ordinaria del Ecuador, después de ocurridos los graves daños ecológicos y socio-ambientales. Fue ratificada la sentencia a la petrolera estadounidense Chevron por la Corte de Justicia de la Provincia de Sucumbios-Ecuador, por daños causados en la Amazonia de ese país, sentencia que debió esperar 17 años. La indemnización alcanza la cifra de 6,300 millones de euros, aunque podría llegar a US$ 13,795 millones, en caso que la empresa Chevron no se disculpe con los damnificados.

Entre 1964 y 1990 la compañía Texaco hoy parte de la Chevron, causó daños ambientales, los cuales fueron denunciados, por el Frente de Defensa de la Amazonia, auspiciadora de los colonos e indígenas que son los demandantes.

Como es comprensible en estos casos, Chevron, calificó esta decisión como “ilegitima”, tildándola de “fraude”. Luis Yanza, coordinador ejecutivo de la Asamblea de Afectados por Texaco, afirma que “se confirma y se ratifica que la compañía contaminó y afectó la Amazonia. Este es un paso más para señalar al culpable y luchar por que se remedie el daño. Claro está decir que ningún monto alcanzará para reparar todo el crimen que hicieron en nuestra zona ni revivir a los cientos de muertos”.

Se estimó que el costo de limpieza y compensación por los daños eran US$ 27,000 millones, sin embargo Chevron desestima dicho informe por considerarlo no independiente, además sostiene que n 1990 logró un acuerdo con el gobierno de la época, el cual la exoneraba de responsabilidades medioambientales, aunque la misma justicia estadounidense fallara en su contra .

Pablo Fajardo , es el artífice del triunfo contra Texaco-Chevron.

Anuncios