El Perú y su futuro ecológico-económico

 

 

 

Oscar Muñiz

Han pasado más de cuatro años desde que se inicio la actual crisis económica global. EEUU fue el epicentro seguido por los países que conforman la UE. Quiebras de negocios, rescates, incremento del desempleo, son tan solo algunos indicadores que hasta hoy se manejan. Sin embargo desde la segunda semana de mayo-2012 retorno a España el tema de la austeridad y recortes; en Grecia retornaron las elecciones, las protestas y los disturbios callejeros.

Definitivamente lo de austeridad versus economía de bienestar es un tópico polarizador, puesto que la economía del bienestar es la madre  de todas las desgracias por ser una puerta abierta al dispendio y mala gestión en el sector privado y estatal. Caso visible es el escándalo Bankia el cual a medida que más se conoce salta a la vista que los interesados pretenden acallar la verdad.

El caso YPF es otro grano de arena que se suma  al cumulo de desgracias de los españoles,  lo mismo que sucedió en Bolivia con la nacionalización de la distribución de energía que realizaba una compañía española. Emisarios van y vienen, la gente opina, los políticos alegan. Lo claro en todo esto es que parece que no dicen la verdad sobre el tema, sin embargo cabe una sola pregunta al respecto: ¿Cuándo la dicen?

Paremos por un momento en Perú, país con una economía insigne en el contexto actual, según algunos. De acuerdo a información detallada, el Perú tiene un importante potencial como productor de gas natural y petróleo, básicamente por aumento de las inversiones de empresarios internacionales.

El tema central es, asegurar la integridad energética, incrementando su eficiencia, usando gas natural y energía hidroeléctrica.

Las reservas probadas de petróleo son de unos 582 millones de barriles (reserva probada a enero-2012). El grueso de esta reserva petrolera se ubica en la zona amazónica. El primer descubrimiento offshore fue realizado en el Lote Z-2B (San Pedro); descubrimientos recientes offshore se realizaron en el norte peruano (Talara 1.4 millones de barriles), y onshore en la cuenca del rio Marañón (Amazonia 970 millones de barriles). Este descubrimiento, para algunos, ha permitido alquilar el 41 % de la Amazonia peruana a compañías petroleras y de gas, área que incluye zonas protegidas pertenecientes a los pueblos nativos.

Los consorcios extranjeros son los que realizan la producción de petróleo mientras que Perupetro se encarga de todas las tareas de supervisión y exploración-producción. Según Petroperú el 74 % de la producción de petróleo crudo en el año 2011 fue producido por tres empresas: Petrobras de Brasil, Pluspetrol de Argentina y Savia Perú antes Petrotech de Perú, existiendo más de 50 empresas petroleras extranjeras explorando petróleo y gas. En agosto-2011, Petroperú contaba con 82 contratos de hidrocarburos en vigor, 20 de estos contratos son de producción y 62 son proyectos de exploración. A finales del 2011 la licitación realizada por Petroperú dio como resultado 11 nuevos contratos de exploración y producción, ofreciendo a posteriori 30 contratos de exploración hasta julio-2012, todos en la región Amazónica.

Para entender el universo petrolero peruano debemos saber que el Perú producía en el año 2000 un total de 99,600 bb/d; en el 2010 se incremento a 158,300 bb/d, descendiendo en el 2011 a 153,800 bb/d. De conformidad con las explicaciones que ofrece Perupetro, de los 153,800 bb/d el 46 % es crudo y el 54 % líquidos de gas natural (NGL). Sin embargo, como dato, el Perú es importador neto de petróleo crudo de Ecuador, importación que fuera en el 2010 de 189,000 bb/d.

 ¿Qué es lo que podría aumentar? Lo que podría incrementarse son las reservas inexploradas de líquidos de petróleo crudo y gas natural. Perupetro confirma que el 24 % del crudo peruano es abastecido por aéreas en tierra firme, y que toda la producción de NGL también proviene de tierra firme. De acuerdo a los pronósticos realizados en enero-2012, la producción de petróleo se duplicara en el 2016 en más del doble, o sea unos 350,000 bb/d, teniendo esperanzas Perúpetro   que se superara los 500,000 bb/d para el 2021.

Este es el marco para los próximos 9 años, por lo tanto y como consecuencia de esta carrera energética habremos de esperar la continuidad de los conflictos sociales-ambientales, en donde una vez más las comunidades indígenas amazónicas serán golpeadas una y otra vez. No dudamos que con el marco legal actual se agudice el grado de degradación de la Amazonia y en la tercera década del presente siglo habrían desaparecido los nativos de región Amazónica.

Anuncios