Una propuesta antigua para la crisis europea

 

 

 

 

Por, Oscar Muñiz

 

 

R. Bootle

¿Quién es Roger Bootle?

Economista británico, de 60 años.

Libros: Money for Nothing, 2003, donde pronostica la caída mundial de la vivienda.

Profesor de Oxford y economista jefe de HSBC

Actualmente dirige una consultora en Londres, Capital Economics.

Está convencido de la ruptura parcial de la zona euro.

Ganador del premio de Economía Wolfson 2012, proporcionando la mejor respuesta a la pregunta: “Si los Estados miembros abandona la Unión Económica y Monetaria, ¿Cuál es la mejor manera para el proceso económico que se logro? La respuesta está en el Informe “Dejar el euro: una guía práctica”

 

 

 

Bootle afirma, “El euro es una maquina de depresión de decisiones. Los políticos siguen tirando dinero para apoyar a las naciones más débiles con problemas de la deuda. Nunca hablan de restablecer el crecimiento. Lejos de ser un desastre, una ruptura del euro es la única manera de traer de vuelta el crecimiento y sacar a Europa de este lio. Esto puede suceder pronto”.

El economista griego Yanis Varoufakis, dice que “Europa necesita crear el Estado federativo, con el estilo de deuda compartida por todos los miembros de la euro zona. Si esto ocurre, la zona euro probablemente se disolverá”.

Si el euro se rompe lo primero que sucederá será el inicio del desorden, seguido de grandes dificultades para los países que dejen el euro. A continuación se iniciara una serie de quiebras debido a la deuda soberana y el pánico temporal en las bolsas del mundo. Este es el primer efecto, pero tendera con el tiempo a pasar, aun si las naciones débiles permanezcan en el euro; esto se prolongaría por algunos años, lo cual sería mucho peor, como lo que está sucediendo actualmente en España, Portugal, Italia, Grecia e Irlanda.

La apuesta de Bootle es por la ruptura de un solo golpe , al estilo peruano de 1990, el famoso fujishock . El primer problema de estas economías es el exceso enorme de la deuda soberana que es superior al 100 % del PIB en Grecia e Italia; el segundo problema importante en PIIGS Europa (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia, España) es la pérdida de competitividad y el excesivo costo de producción. Entre 1999 y 2011 los costos unitarios de mano de obra (salarios y prestaciones necesarios para producir un automóvil  o un computador) se incremento 4.3 % en España, 3.4 % en Italia y 4.1 % en Irlanda, mientras que en Alemania solo fue 0.9 % al año. La brecha de competitividad es de 30 % a 40 %. (R. Bootle)

Por esta razón si permanecieran los países del PIIGS-Europa en el euro solo ellos tendrían que resolver su problema de competitividad por medio de la austeridad (desempleo, bajos salarios, incremento de impuestos, reducción del gasto publico) proceso que duraría no menos de 10 años. Sin embargo la duda e intereses de la deuda se mantendrían en euros, mientras que los ingresos fiscales descenderían. Es impensable que estos países dejasen de pagar la deuda y siguieran en la zona euro.

¿La receta del Sr. Bootle dará resultado?

Leer

“Dejar el euro: una guía práctica”

 

Anuncios