PERU DE AYER Y HOY

 

Muñiz&Asociados

 

 

 

 

Por Oscar Muñiz

La perseverancia es una virtud.  La perspicacia es un requisito para entender economía.  La experiencia indica que la economía por si sola es tan simplista que se vuelve tediosa, o como dijo un matemático -o ¿tal vez físico?-, que no estudio economía porque le pareció muy fácil. La verdad es que no le faltaba razón, ya que la economía se enseña con tres ecuaciones, dos derivadas y a lo sumo una integral. El hecho de que la econometría exista es gracias a la matemática, pues la economía como tal es un bucle infinito.

Los estudios multidisciplinarios son efectivos cuando tratan de explicar un problema. Veamos más de cerca lo que queremos decir.

El Perú tiene una superficie total de 128’521,560 Ha. No es un país agrícola, debido a la limitación del factor físico que hoy llamamos calidad de los suelos. Solamente el 3.81 % de la superficie es apta para la agricultura, lo que equivale a 4’902,000 Ha. Esto es lo que no se dice o se evita decir.  El Perú es un país con aptitud forestal, pues las tierras aptas para la producción forestal tienen una superficie de 48’696,000 Ha. (37.89 %) y, las Tierras de Protección representan el 42.25 % del total de su superficie o lo que es lo mismo a 54’300,560 Ha. área donde se pueden desarrollar actividades energéticas, de vida silvestre, de pesca y recreación, como también las atracciones paisajísticas y turísticas, entre otras.

Entonces, de aquí podemos inferir que la agricultura en el Perú tiene un límite para absorber mano de obra, pues en todo caso sería la actividad forestal o el turismo, recreación y actividades basadas en las atracciones paisajistas las que dieran mayor posibilidad de oferta laboral.

Sin embargo para no confundir queremos presentar al Perú atraves de su propia comparación, proponiendo otra  visión, desmitificando los “logros” que no son más que triunfos aislados adjudicables con justicia a un grupo reducido de agricultores-inversores que son contados con los dedos de una mano.

Empecemos por su población. La población del Perú en los últimos 69 años se quintuplico. En 1943 tenía 6’598,543 habitantes y en el 2012 es de 30’140,607 habitantes. En 1943 solo 4 departamentos poseían algo más de 500 mil habitantes; en el 2012 pasan del millón de habitantes más de 11 departamentos, destacándose Lima con más de 9 millones de habitantes.

En las ultimas 7 décadas (1950-2010) la población nacional se incremento vertiginosamente, mientras que la tasa de crecimiento fue disminuyendo; sin embargo la planificación familiar aunque tiene prioridad gubernamental, esta encuentra resistencia especialmente en la esfera religiosa católica; sin embargo, siendo el pueblo peruano un pueblo católico, aun así recibe con alivio este tipo de apoyo, aunque la educación sexual es combatida desde varios sectores, la población más vulnerable que es la de bajos recursos económicos y  que estos suman millones, no alcanzan los beneficios de una planificación familiar y educación sexual adecuada.

Respecto a la agricultura. En 1950 Manuel Fuentes Irurozqui decía: “La primera estadística agrícola fue la del azúcar que se remonta a 1909, por vía de ensayo, sin que haya habido continuidad hasta fechas mucho más recientes; no se conoce el área de sus bosques, de sus pradera ni de posibles cultivos, solo existen datos sobre las zonas cultivadas de regadío; no han sido suficientemente analizados la propiedad de la tierra y su régimen, como tampoco las regulaciones jurídicas del arrendamiento y de la aperceria”.

A partir de la década de los 60 del siglo XX, recién se conoció tecnicamente las áreas de bosques, los cultivos, los tipos de suelos.  En el estudio sobre el potencial de las tierra del Perú de acuerdo a la clasificación según su capacidad de uso mayor se consigna que las Tierras Aptas para Cultivos en Limpio son 4’902,000 Ha. (3.81 %) (ONERN). La superficie cultivable en 1950 fue de 1’494,000 Ha. (Manuel Fuentes Irurozqui), y en el 2009 de 3’650,000 Ha. (Banco Mundial). Como dato adicional tenemos que la superficie cosechada de los principales productos agrícolas en 1997 fue de 2’330,620 Ha. y la superficie sembrada por campaña agrícola según principales productos 1992-93 fue de 1’264,654 Ha. (INEI). Como se observa todas las cifras no sobrepasan ni igualan a la proporcionada por la Oficina Nacional de Evaluacion de Recursos Naturales.

Entre 1950 y el 2009 la superficie cultivable utilizada se duplico de 1’424,500 Ha. a 2’651,034 Ha. (ratio 2.5), esto quiere decir que en 59 años esta superficie creció en promedio unas 36,542 Ha. lo cual es insuficiente para una población en crecimiento. Fíjense, en 1943 la relación Superficie Agrícola/ Habitantes fue de 0.743, sin embargo en el 2012 solo alcanzo el 0.163.

Otro problema es el deterioro del recurso suelo.  La ONERN, señala que “El recurso suelo, uno de los factores principales de la producción del país, viene siendo deteriorado notablemente y, por lo tanto, empobreciéndose en forma progresiva a causa del uso inapropiado del mismo. La presión demográfica sobre las escasas tierras productivas del país es creciente y, en consecuencia, los desajustes sociales y económicos vienen originando un significativo y dramático descenso en la productividad de las tierras agrícolas”. Esta opinión técnica servirá para esclarecer algunas dudas que puedan quedar.

Despues de 61 años transcurridos entre 1950 y 2011, el área para los principales cultivos se incremento en 1.86. Sin embargo algunas áreas de los productos agrícolas como cebada, trigo, algodón, quinua y cañihua, camote, tuvieron un decrecimiento.

Este panorama es más dramático cuando utilizamos como indicador la relación Área de Cultivo / Habitante (Ha/Cultivo). Es evidente el descenso de la superficie de los cultivos de papa, cebada, maíz, trigo, algodón, frutales, caña de azúcar, quinua y cañihua, camote y yuca. Esto evidencia la crisis de la agricultura y el auge de las importaciones. Si los precios de los productos suben, una de las razones es esta, el descenso incontenible en 61 años de la disponibilidad de áreas agrícolas para la producción. Más bien no solo el cambio del uso del suelo agrícola por el urbano fue el problema central, es el factor detonante de la crisis alimentaria y productiva del Perú; Lima es el ejemplo más claro de la transformación de suelos agrícolas en urbanos, le sigue en este drama Arequipa y Trujillo.

Pero veamos más de cerca la problemática agropecuaria.

Las importaciones que más han preocupado a los gobiernos en las últimas décadas son las de trigo, carne, leche, mantequilla y huevos; a lo largo de las décadas, antes de 1950, el Perú aseguraba  plenamente su producción agrícola y consumo. El problema se origina al desaparecer el régimen de vida tradicional, el cual permitia producír tanto para el consumo como para la formación de un excedente. Posteriormente es el tránsito de la explotación extensiva a la intensiva como también la aplicación de criterios y sistemas modernos de producción agrícola lo que crearon nuevos problemas en el agro.

En los últimos 50 años fueron objeto de estudio la colonización rural, la electrificación, el regadío, la enseñanza y experimentación agraria, la aplicación de maquinaria moderna, el estudio de los suelos y su composición geológica, la aplicación de los abonos adecuados, el movimiento cooperativo y un saneamiento del régimen fiscal y tributario. Sin embargo el problema agrario actual es grave; la agricultura es estrangulada por el manejo político, por las sequias e inundaciones o por los conflictos sociales, en muchos casos todos a la vez.

Es así que cuando predominaba en la economía el área rural, destacaban como principales cultivos alimenticios la papa (Superficie de 185,000 Ha. y 820,000 toneladas de producción en continuo aumento; el rendimiento de la papa en la Costa era de 10 toneladas/ha, y en la Sierra 20 toneladas/ha.), el trigo, el maíz, la cebada, el arroz, la quinua, la alfalfa y la vid; los cultivos tropicales y de exportación fueron el algodón, el azúcar, el café, el té, el cacao, el tabaco y los bosques; y por ultimo aunque no menos importante las plantas medicinales e industriales fueron la quina , la coca , el cube   , la tagua , las gomas y balatas y las maderas.

Para entender mejor revisemos la producción del trigo, algodón y azúcar, cultivos emblemáticos del Perú.

  1. Trigo

Lo mostrado en el cuadro es solamente la producción local, pues el total de trigo consumido por año es de 1.73 millones de TM, de este total al menos 1.5 millones de TM se importan y las 230,000 TM es la producción local.

AÑO

Ha

TM

Kg/Ha

1918

97,848

62,116

635

1923

122,993

75,835

616

1928

104,963

83,697

797

1933

120,758

72,768

603

1938

121,741

103,076

846

1943

106,322

90,279

849

1946

97,016

90,649

934

2002

138,531

170,000

1227

 

  1. Algodón

El caso de la producción del algodón es dramática, si bien en el año 1938 se alcanzo la mayor superficie utilizada con este cultivo y su mayor producción, la oscilación y caída en la producción fue notoria desde finales de la década de 1990. En la década del 2000 la mayor producción fue en el año 2006, cayendo en el año 2011 solo a 45,000 TM, volumen igual al del año 1925, lo que significa un retroceso de 86 años. Es lógico que  en esta situación las exportaciones hayan sido nulas.

Respecto al linter, producto que se extrae de la semilla del algodón, posee un alto contenido de celulosa, tiene un uso común como soporte para esencias o perfumes, filtro para uso de algunas actividades industriales. El linter del algodón no es estrictamente necesario para hacer papel a mano pero le da suavidad, lo desacartona. Se le utiliza para elaborar papeles para arte. Queda claro que con la situación por la que atraviesa la producción de algodón este producto no figura en las estadísticas.

AÑO

 Ha TM ESPORTACION EXPORTACION CONSUMO INTERNO TM
      Algodón TM Linter TM  
1916 55,635 24,603      
1925 118,518 45,467

41,520

200

3,051

1935 162,088 85,175

77,319

603

6,454

1938 190,702 85,885

69,565

565

6,202

1943 124,739 56,781

35,691

325

11,500

1946 140,000 71,262

119,685

529

11,114

1947 125,000 65,069

56,371

323

12,006

1948 130,000 61,361

50,956

343

13,083

2000 89,243 25,000      
2006 93,537 78,000      

 

  1. Azúcar

Producto con limitadas perspectivas de desarrollo,  con álgidos problemas especialmente en la zona norte del Perú.

(1)

(2)

(3)

(4)

(5)

1935 52,617

389,046

78,431

324,772
1938 52,880

355,962

93,361

249,935
1943 47,746

389,790

127,432

180,417
1946 50,576

397,200

157,542

260,247
1947 50,346

431,970

166,130

351,525
1948 48,750

407,800

177,476

275,545
1999 58,127

6’278,600

   
2005 61,549

6’304,100

   
2009 75,348

10’100,100

   

 

(1) Año

(2) Área cultivada de caña

(3) Producción total de azúcar y chancaca

(4) Consumo nacional de azúcar y chancaca

(5) Cantidad total efectivamente exportada

 

Por último, y no menos importante, es la división política-administrativa del Perú, este es un aspecto curioso que obedece más a la idiosincrasia nacional que a una visión moderna de país. Tomamos como referencia la división política al 30/11/2009, esta nos indica que, el número de provincias se incremento hasta un 60 %; mientras que el número de distritos se incremento hasta un 72 %, solo en 69 años.

El proceso de regionalización que con tanto entusiasmo se inicio en 1985, fue aplastado por el departamentalismo, creándose regiones administrativas tomando como base geográfica los limites de los departamentos, con una estructura burocrática anquilosada, que favorece la corrupción e impide el desarrollo social y económico, lo cual se puede constatar por la exigua efectividad en la ejecución de los presupuestos asignados por ley general de Presupuesto Anual y por la ineficiencia técnica en la formulación y evaluación de proyectos. El retraso en todo el sentido de la palabra es apabullante.

FECHA

NUM. DEPARTAMENTOS NUM. PROVINCIAS NUM. DISTRITOS
09/06/1940

22

122

1,064

02/07/1961

23

144

1,491

04/06/1972

23

150

1,676

12/07/1981

24

153

1,680

11/07/1993

24

188

1,793

03/08/2005

24

195

1,811

21/10/2007

24

195

1,833

30/09/2009

24

195

1,834

 

Esperamos que en el año 2013 se inicie un verdadero saneamiento de estos problemas y que esta acción permita superar sino todos los problemas aquí indicados por lo menos algunos de ellos. Consideramos que la regionalización debe ser impulsada en base a la experiencia obtenida en los últimos 16 años; en esta esperanza no consideramos incluida la utilización de la limitación departamental, exigimos que se utilice la delimitación regional en base a parámetros técnicos que en la actualidad se posee. Con esto se impulsaría el desarrollo regional, con perseverancia y perspicacia.

Anuncios