El comercio mundial y sus implicancias

Muñiz&Asociados

 

 

 

 

Por Oscar Muñiz

 

El comercio mundial deviene en descenso cada año, esto no significa que por más entusiasmo que le pongan los políticos a sus discursos, el crecimiento económico se incrementara. Por otro lado, aceptando lo que la Organización Mundial del Comercio-OMC, señala, que el ritmo de crecimiento del comercio mundial fue en el 2011 5.2 %, en el 2012 del 2 %, lo que significa ¡3.2 % menos!, y que se espera que en el 2013 se encuentre cerca del 3.3 %, esto siempre y cuando se detenga la desaceleración económica en Europa, lo cual provoca  la reducción de la demanda de importaciones y perjudica el comercio.

La OMC, atribuye la situación producida en el 2012  a dos elementos básicos, primero al lento crecimiento de las economías desarrolladas y segundo a la incertidumbre de la existencia del euro. Pero ¿como mantener la estabilidad macroeconómica en otros países, especialmente, en desarrollo, como es el caso peruano?

La estabilidad económica en el Perú corre riesgos, por la baja en sus exportaciones; frente a esta situación el Perú opta por acercarse a China, cosa que se corrobora con la visita política-diplomática-comercial del presidente peruano a su homologo chino. Según fuentes peruanas los chinos se encuentran interesados en proyectos como la Línea 2 del Metro de Lima, el Gasoducto del Sur, la Red Dorsal de Fibra Óptica y el Aeropuerto Internacional de Chincheros en el Cusco, entre otros más de cien proyectos. Estas serian inversiones chinas en Perú, pero qué hay de sus exportaciones.

En medio de toda esta parafernalia mediática, el desfase interno en las exportaciones peruanas se debe a la obsolescencia de la tecnología como también a la situación crítica que atraviesan los mercados más importantes para los productos peruanos. Sin embargo debe tenerse presente que la obsolescencia tecnológica seguramente se encuentra registrada en las estadísticas industriales y, es justamente esta razón la que debería alertar a las autoridades.

Antes que nada formulamos la siguiente pregunta ¿Cómo observa la Organización Mundial del Comercio a China?

La OMC condiciona la rapidez del crecimiento de China al crecimiento de otras economías importantes, pero hace prevalecer en su análisis la escasa demanda europea; sus técnicos se refieren a este asunto de esta manera,  “El año 2013 parece que será una repetición del 2012, con una lenta expansión del comercio y la producción, por debajo de sus promedios a largo plazo”. Mas explicito es el Director General de la OMC, Sr. Lamy, cuando afirma, “Mientras persista la debilidad económica mundial, las presiones proteccionistas aumentaran y, con el tiempo, podrían llegar a ser abrumadoras. La amenaza del proteccionismo quizás sea mayor ahora que en cualquier otro momento desde el comienzo de la crisis, dado que otras políticas ensayadas para restablecer el crecimiento no han dado resultado”.

La OMC previene frente al triunfo de un nacionalismo económico. ¿De qué manera? Fortaleciendo el sistema multilateral de comercio. La reducción de los precios en el 2012 son más que elocuentes: las del café (-22 %), el algodón (-42 %), el mineral de hierro (-23 %) y el carbón (-21 %). Pero el valor de las exportaciones mundiales de servicios comerciales creció solo en 2 %, lo que equivale a 4,3 billones de dólares, siendo las tasas de crecimiento muy diferentes en los distintos países y regiones; tan es así que las exportaciones de servicios comerciales de los EEUU aumentaron en 4 %, las de Alemania se redujeron en 2 % y las de Francia en 7 %. Las importaciones estuvieron en descenso, en Italia (-8 %), Francia (-10 %), Portugal (-16 %) y Grecia (-18 %).

Los economistas pronostican para el 2013 una tasa de crecimiento de la producción mundial de 2.1 %. Si los resultados se ubican por debajo de esta cifra significa que el decrecimiento se encuentra relacionado con la deuda soberana europea. La OMC indica que la producción, la percepción empresarial y el empleo de enero a marzo 2013 presentan un cuadro desigual de las condiciones económicas actuales en donde la eurozona acelero el ritmo descendente, EEUU creció vigorosamente su sector manufacturero, menos negativo fue el crecimiento de Japón, mientras que China da signos de mejorar.

PIB real y el crecimiento del volumen del comercio de mercancías 2010-2012. Variación % anual

                                 PBI                EXPOR                   IMPOR

2010 2011 2012 2010 2011 2012 2010 2011 2012
EEUU 2.4 1.8 2.2 15.4 7.1 4.1 14.8 3.8 2.8
UE (27) 2.1 1.5 -0.3 11.7 5.7 0.3 9.1 2.4 -2.0
China 10.4 9.2 7.8 28.1 8.8 6.2 22.0 8.8 3.6
Japón 4.5 -0.6 1.9 27.5 -0.6 -1.0 10.1 4.3 3.7

Fuente: OMC/M&A

 

 

Comercio mundial de mercancías y del PIB. Variación % Anual

 

2013 2013
1.Volumen del comercio mundial de mercancías 3.3 5.0
Exportaciones
Economías desarrolladas 1.4 2.6
Economías en desarrollo 5.3 7.5
Importaciones
Economías desarrolladas 1.4 3.2
Economías en desarrollo 5.9 7.4
 
2.PIB real a los tipos de cambio del mercado 2.1 2.7
Economías desarrolladas 1.1 1.9
Economías en desarrollo 5.0 5.1

Fuente: OMC/M&A

 

 

Map 1: Merchandise exports and imports in current US dollars by region, 2012a

Exportaciones e Importaciones de mercancías en dólares corrientes de los EEUU

a Values and shares include intra-EU trade.
Source: WTO Secretariat.

 

 

Map 2: Exports and imports of commercial services in current US dollars by region, 2012

Exportaciones e Importaciones de servicios comerciales en dólares corrientes de los EEUU

 

a Values and shares include intra-EU trade.
Source: WTO and UNCTAD Secretariats.

 

En esta situación no se augura una mejora de la zona euro, lo cual no permitirá expandir las importaciones peruanas a ese mercado, mucho menos incrementarlas. Si bien es cierto, China es un refugio, esto no quiere decir que los riesgos desaparezcan, tal vez disminuyan en la medida de la diversificación y las necesidades del mercado chino. Por lo tanto las exportaciones peruanas durante el 2013 disminuirán o en el mejor de los casos habrá un estancamiento con el consiguiente atraso y riesgo en el sector agroindustrial que es el de mayor importancia.

Desde luego que Perú cuenta con más de US$ 60 mil millones de reservas internacionales, con inflación menor a 2 puntos, con tasas de crecimiento envidiables y, otros indicadores que reflejan la robustez  de su economía, pero sus exportaciones dejan mucho que desear, pues el centro neurálgico de las exportaciones radica en los productos agroindustriales y mineros, con poco valor agregado y sin ninguna posibilidad de diversificación en su exportación no tradicional. Aun más, se diría que tecnológicamente las exportaciones peruanas son básicas, pues son producidas con tecnología con una antigüedad de más de 50 años y sin un horizonte de modernidad. Estas debilidades se dejaran sentir en los próximos meses.

En los últimos siete meses Perú tuvo el segundo déficit comercial debido a la disminución de sus exportaciones de materias primas y el aumento de las importaciones de bienes de capital. El déficit nominal fue de US$ 88 millones, sin embargo en el mismo periodo del 2011 el superávit fue de US$ 879 millones. Otro dato alarmante es que el déficit comercial registrado en enero-2013 fue de US$ 468 millones. En febrero-2013 las exportaciones interanuales disminuyeron 21.8 % lo que equivale a US$ 2,972.1 millones (productos mineros –oro- y agrícolas). Las importaciones crecieron 9.5 % interanual a febrero-2013, lo que equivale a US$ 3,059.9 millones (compras de bienes de capital y materiales de construcción).

En febrero-2013 las exportaciones volvieron a caer en 17.8 % respecto al mismo mes del año anterior, mientras que las exportaciones tradicionales descendieron 25.9 % y las no tradicionales 6.5 %. Los destinos más importantes para las exportaciones peruanas también reflejaron esta situación disminuyendo hasta un 21.6 % hacia los EEUU, China (12.4 %), Brasil (5.0 %), Suiza (4.6 %) y Japón (4.5 %). La menor demanda de los productos peruanos se produjeron en los mercados chino (-39 %), suizo (-58.6 %) y japonés (-43.1 %).

Las debilidades de las exportaciones peruanas darán más de un dolor de cabeza a los productores, intermediarios, recaudadores, trabajadores y, las sonrisas se esfumaran de los rostros de los político.

Anuncios