Chile: La manzana de la discordia

 

 

 

 

 

manzanas-exportación

 

 

El 11 de setiembre 2013, José Durana, intendente chilenos se reunió con los agricultores de ese país por la inminente perdida de US$ 2  a 3 millones. ¿De qué se trataba esta posible pérdida?  De la actualización de los requisitos para la exportación de manzanas chilenas a Perú, requisitos exigidos  por el Servicio Nacional de Seguridad Agraria (SENASA), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Riego de Perú.

Luego de la reunión con autoridades regionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile sopesaron la propuesta peruana la cual incrementaba los requisitos a los exportadores chilenos por un posible riesgo fitosanitario. Las autoridades peruanas con el propósito de reducir estos riesgos exigió definir los lugares de producción, las plantas procesadoras, empaquetadoras, los centros de fumigación y centros de transferencia debidamente autorizados y registrados por las autoridades peruanas, incluyendo una inspección anual a las empaquetadoras hecha por SENASA. Además exigía que los envíos transportados en contenedores, camiones refrigerados vayan con sello del SAG; que el muestreo en Chile sea del 2 %; que la fumigación sea con bromuro de metilo y luego una inspección fitosanitaria oficial; exige además que el producto lleve  un rotulado que explicite “hacia el Perú” para evitar mezclar fruta para otros países y por último que cualquier productor seria suspendido si se le detectaba alguna plaga.

Es esta situación la que preocupa a los productores chilenos, mas aun sabiendo que tienen un stock de más de 40 mil toneladas de frutas para su despacho.

Tanto el 26 de setiembre como el 22 de octubre 2013, Milton von Hesse, ministro de agricultura y riego de Perú, indico que había la posibilidad de levantar las restricciones de las exportaciones chilenas de manzana después que el gobierno chileno dispusiese el ingreso de palta hass peruana a ese mercado, cumpliendo así el principio de reciprocidad internacional.

Anuncios