Doe Run, después de tres años de conflictos

 

M&A

 

 

 

 

Oscar Muñiz

 

 

El Perú vive sucesos que pasan muy rápido, uno tras otro.

 Desde la década pasada el Perú viene de tumbo en tumbo por la sinuosa vía de la minería, sea esta la informal o la formal, ninguna de ellas escapa a la censura legal, al reproche ético, a la acusación por infringir la ley. No hace mucho tiempo vimos el problema del proyecto Conga, en el departamento de Cajamarca.  Hace no menos de media década fueron los acontecimientos mineros en el centro y sur del Perú, dentro de ellos el mas insólito y clamoroso hecho de estafa a los trabajadores y al Estado peruano por parte de la empresa Doe Run Perú (DRP).

DRP, atraves de RENCO , casa matriz de DRP, hizo efectivo el proceso de arbitraje contra el Estado peruano. Lo que se desconocía era si DRP se liquidaba o reestructuraba. Desde aquella época han pasado prácticamente tres años. DRP paralizo sus operaciones en junio del 2009 debido a los cortes de créditos bancarios. Hasta el 2010 DRP debía US$ 110 millones y tenia inversiones pendientes –culminación del Programa de Adecuación y Manejo Ambiental- con el Estado peruano por un total de US$ 150 millones. Asimismo, DRP no acredito el financiamiento de la Planta de Acido Sulfúrico y Modificaciones del Circuito de Cobre del Complejo Metalúrgico de La Oroya, Junin-Peru. No olvidemos que la OEFA multo a DRP con un total de S/. 7.1 millones de soles equivalentes a US$ 2’535,714.

Actualmente la Junta de Acreedores decidió que el 08/12/2014 DRP tendrá otro dueño. Para tal efecto el 09 de junio pasado se conoció el cronograma  para la venta de los activos del complejo metalúrgico La Oroya y de la mina Cobriza . El cronograma fue aprobado por la empresa administradora Right Business y la junta de acreedores.

Actualmente la empresa Right Business, a cargo de la administración temporal de DRP sostiene que se dan las condiciones para vender DRP, de lo que están de acuerdo todos los acreedores, incluido el Estado Peruano.

En este ambiente, no existe posibilidad de despidos de personal, aunque existió dicha situación al inicio del conflicto laboral. Sin embargo y con afán de justificar la buena voluntad según portavoces, con el objetivo de estabilizar la caja de DRP y como medida d austeridad, los funcionarios de Right Business decidieron reducir sus honorarios en un 50%. Otro punto importante dentro del universo de incumplimientos por los dueños anteriores de DRP está el cumplimiento de la implementación de los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) para las plantas d zinc y plomo, faltando que cumpla para la planta de cobre.

Como dato, la mina Cobriza, parte de DRP, tiene una reserva probada de 17 millones de toneladas de cobre; las reservas probables son de 2.5 millones de toneladas, y en etapa de exploración 26 millones de toneladas de cobre. Últimamente se ubicaron en la zona de Patibamba un total de 20 millones de toneladas de cobre, todo esto sumado al valor del complejo metalúrgico de La Oroya, potencializa esta actividad minera.

 

Publicaciones anteriores

 

Toustodo, Mas sobre Doe Run…

Toustodo, Una situación inaceptable: El caso Doe Run

Toustodo, Doe Run o el perro del hortelano

Toustodo,  ¿Quieren saber en que termino el caso Doe Run del Perú?

Toustodo, Segundo Acto: Doe Run Perú, el círculo vicioso

Anuncios