Perú: Reactivación económica ¿para quienes?

 

M&A

 

 

 

Oscar Muñiz

 

 

En medio de la pregonada reactivación económica Tania Quispe Mansilla jefa de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria-SUNAT, hizo público cuatro medidas que según ella dinamizarán la economía.

1ª. Medida: Rebaja de la tasa de detracción del 12% a 10%. Esta medida liberará S/. 1,800 millones (US$ 642’857,143), beneficiando a 170 mil contribuyentes, los cuales a partir de julio-2014 contarán con mayor liquidez en sus empresas. Paralelamente la SUNAT evaluará todos los productos afectos a las detracciones para contar con los más eficaces en el combate a la evasión.

2ª. Medida: Revisión del sistema de percepciones. Excluir a personas naturales que compran sin un fin comercial, beneficiando a unos 300 mil contribuyentes.

3ª. Medida: Sobre los procesos de cobranza coactiva. Se eliminara desde julio-2014 la costas y gastos procesales de las cobranzas coactivas, beneficiando a nos 30 mil contribuyentes mensuales. La SUNAT propondrá  una ley que extinga las costas y gastos que se generaron por embargos, propuesta que beneficiará a  400 mil contribuyentes.

4ª. Medida: Permitir a los inversionistas consultar a la SUNAT sobre temas de naturaleza tributaria antes de iniciar sus operaciones.

Según el economista Iván Alonso, “El paquetito impulsador que el Ministerio de Economía y Finanzas está preparando para enfrentar la desaceleración económica incluye una reducción de los intereses de la deuda tributaria. La idea no es mala; es pésima. No solamente porque no va a reactivar nada, sino porque socavara lo que el propio ministro Castilla suele llamar, con un lenguaje poco agraciado, “construir institucionalidad”.

Entre las razones que esgrime Alonso , esta la pésima y equivocada opción tomada por el ministro de economía para hacer el cálculo de los intereses de la deuda cuando no se realiza con el interés simple, además de recalcular los intereses con el propósito de eliminar el efecto capitalización, para beneficiar a unos 180 mil contribuyentes que a partir de la fecha de la dación del dispositivo podrán producir más. Esto último lo compartimos más aun cuando afirma “No vamos a especular sobre la identidad de los potenciales beneficiarios, pero llama la atención que haya tantos con deudas tan abultadas. Seguramente la mayor parte del beneficio está concentrada en unos cuantos”, algo así como lo que sostuvimos en nuestra entrega Perú en su encrucijada, en donde decimos “No se trata de un asunto notoriamente económico, se trata de un problema ético, donde desde los más visibles exponentes del pensamiento mercantilista, hasta los maniqueos, cosecharon las simientes del equívoco generacional, sumergiendo a los incautos en las tinieblas del mal, de la corrupción, del latrocinio, y del crimen, en lugar de salvarlos de ellos. Ahora estos mismos personajes que apañaron las faltas, proceden hacer cambios mediante decretos, lo que es poner al gato de despensero”.

Como siempre, los resultados en economía no son inmediatos pero los veremos en los próximos meses. Si no nos equivocamos, lo cual es más que seguro, veremos nombres, cifras, y a más de un funcionario justificando lo injustificable.

 

Anuncios