Petróleo: El saqueo de la Amazonia peruana

 

DP

 

 

 

 

 

Oscar Muñiz

 

 

A finales de agosto-2012, el Gobierno se propuso realizar un proceso de consulta previa a las comunidades nativas, previo paso a la licitación al mayor bloque petrolero de la selva norte peruana con el propósito de disminuir la posibilidad de los conflictos sociales.

Manuel Pulgar Vidal, ministro del Ambiente, confirmo que lideres nativos de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón de la región Loreto, denunciaron al Gobierno por la contaminación producto de las operaciones en el Lote 1AB. Este lote petrolero se encuentra ubicado en la frontera con el Ecuador, y el operador es la compañía argentina Pluspetrol, la cual tiene un contrato que vence en el año 2015. El Gobierno anuncio que subastaría el lote en setiembre-2012 para ser operado conjuntamente entre el Estado y una compañía privada.

El ministro del ambiente se pronuncio diciendo “Creo que hay un reclamo absolutamente legitimo de las comunidades sobre un problema de contaminación que esta mereciendo que el Estado sea muy estricto en la aplicación de multas. Por ello, se considero conveniente que al Estado le corresponde atender la demanda social adecuadamente y acceder a que se haga una consulta  para este famoso Lote 1AB”.

Pluspetrol recibió multas por S/. 34 millones (US$ 12’142857). Por esto la ley de consultas que aplica por parte el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aportaría a reducir  el malestar social de las comunidades nativas.

El vice ministro de interculturalidad, Iván Lanegra, dijo que tal aplicación de la ley de consulta previa  y los acuerdos con las comunidades nativas serán incluidos en los contratos con las empresas. Expreso, “La idea es que los tiempos no se excedan. Conocido el operador se entregarían a las comunidades la propuesta de contrato”.

En octubre-2012, se adjudicaría la licencia del mayor lote petrolero del Perú como es el Lote 1AB, el cual requiere de una inversión por lo menos de US$ 500 millones. Al respecto, Rosario Ortiz, presidenta del entonces directorio de Perupetro dijo “En cumplimiento con el reglamento de la ley de derecho a la consulta previa de los pueblos indígenas y originarios, Perupetro realizara la consulta luego de que se haya otorgado la ‘buena pro’ del lote y antes de la suscripción de los contratos”.

En octubre-2012, el Lote 1AB paso a llamarse Lote 192, el cual siguió siendo operado por Pluspetrol, hasta el año 2015, aunque el gobierno subastara la licencia para ser administrado en asociación con el Estado. El yacimiento produce entre 15 mil y 17 mil barriles por día de crudo. En febrero-2103, el problema se centraba en cómo llegar a un dialogo entre el Gobierno y la representación de los nativos para lograr su consentimiento.

En la zona petrolera la Defensoría del Pueblo identifico dos posiciones. El primer grupo es muy crítico sobre continuar en la Amazonia con la industria de hidrocarburos, mientras que el segundo grupo buscaba aprovechar la situación respetando la integridad de los ecosistemas y de los pueblos indígenas.

Manuel Grave, de GRADE, sostuvo “El proceso puede tener muchos instrumentos y mecanismos. El espíritu de la ley es agotar hasta las últimas instancias el proceso de diálogo para llegar a un consentimiento, seguramente bajo ciertas condiciones. Lo que está en juego no es la votación sino el marco institucional con el cual se llega a un consentimiento previo e informado sobre la pertinencia de un proyecto de inversión o un programa de política pública”.

Para finales de marzo-2013, el Gobierno peruano confirmaba que la contaminación ambiental en el rio Pastaza (Región Loreto) no fue subsanada oportunamente por la compañía argentina Pluspetrol, por lo cual el ministerio del Ambiente declaro en emergencia ambiental la cuenca del rio Pastaza y obligaba a dicha compañía petrolera a la rehabilitación de la zona dañada. En este mismo mes de marzo, el ministro del Ambiente, Pulgar Vidal, sentenciaba que la contaminación del rio Pastaza por parte de la petrolera Pluspetrol no quedaría impune, a pesar de la multa impuesta de US$ 11.3 millones, caso que fuera judicializando por la propia empresa argentina Pluspetrol.

Se debe tener presente que el Lote 192 esta operativo desde 1971, proporcionando un cuarto de toda la producción de crudo en el Perú.

En setiembre-2013, Daniel Saba, ex presidente de Perupetro, manifestó que el contrato de concesión del Lote 192 a cargo de Pluspetrol vencería el 2015, demorando el cambio de operador dos años, de modo que el Gobierno tenía un plazo hasta ese año para convocar a licitación internacional, pues según Saba, cabía la posibilidad de que Pluspetrol retornaría sin concurso y esto sería ir contra la ley.

Saba sustentaba su duda diciendo que las concesiones a veinte años si tienen una salida legal para renovar el contrato, pero que las concesiones a treinta años, como en el caso del Lote 192, la única salida era la licitación en la cual podría participar Pluspetrol. Sentencio Saba, “Si el plazo vence y ajusta mucho, ya no habrá tiempo de hacer un cambio de operador, y ese lote, en el mejor de los casos, quedara sin operar. Eso es bien peligroso porque ya en el 2014 no habrá tiempo”. Téngase en cuenta que las reservas adicionales del Lote 192 se encuentran en la Selva Norte donde Perenco y Repsol encontraron petróleo.

A finales de noviembre-2013, el presidente de Perupetro, Luis Ortigas, manifestó su preocupación hasta que no se licite el Lote 192, quedando pendiente la consulta previa a los miembros de las comunidades nativas, la cual se llevaría a cabo en enero-2014. El pesimismo de Ortigas, se debía a que en el cronograma que manejaba estaba fijado el vencimiento del contrato con Pluspetrol, ya que finalizando diciembre-2013 terminarían las labores de la comisión multisectorial para recién dar inicio a la consulta previa la cual duraría cuatro meses, y sobre la marcha licitar el Lote 192.

El 26 noviembre-2013, se hizo publico que Pluspetrol fue multado por el Organismo de Evaluación y fiscalización Ambiental (OEFA), por un total de S/ 20 millones (US$ 7’142,857), ordenando la compensación ambiental de la laguna Shanshococha, que consistía en generar una nueva laguna o potenciar-proteger un cuerpo de agua en la zona de influencia del lugar afectado, procedimiento que sería determinado por un estudio hidrogeológico a cargo de Pluspetrol y aprobado por la OEFA, en pocas palabras todo quedaba en casa. Aquí la lista de infracciones por la que fue multada Pluspetrol:

1° Por afectación con hidrocarburos líquidos a la laguna Shanshococha. Monto 3410.15 UIT (S/. 12’617,555) (US$ 4’506,270)

2° Por la pérdida ecológica irrecuperable del ecosistema de la laguna Shanshococha, por haber realizado actividades de drenaje y remoción de suelos sin contar con el instrumento de gestión ambiental. Monto: 2000 UIT (S/. 7’400,000) (US$ 2’642,857)

3° Por no haber informado a la OEFA de la afectación a la laguna Shanshococha. Monto: 4.39 UIT (S/. 16,234) (US$ 5,798)

4° Por no dar aviso a la OEFA, dentro de las 24 horas, sobre la afectación ambiental de la laguna Shanshococha. Monto: 2.36 UIT (S/. 8,732) (US$ 3,119)

El 27 noviembre-2013, en un comunicado, Pluspetrol indica que la laguna Shanshococha fue restaurada y entregada a las comunidades nativas de la zona, lo cual consta en un acta de constatación firmada por Ricardo Arahuanza, apu de la Comunidad Nativa Nuevo Andoas.

En aquel momento Pluspetrol indico que la laguna Shanshococha fue impactada con hidrocarburos en operaciones anteriores a su presencia en la zona, habiendo iniciado los trabajos de rehabilitación en octubre-2012, por las demandas de la Comunidad Nuevo Andoas.

Adviértase que Pluspetrol es la operadora de los lotes 88 y 56 localizados en Camisea, en la Región Cusco, al sur de Perú, donde explota el gas natural y liquido (se extrae GLP) como también explota los lotes 192 y 8.

Después de cinco meses, en abril 2014, los enfrentamientos entre los pobladores de las comunidades nativas y la empresa argentina Pluspetrol se intensificaron y agudizaron, tanto así que el mismo ministro del Interior, Walter Alvan, ordenara la intervención de la Policía Nacional.

Fue así que se da inicio al bloqueo de carreteras aledañas al Lote 192, operada por Pluspetrol. El ministro Alvan, quien fuera anteriormente Defensor del Pueblo, se manifestó con cortesía, diplomacia y convencimiento en medio de la trifulca, sosteniendo que el conflicto tenía antecedentes que necesitaban considerar todos los aspectos, mas aun tratándose de un problema social.

A finales de abril-2014, la petrolera argentina Pluspetrol paralizo el 70% de su producción de crudo, porque los nativos de la zona tomaron parte de las instalaciones de la empresa. ¿Qué exigían los nativos? Exigían la solución a los daños ambientales hechos por la empresa Pluspetrol; además exigían al Gobierno atención en la salud de los pobladores por la alta contaminación, y el saneamiento de la zona, afirmaban los nativos que su agua potable fue contaminada con residuos de petróleo, lo mismo que las tierras y los ríos de la zona del Pastaza.

Voceros de Pluspetrol confirmaban por aquel entonces que tenían conversaciones con el Gobierno y que una comisión se encontraba en el lugar de los hechos para una solución.

El 28 abril-2014, Pluspetrol reinicio el bombeo normalizado de crudo, después que los nativos tuvieron que retirarse tras comprometerse la empresa petrolera en la solución de los daños ambientales. Seguidamente los nativos iniciaron una demanda al Gobierno que consistía en el pago de una compensación por el uso de sus tierras, por atención sanitaria y por abastecimiento de agua y saneamiento de la zona.

Carlos Sandi, presidente de la Federación de Comunidades Nativas del rio Corrientes, advirtió “Si en 90 días no cumplen con lo que ofrecieron volveremos a tomar las medidas de fuerza”. El plazo establecido por las autoridades de los nativos se cumple este fin de julio-2014. ¿Qué hará el Gobierno? ¿El Gobierno seguirá jugando con la carabina de Ambrosio?

En el último gabinete conformado por el presidente de la Republica, incorporo dos nuevos ministros, el de energía y minas y el de Interior. En este tira y afloja ¿Qué rol desempeñara el primero de los nombrados? ¿Sera el segundo de los ministros nombrados aliado del ministro de energía y minas o tendrá que ser removido después del 28 julio 2014?

Veremos que sucede en este tradicional juego de compromisos para seguir estructurando la explotación de los recursos naturales de la Amazonia peruana y la desaparición del valor más preciado: la vida humana de los nativos de la Amazonia.

 

 

Lea también

Ashánincas

 

Nota

Conoce más sobre los problemas de la población originaria del Amazonas

Anuncios