La economía peruana sin rumbo

 

M&A

 

 

 

Oscar Muñiz

 

 

Los datos sobre la economía peruana son desalentadores y preocupantes. Cada día mas personas hablan abiertamente sobre la crisis que se avecina, otros hablan sobre la crisis actual. En ambos casos tienen razón.

 No basta con escuchar a los entendidos en economía, para darse cuenta por la situación tan delicada que pasa el Perú,  baste escuchar al ama de casa cuando sale de un mercado de abastos, aquel en donde adquiere los bienes que le son útiles para alimentar a su familia o simplemente escuchar a cualquier ciudadano que adquiere desde un helado hasta un metro cuadrado de construcción de un departamento.

Veamos más detenidamente las cifras.

En junio-2013 el déficit comercial fue de US$ 242 millones. En julio el mes de julio-2013 el déficit comercial fue de US$ 393 millones y en el mes de julio-2014 el Perú registro un déficit comercial de US$ 573 millones, siendo este el quinto resultado negativo consecutivo, debido a la caída de las exportaciones del oro y cobre. Refiere el BCRP que el acumulado enero-julio-2014 fue de US$ 2606 millones, habiéndose registrado un déficit comercial de US$ 870 millones en el mismo periodo de tiempo del 2013.

En lo que se refiere a las exportaciones a julio-2013 fueron de US$ 3369 millones, mientras que en julio-2014 alcanzaron un total de US$ 2991 millones, lo que significa unos US$ 378 millones menos. Este descenso de las exportaciones pudo ser debido a la disminución de las exportaciones de oro (31.4%) y cobre (14.9%). Sin embargo las importaciones a julio-2013 alcanzaron un total de US$ 3761 millones y en julio-2014 las importaciones fueron de US$ 3565 millones. En ambos rubros (exportación e importación) los montos decrecieron pero aun más, en julio-2014 el déficit comercial se incremento en US$ 72 millones.

Sintetizando, los términos de intercambio de julio-2014 disminuyeron 1.8% respecto a julio-2013, por los menores precios de los productos no tradicionales y los mayores precios de las importaciones de petróleo y derivados, y bienes de capital.

 

BALANZA COMERCIAL

(Millones de US$)

JULIO

2013

JUNIO

2014

JULIO

2014

ENERO

JULIO

2013

ENERO

JULIO

2014

1.EXPORTACIONES

3,369

3,034 2,991 23,650

21,285

Productos Tradicionales

2,441

2,084 2,048 17,440

14,698

Cobre

771

667 657 5350

4863

Oro

577

417 395 4891

2916

Gas Natural

89

32 68 878

480

Productos no tradicionales

910

933 934 6046

6472

Otros

18

16 10 164

116

2.IMPORTACIONES

3,761

3,276 3,565 24,520

23,891

Bienes de Consumo 781 674 720 4,935 4,982
Insumos 1,730 1,469 1,722 11,338 11,071
Bienes de Capital 1,233 1,119 1,105 8,134 7,727
Otros Bienes 18 13 17 113 111
3.BALANZA COMERCIAL -393 -242 -573 -870 -2,606

Elaboración: M&A    Fuente: BCRP

 

 

En referencia al crecimiento económico. En junio-2014 se calculaba que el crecimiento alcanzaría holgadamente un 5%, pero en julio el consenso fue solamente de 4.1%; actualmente ya se habla de un crecimiento del 3.9%, y todo parece que este indicador bajaría aun mas (Este articulo fue escrito y corregido el 10/09/2014). Al respecto las expectativas del sistema financiero y de la empresas no financieras es de 4%, habiendo reducido en ambos casos desde 4.3% y 4.5% respectivamente.

Respecto a la inflación-2014, según los analistas económicos la ubican en 3.1%, Otros datos apuntan a que el precio del m2 en soles aumento en 11.4% y en dólares el 10%, en los distritos de La Molina, Miraflores, San Borja, San Isidro, Surco, Jesús María, Lince, Magdalena, Pueblo Libre, San Miguel.

En la actualidad se siguen deteriorando las expectativas para el 2014. Como ejemplo tenemos que el BCRP realizo en agosto-2014 una encuesta, sobre las expectativas macroeconómicas. Veinte  analistas económicos consideraron que el PBI crecerá solo 3.9% habiendo considerado anteriormente 4.1%. Las 22 entidades financieras y las 360 empresas privadas que participaron en la encuesta indicaron un crecimiento de 4%, aunque en julio-2014 esperaban un crecimiento de 4.3% y 4.5% respectivamente.

Respecto a la inflación, el sistema financiero y las empresas privadas coincidieron en un 3%, mientras que los analistas económicos sustentaron para el 2014 una inflación de 3.1%, aunque el BCRP confirmo que sería entre 1% y 3%.

Otro aspecto relevante de lo que sucede en el ámbito de la economía peruana se encuadra en las opiniones e influencias mediáticas. En este caso, según Roberto Abusada, entrevistado en un diario local de Lima, sostuvo que se necesita un régimen especial de movilidad laboral para jóvenes entre 16 y 29 años, además de una reforma laboral, ya que la actual impide el despido por los altos costos que implica, lo cual quita flexibilidad a una economía abierta; R. Abusada, aboga por pocos impuestos, lo que no significa bajos impuestos; por la apertura comercial, por la necesidad de contar con un Banco Central independiente, por la formalización empresarial, y por incrementar la productividad. Lo que quiere decir más liberalismo, desaparición del Estado. Justamente a esto apunta el nuevo paquete de reactivación  propuesto por el actual ministro de economía, ya que el anterior paquete reactivador del 25/06/2014, fue para enfrentar la desaceleración de la economía.

Es una respetable opinión, como muchas otras. El tiempo pasa, las circunstancias no son ni serán las mismas que describe. Mientras tanto el Perú seguirá cayendo en el Ranking Mundial de Competitividad, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, siglas en ingles). En su último informe, el Perú descendió del puesto 61 al 65, de un total de 144 países, siendo el rubro con menor desempeño el institucional, además de los sectores de educación superior, infraestructura, y capacitación e innovación.

El informe refleja la mala calificación de los indicadores, como el favoritismo de las decisiones oficiales del gobierno (2.7 puntos), el despilfarro en el gasto (2.4 puntos) y la carga de la regulación gubernamental (2.7 puntos). Luis Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias dice “Hemos perdido nueve posiciones en el pilar de instituciones. Yo creo que ese es el principal sitio donde tenemos que trabajar. Va a ser muy difícil que un país sin institucionalidad pueda seguir avanzando en el ranking”.

 

PERU: RANKING DE COMPETITIVIDAD

 

El 100% es la peor ubicación
47.18 % En el periodo 2011-2012, el Perú ocupo el puesto 67 de un total de 142 países evaluados
42.36 % Durante el periodo 2012-2013, el Perú ocupo el lugar 61 de un total de 144 países.
41.22 % Durante el periodo 2013-2014, el Perú ocupo el puesto 61 de un total de 148 países.
45.14 % En el periodo 2014-2015, el Perú ocupo el puesto 65 de un total de 65 países.

 

 

PERU: UBICACIÓN EN LA REGION

 

PUESTO A NIVEL MUNDIAL UBICACIÓN EN EL % INFERIOR
Chile 33 22.92 %
Brasil 57 39.58 %
Perú 65 45.14 %
Colombia 66 45.83 %
Uruguay 80 55.56 %
Argentina 104 72.22 %
Bolivia 105 72.92 %
Paraguay 120 83.33 %

 

 

PERU: POSICION POR PILARES

 

PILARES

PUESTO

2013-2014(a)

PUESTO

2014-2015(b)

Instituciones 109 118
Infraestructura 91 88
Entorno macroeconómico 20 21
Salud y educación primaria 95 94
Educación superior y capacitación 86 83
Eficiencia en el mercado de bienes 52 53
Eficiencia en el mercado laboral 48 51
Desarrollo del mercado financiero 40 40
Preparación tecnológica 86 92
Tamaño del mercado 43 43
Sofisticación empresarial 74 72
Innovación 122 117

 

 

(a) De un total de 144 países        (b) De un total de 148 países

 

Otra forma de mirar la vulnerabilidad de la economía peruana es por medio del trabajo de Han Fei, “Medición de riesgos externos para el Perú”. Señala el autor que su modelo macroeconómico permite, para una economía pequeña, abierta y parcialmente dolarizada como la peruana,  medir los efectos indirectos de riesgo, y simular las respuestas  macroeconómicas en diferentes escenarios con los riesgos externos. Concluye diciendo “Este documento encuentra que la actividad económica del Perú es vulnerable a la desaceleración tanto de la inversión de China y al endurecimiento de la política monetaria de EUA, con un impacto más grande y duradero de este último. El resultado de la simulación arroja (1) Una disminución temporal de una desviación estándar en el crecimiento de la inversión de China es probable que reduzca la brecha del Producto de Perú por cerca de 0.2 puntos porcentuales de forma acumulativa un año después del choque; (2) una tasa de fondos federales en aumento desde el 2015 (de unos 100 puntos básicos por año) podría tener efectos sustanciales y persistentes sobre la producción de Perú. Mayor flexibilidad cambiaria o menos dolarización podrían aumentar la resistencia del Perú frente a los riesgos externos. Con un tipo de cambio más flexible se produciría externalidades negativas menores a Perú para ambos riesgos externos. La suavización del tipo de cambio alcanzado por las frecuentes intervenciones del Banco Central de Reserva del Perú en el mercado cambiario podría evitarse. Por lo tanto una menor intervención cambiaria  podría reducir el grado de suavizado del tipo de cambio y aumentar su flexibilidad. Un menor grao de dolarización puede reducir los efectos secundarios negativos del endurecimiento de la política monetaria de EUA”.

Lo acertado o desacerado de una opinión no pasa solamente por las apreciaciones cuantitativas del problema, también se sustentan con argumentos que a muy pocos les deja de interesar, dentro de ellos especialmente a los que diseñan e implementan las políticas de crecimiento económico. En la mayoría de casos el pavor al factor político pesa más que el buen cálculo u olfato.

La economía peruana esta en serios aprietos. Los optimistas que pretenden influenciar con la liberación aun más audaz que la de los inicios de 1990 dejan a un lado los grandes retos que el Perú no supo enfrentar en los últimos años. Los problemas domésticos no han sido abordados con serenidad y decisión. Las fuerzas políticas que hace veinte años hacían y desasían de la economía, hoy representan la corriente más perjudicial para afrontar de manera seria el desarrollo que los peruanos exigen. El lastre, en gran parte, son las soluciones heredadas de problemas petrificadas en el tiempo y que actualmente algunos quieren pasar por agua tibia, basta un solo ejemplo, el caótico tránsito vehicular en Lima y la nefasta corrupción, la cual otrora fue signo de progreso y liderazgo.

Dejaremos que el tiempo nos dé o no la razón.

Anuncios