Nuevas acciones para la protección del clima

Nuevas acciones para la protección del clima

          Oscar Muñiz   Los escépticos miran con desconfianza cuando se habla del cambio climático. Muchas veces no les falta razón, especialmente cuando se trata de políticos. También es verdad que China y los EUA, son … Sigue leyendo

Economía en síntesis

 

M&A

 

 

Oscar Muñiz

 

Han pasado siete años desde que el colapso financiero se inicio en los EUA, cuando fracasaron todos los esfuerzos por evitar la estampida en las más prestigiosas empresas de ese país. Las finanzas se iban a pique, el despido laboral era incontenible, estaba a vista y paciencia la quiebra empresarial, el pánico se apoderaba de toda la pirámide poblacional de ese país.

Las repercusiones no se hicieron esperar. En la Unión Europea las economías de todos los países caían una a una, luego el pánico se apodero de la población. Siguieron años de protestas, de caos e incertidumbre. Hasta el día de hoy la situación no cambia, el desempleo laboral es una tragedia para millones de personas, el crecimiento económico no pasa de un digito, y para males de colmos la corrupción se empina cual daga sobre el pescuezo de los europeos.

Paralelamente a estos hechos la otra mitad del mundo goza de relativa buena salud económica, las inversiones han acelerado el crecimiento económico, el PBI se robustece desde hace media década. Sin embargo, tal como en la otra porción del mundo, la plaga de estafadores, el mal manejo económico torna perspicaces al grueso de la población.

En este escenario se forjaron varios arquetipos de liderazgo. Por un lado se fortaleció el grupo BRICS, lo mismo que las economías latinoamericanas tuvieron un respiro, desarrollando mecanismos de comercialización de sus recursos naturales con el gigante chino. Por otro lado, la competencia entre los gigantes de China y EUA, por el liderazgo económico-financiero mundial, que rompa la ligazón con la globalización, el FMI y sus ataduras con el dólar como moneda de intercambio mundial.

Por estas razones y aceptando el punto de vista del momento del disloque económico, la Reserva Federal concluyo con el último programa de compra de activos QE3 o compra de bonos del Tesoro estadounidense. La reducción de las compras de bonos desde US$ 25,000 millones a US$ 15,000 millones, al 10 de noviembre 2014, hace tener unos US$ 15,000 millones, distribuidos US$ 5,000 millones en compras de titulación hipotecaria y US$ 10,000 millones en bonos del Tesoro.

Esta reducción de las compras mensuales se concretaron desde que se inicio el tapering (Comienzo del retiro de las inyecciones de liquidez que la Reserva Federal ha venido realizando sobre la economía desde la crisis de 2008 –Inversis Banco). Este evento duró seis años, lo cual permitió inyectar dólares nuevos como parte de la política monetaria de los EUA.

¿Para qué fue útil este estimulo monetario? Fue para dotar liquidez al mercado financiero. Esto empujo a que los precios estuvieran en alza con lo que se estimuló la demanda y devaluó la moneda con el propósito de ayudar al sector exportador.

¿Qué continúa? Los activos financieros, la inflación y las exportaciones no seguirán siendo apoyadas como fue desde que se inicio la crisis de 2008.

¿Qué es lo que viene? En el III trimestre-2015 la FED elevará la tasa de interés y quitara paulatinamente los pequeños estímulos. A finales de 2015 la tasa de interés podría estar entre 1.25% y 1.5%, después de un año entre 2.75% y 3.0%.

Repercusiones. La situación actual de la UE se mantendrá o en el peor de los casos existe el riesgo de deflación, hechos que serian agravados por las medidas de la FED. En el Perú se podría iniciar un proceso de devaluación del Nuevo Sol. En este caso sería imprescindible cerrar el déficit en cuenta corriente y evitar la fuga de capitales, implementando reformas que ayuden a mejorar la situación del crecimiento a mediano plazo.

Puede interesarle

Perú: Reactivación económica