Despierte señor alcalde de Santiago de Surco

Muñiz&Asociados

 

 

 

Oscar Muñiz

 

El poder central, el poder regional y el poder local o municipal en Perú, se disputan el bienestar de la salud de la población, cada uno a su manera. Claro que no es la letra de la canción, aquella que es interpretada por muchos, pero que pocos son fieles a sus maneras.

Si uno ve las condiciones de la mayoría de los locales de salud en Perú se queda pasmado frente a tanta desidia. Los mismos problemas de siempre: logísticos, de abastecimiento, administrativo, técnico, profesional. Nada cambio en las ultimas décadas, más bien los problemas se han profundizado, son parte de lo cotidiano.

Las exigencias de los miles de miles de pacientes hicieron que las municipalidades (gobiernos locales) pongan su granito de arena en el rubro salud, acción que fue liderada hace muchos años atrás por el actual alcalde metropolitano de Lima. Fue imitado, en buena hora, por otros alcaldes en diferentes localidades, como por ejemplo en el distrito de Santiago de Surco.

 

IMG_20150625_084355

 

Veamos el aspecto administrativo del servicio de salud de la municipalidad de Santiago de Surco. El local donde actualmente se yergue el servicio de salud fue un terreno donde funcionaban algunos servicios como el de fiscalización, un centro canino, almacén de vehículos, entre otros. Sin lugar a dudas el cambio de rubro fue para mejor, hoy se nota, aunque el orden puede ser mejorado.

 

IMG_20150625_084421

 

El servicio médico es variado, con casi todas las especialidades de la medicina humana, con personal idóneo, hasta donde pudimos observar y comprobar. Sin embargo el acceso a una consulta médica tiene su lado negativo. Es muy mal planificado y por ende el cobro del servicio es escandaloso, lo cual desmerece el servicio.

 

IMG_20150625_084229

 

Cuando un paciente o usuario hace su ingreso al local medico, lo primero que debe hacer es dirigirse a un mostrador donde una asistente le indica que tiene que pagar el valor de la “consulta” y le indica sobre la disponibilidad del especialista requerido. Seguidamente, el usuario pasa por caja donde paga el costo inicial, que en el caso que presentamos solo por el hecho de ingresar al consultorio médico del otorrinolaringólogo se tuvo que hacer un pago de S/. 15.00 (US$ 4.72). El galeno solo se encargo de una simple revisión, inmediatamente sin diagnostico previo, sin palabra adicional, lo que en buen cristiano es un mal trato al paciente, decidió efectuar una endoscopia, por un costo de S/. 150.00 (US$ 47.18).

Lo administrativamente más lógico debió ser no cobrar los S/.15.00, hacer un diagnostico y luego recetar la endoscopia. ¡Noooo! El asunto es esquilmar al paciente, hacer caja. Téngase presente que los pacientes, en su gran mayoría, provienen de la clase social de bajos ingresos, además que el servicio fue diseñado para este tipo de personas. Esta es la connotación social de la ayuda municipal. Según nuestras indagaciones, el costo de la endoscopia es muy alto,  mucho más cuando se trata de una clínica al servicio de la población de bajos recursos y que el instrumental médico no es de propiedad de los galenos.

Con esta experiencia nos apersonamos a la administración de la clínica, para nuestra mala suerte el administrador no se encontraba. Conversamos con su asistente y le dejamos nuestra inquietud y datos. Desde el 22 de junio 2015 en que tuvimos esta experiencia no hemos recibido ninguna comunicación, ni siquiera una llamada de verificación.

Dejamos en claro que se opto por el servicio municipal de salud como una alternativa al servicio estatal de salud, pues este servicio tarda demasiado tiempo en la programación de las visitas médicas.

 

alcalde

 

Solo exigimos que el reelegido actual alcalde del distrito de Santiago de Surco, Roberto Hipólito Gómez Baca, tome cartas en el asunto, chequee, verifique y corrija los cobros.

Anuncios