Perspectivas económicas: Sin pena ni gloria

Oscar Muñiz C.

 

Sin duda alguna, existen variopintas opiniones respecto de la situación económica peruana.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), en su informe sobre Expectativas Macroeconómicas  es positiva, lo mismo que al valorar los resultados de Confianza, aunque al parámetro Situación Financiera de la Empresa le resta puntos (1.1), lo mismo que al parámetro Acceso al Crédito de la Empresa. Este último parámetro lo venimos analizando desde hace varios años, mas nuestra opinion no fue reconocida, aunque en esta oportunidad el BCRP dio muestras de objetividad e independencia a la hora de opinar como nosotros.

El Consejo Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) cuando concluyo la consulta del Articulo IV-2016 sobre Perú  (Español)   , publico el 15/07/2016 la aprobación de la evaluación diciendo que la gestión macroeconómica fue prudente durante este tiempo, y que por lo tanto el próximo gobierno encabezado por el presidente electo Pedro Pablo Kucsynski heredara una economía de base sólida, con buenas instituciones y reformas estructurales en marcha.

Asimismo, el FMI señala como desafíos la baja de valor de los precios en los metales en el mercado internacional, lo cual no es ninguna novedad. Pero pone énfasis cuando afirma que desde el 2011 la situación desmejoro las exportaciones, lo cual no va de la mano con la opinión gubernamental, y con nuestro seguimiento realizado en los últimos meses, especialmente en el sector agrario. Digamos que al informe le falto precisar y distinguir entre las exportaciones de minerales y el resto de exportaciones, y dentro de esta ultima la exportación agrícola.

En líneas generales la opinión del FMI se enfoca en temas por demás prioritarios para sus intereses, mas no en la otra cara que tiene el Perú, tal como sucede con la Luna, que solo muestra siempre una de sus dos caras.

Otro problema que el FMI no comenta es el problema del empleo, parametro que entre abril y junio 2016 alcanzó el 7 %. Esto corrobora el nulo avance en ampliar las posibilidades de su incremento, en especial el empleo en planilla y bien remunerado. Lo que se constata una vez mas es que desde la época fujimontesinista en 1992, poco o nada se hizo contra la tercerización o simplemente por el empleo formal, con beneficios laborales y con seguridad social.

Lo anterior es una breve semblanza sobre la economía peruana. Si hay que enterarse de lo que sucederá después del Brexit, la información que proporciona el Fondo Monetario Internacional (FMI) es relevante. En su World Economic Outlook (WEO) Update , Uncertainty in the Aftermath of the U.K. Referendum july 2016, podremos encontrar  más de una sorpresa.

Según el FMI, la economía mundial antes del Brexit evolucionaba según las previsiones. Después del Brexit el crecimiento de las economías siguió siendo mediocre. Por lo tanto, esta situación implica un descenso de la economía mundial, siendo pésimas las perspectivas para el 2017.

En líneas generales, en el futuro próximo, la libra se debilitara aún más, el crecimiento global estará a la baja respecto a abril 2016, habrá un impacto moderado en EUA y China, aunque conforme se normalice la salida del Reino Unido de la Unión Europea habrá una reducción de la incertidumbre, pero los resultados negativos serán muy posibles.

El FMI considera que el crecimiento de la producción en el primer trimestre 2016  fue mayor de lo esperado en los mercados emergentes y en las economías en desarrollo. La actividad económica real en China-Rusia-Brasil, fue considerablemente satisfactoria, por el repunte de los precios del petróleo, aunque la actividad industrial en China estuvo a la baja.

Según el FMI el referéndum en el Reino Unido, cogió a los mercados por sorpresa, pues la devaluación de la libra entre el 23 de junio y el 15 de julio 2016, fue por lo menos sorprendente para más de una economía, especialmente para la de los países de la Unión Europea. Esto agravara la situación de la mayoría de sus economías, aunque es muy difícil cuantificar el daño y las posibles repercusiones.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que las perspectivas y los riesgos para el Reino Unido, EUA, la zona euro, Japón, China-Brasil-Rusia, y otras economías son evidentes. Los escenarios alternativos no son halagüeños.

 

Puede interesarle

FMI revisa a la baja las previsiones  19/07/2016

Anuncios