Scott Pruitt, jefe de la EPA

Oscar Muñiz C.

 

Donald Trump

Donald Trump

Scott Pruitt, es un defensor a ultranza del uso del petróleo y acérrimo enemigo de los que sostienen que el cambio climático es real. Fue

quien demando en más de una oportunidad  a la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA). Es abogado de profesión y desde el 2010 ocupa el cargo de fiscal general de Oklahoma.

Scott Pruitt

Scott Pruitt

Son conocidos sus vínculos que lo unen con la industria del petróleo. Además de él, existen dos personajes más que corren por la misma senda que Pruitt. Uno es médico de profesión, se llama Ben Carson, el cual no cree en la teoría de la evolución, fue elegido por el presidente electo Donnald Tump (DT) como secretario de Vivienda; y el segundo es James Mattis (a) “Perro Rabioso”, general que fuera designado por DT como secretario de Defensa.

Para justificar la designación de Pruitt, como jefe de la EPA, Donald Trump dijo “Durante mucho tiempo, la EPA ha gastado dinero de los contribuyentes en una descontrolada agenda  contra el sector energético que ha destruido millones de puestos de trabajo”. Esto es regresar a la época cavernaria, cuando las hordas  incendiaban todo a su paso. Lo cierto es que las amenazas electorales de DT se están cumpliendo y dentro de estas se encuentra el desmantelamiento de la EPA.

Quiere decir que los esfuerzos en materia ambiental desplegados en la última década en EUA serán desmontados, por ejemplo lo referido a las regulaciones de la industria energética, a la cual le exigían la reducción de los gases efecto invernadero. Justamente para desaparecer este tema es necesaria la presencia de Pruitt en la EPA. No solo es requerido por DT para este trabajo, también tiene el encargo de desaparecer del servicio de salud el denominado Obamacare.

Pruitt en el 2014 se juntó en una demanda con 28 estados con el propósito de trabajar en contra de las regulaciones ambientales y a favor de algunas compañías de petróleo y gas, que obedecían a la defensa contra la contaminación del aire y agua, y de especies animales en peligro de extinción, como también participo en la demanda conjunta contra las empresas de electricidad de Oklahoma.

La Coalición Estadounidense de la energía Limpia de Carbón, se encuentra más que complacida por este nombramiento como jefe de la EPA. Lo dicho por Pruitt dibuja su temperamento y ambición no solo política: “Los americanos están hartos de ver como nuestra economía pierde miles de millones de dólares por las regulaciones innecesarias de la EPA. Pretendo administrarla de manera que ampare la protección responsable del medioambiente y a libertad para los negocios estadounidenses”.

Estas palabras hacen recordar a Alberto Fujimori Fujimori, cuando fue presidente de Perú (1990-2000); personaje siniestro, elimino todo el sistema de planificación nacional y el sistema de inventarios de recursos naturales y del medio ambiente de Perú. Así permitió la instalación de las más nefastas ilusiones que propalan los defensores del liberalismo económico a ultranza.

Todo el mundo está de pie contra semejante despropósito del presidente electo Doland Trump. Desde luego nosotros también lo estamos.

La primera gran confrontación que tendrá el próximo jefe de la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA) será con todos los firmantes del compromiso de Paris-2015. La segunda confrontación será con la República Popular China, debido a la existencia del compromiso ambiental para limitar las emisiones de gases efecto invernadero.

Anuncios