Thorne y sus medias verdades

Oscar Muñiz

 

 

ALFREDO THORNE.

ALFREDO THORNE.

El actual ministro economía, el peruano Alfredo Eduardo Thorne Vetter, expuso la sustentación de unos dispositivos legales ante el Congreso de la Republica; dijo que ellos, el grupo del partido Peruanos Por el Kambio, que lidera Pedro Pablo Kuczynski, había encontrado en el Ministerio de Economía y Finanzas cuando Pedro Pablo Kuczynski asumió el gobierno el 28 de julio 2016, que la economía heredada del anterior gobierno de Ollanta Humala Tasso, había estado en “piloto automático”.

Al respecto, lo que se entiende por piloto automático habría que aclararlo, por lo menos desde el punto de vista semántico, de cómo entendemos este supuesto aforismo.

Se entiende por aforismo a una declaración u oración que pretende expresar un principio de manera concisa, coherente y de apariencia cerrada. Este término proviene del griego que significa “definir”. El aforismo fue utilizado por primera vez por Heráclito de Éfeso, cuando se refería a los síntomas y al  diagnóstico de enfermedades. Después el aforismo fue aplicado a la ciencia física para luego ser generalizado a todo tipo de  principios.

No se puede desvirtuar lo que algunos sostienen al respecto, que el aforismo nunca coincide con la verdad, o simplemente son medias verdades.

Efectivamente, en función de lo que estaba sustentando el ministro Thorne, diré que es una arrogancia suya la manera despectiva de referirse a la anterior gestión económica. La economía es una disciplina opinable, por consiguiente nadie debería asumir posturas descalificadoras, mucho menos doctas, cuando se trata de convencer a un auditorio de un error.

La segunda atingencia es en relación de lo sostenido por Thorne respecto al trabajo realizado por los equipos del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la economía peruana. Este organismo hizo su trabajo del cual podrán estar de acuerdo o no, pero de ahí a sugerir diplomáticamente como lo hace Thorne que el FMI avalo lo sostenido por los ministros de economía de Ollanta Humala Tasso es un despropósito.

Thorne podrá ser muy economista, diestro en buenos modales, pero como político es un lenguaraz. Termina siendo como todos los políticos incapaces, incapaz de reconocer un acierto en su adversario.

Anuncios