De El niño 1972 a El niño 2017

Oscar Muñiz C.

 

Es evidente que existe un retraso del fenómeno El Niño 2016-2017, ahora denominado “Niño costero”; su aparición es a partir del mes de noviembre y tiene una duración entre cinco a seis meses.

Como es sabido, el calentamiento de las aguas marinas en el litoral costero peruano es el que da origen al fenómeno. Se sabe por historia y evidencias arqueológicas, que dicho fenómeno fue la causa de la desaparición de civilizaciones en el norte peruano, mas específicamente entre los departamentos de Lima y Lambayeque. Asimismo, es la causa de la alteración climática en la mayor parte del territorio peruano, cambios que en muchos casos se presentan con huaicos y deslizamientos, y con la consiguiente alteración de la vida de la población en su conjunto y de la economía en general.

En las ultimas décadas, sin duda, el más feroz fue El Niño 1982, evento que si bien es cierto fue antecedido por el de 1972, de lejos este último no se le compara. En El Niño 1972, la presencia de langostas tuvo un grado de plaga fulminante, ya que hasta se hizo presente en las zonas urbanas como en la ciudad de Sullana provincia al norte de la ciudad de Piura.

Sin lugar a dudas, nadie pudo presagiar  lo que iba a suceder después de diez años, cuando todo el norte peruano colapsaría ante El Niño 1982. La salud de la población fue altamente vulnerable frente a las enfermedades (respiratorias, gastrointestinales, entre otras) siendo la niñez y la población longeva la que sufrió de manera inmisericorde. A esta situación se sumó el colapso de todo el sistema de alcantarillado de la ciudad de Piura; se inundó no solo  la zona rural, como el desierto de Sechura, en el cual hasta se podía ejercer temporalmente la pesca y la agricultura, lo que  fue algo increíble. Se formaron cientos de hectáreas de lagunas en la ciudad de Piura, como consecuencia de las precipitaciones. Hasta en el litoral de Piura las embarcaciones de importante calado fueron arrojadas al litoral de playa, encallando y dejando cuantiosas pérdidas.

 

Destruccion del alcantarillado en la ciudad de Piura 1983

Todo el sistema vial colapso. La carretera longitudinal de la Costa, la Panamericana que es la columna vertebral del sistema vial peruano colapso, ni que decir de las vías interprovinciales. Para tener una idea, el viaje entre la ciudad de Talara a Tumbes distante 184 km, en condiciones normales se realiza en 2 horas 30 minutos o máximo en tres horas; en aquella ocasión se realizaba en once horas, y eso que viajaba en una camioneta último modelo de aquel año.

 

Destruccion carretera Panamericana entre los departamentos de Piura y Tumbes 1983

Y así, la furia de la naturaleza no dio tregua. Logro hacerse paso por donde ella normalmente discurre. La falta de previsión, de técnicas de localización y conocimiento real del devenir de los fenómenos naturales contribuyo a incrementar las desgracias. De siempre se supo de la existencia y presencia del fenómeno El Niño, ¿Qué precauciones se tomaron?

Actualmente tenemos que la modernidad vino acompañada del olvido. Transcurrieron 16 años y nuevamente se repiten las escenas, los dramas, las pérdidas de vidas y materiales. En 1998 El Niño fue destructivo pero no como su antecesor el de 1982. Sin embargo su huella dejo. Se esperó el paso del tiempo. 35  años después de aquel dramático fenómeno natural de 1982 y 19 años desde el más cercano de este destructivo fenómeno. Desde aquella época no hay evidencias sustantivas de una prevención mínima, mucho menos de una consideración orgánica en los diferentes niveles de responsabilidad gubernamental y civil. Se llega al desarrollo de El Niño 2017, este con determinadas características que hacen ver la falta de responsabilidad gubernamental en estos últimos 35 años.

Quebrada “Cola del alacran”, ciudad de Sullana 1983

No hay forma de evadir la responsabilidad, pues todas las acciones son un simple maquillaje. Puro discurso.  Solo basta ver las condiciones de las viviendas de la mayoría de la población peruana. Es indigna la manera como presenta el progreso y las condiciones de vida de la sociedad peruana. Esta es la oportunidad de quitarse la careta y dar a conocer la real situación de la sociedad peruana.

Destruccion infraestructura urbana y recreacional ciudad de Sullana 1983

 

Fuente – Publicación: Análisis Ambiental del Impacto del Fenómeno “El niño” 1982-1983 en la Región Tumbes-Piura, por Oscar Muñiz Corro. Octubre 1984.

El material fotográfico (originales) del archivo de Muñiz y Asociados

Anuncios