Lo previsible

Oscar Muñiz C.

 

El carácter lo forma la adversidad. La opulencia es fuente de la necedad.

Esto es o que no comprende D. Trump, presidente de EUA.

Su anuncio sobre la salida de EUA del Acuerdo de Paris no fue extraño; sin embargo el Acuerdo sigue fortalecido frente al desatino del país más poderoso del mundo.

El Acuerdo de Paris contiene tres aspectos básicos y fundamentales: el aspecto económico, el ambiental y el político. No tenemos duda sobre el carácter excluyente que poseen los dos primeros aspectos, mientras que el tercero, el aspecto político, proporciona la posibilidad de encontrar un entendimiento entre ambos aspectos.

En este contexto, Donald Trump constituye la antítesis, es la anarquía total, abona por la exclusión del progreso estadounidense, tanto con su pobreza ideológica y visible ignorancia sobre los tiempos en que vivimos. No ve las cosas por su trascendencia, es un clásico hombre del siglo XIX, más testarudo que el propio Pierre Joseph Proudhon.

Donald Trump no solo se excluyó el mismo de la historia mundial, excluyo a su país. Los EUA bajo la visión de la  política de Trump no ingresara a la era de la producción sustentable, impidiendo a los trabajadores, profesionales, inversionistas e investigadores aportar al avance de la ciencia y tecnología, negándoles la posibilidad de crear riqueza bajo otro paradigma productivo, como en el caso Telsa Inc.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ofreció a todo estadounidense a que considere que el futuro del planeta es un asunto de importancia y, por tal razón, ofrece a Francia como un país que les brinda todo el apoyo y las garantías para su desarrollo.

Bramo el millonario, pero nunca opacara la razón del progreso.

Anuncios