Algo sobre política forestal

Oscar Muñiz Corro

 

 

El ministro de agricultura y riego José Manuel Hernández, menciono el programa de forestación y reforestación que se encuentra en la etapa de publicación en la nueva ley forestal, que permitirá impulsar  el desarrollo de los bosques de Perú.

El ministro indico que la meta del Ministerio de Agricultura y Riego es contar con 600,000 ha de aprovechamiento forestal y 12.5 millones  de hectáreas de superficie de bosques manejados. Hara una inversión de S/ 167 millones en el Programa de Desarrollo Forestal Sostenible, Inclusivo y Competitivo en la Amazonia-departamentos-regiones de San Martin, Amazonas, Lima y Cajamarca. También se destinara S/ 430 millones al programa de fomento y gestión sostenible forestal (SERFOR).

Sabemos, lo cual está sustentado, que el Perú no es un país dechado de tierras agrícolas. Todo lo contrario. El Perú es un país privilegiado por la abundancia de bosques. Sin embargo esta ventaja no es ni mucho menos bien aprovechada o mantenida con rigurosidad técnica- económica. Los dos problemas son: la tala y que quema de bosques para luego utilizar la madera y convertir el suelo para uso agrícola; y la ausencia de manejo técnico de los bosques.

El ministerio de agricultura no cuenta con un presupuesto anual significativo ni la capacidad técnica y laboral necesaria, por lo tanto no podrá cumplir con la meta propuesta en manejo de bosques. Este compromiso es una ilusión, por lo menos para los que conocemos de cerca los bosques tropicales y en  los que hemos hecho vigilancia ecológica y monitoreo ambiental. Es que la propuesta presupuestal trata del 26 % del total de los bosques que suman 48’696,000 Ha., lo cual no es poca cosa.

Actualmente el Perú dispone de 0.23 Ha. de tierra agrícola por habitante y es la segunda nación en Sudamérica después del Brasil que posee la mayor extensión de suelos forestales. De aquí el entusiasmo por la intervención de los bosques.

Dicho esto, siendo el Perú un país rico en tierras aptas para la producción forestal, cuenta con un potencial de tierras de acuerdo a la clasificación según su capacidad de uso mayor superior a las Tierras Aptas para Cultivos en Limpio, Permanentes y Pastos. Es difícil que en las condiciones actuales el ministerio de agricultura pueda controlar semejante problema.  Como dato adicional, el Perú tiene 54’300,560 Ha. de Tierras de Protección (42.25 %). La pregunta es: Cómo lo hará.

Anuncios