¿Y tú que dices? ¿Ayudas?

Oscar Muñiz Corro

 

Es importante saber que la necesidad humana por comunicarse e informar fue de siempre la actividad que más evoluciono a lo largo del tiempo. No es menester hacer un recordatorio total sobre el tema. Más bien haciendo una síntesis histórica, se ubica a Johannes Gutenberg, en la línea de la historia como el hito que divide lo rudimentario de la comunicación en masa con la que hasta ahora conocemos. Dígase más claramente, es la división de la era de internet y lo que fue antes de ella.

Desde 1980 el mundo cambio, la masificación de la informática devino en una participación masiva de la población mundial, fenómeno que nadie lo puede negar. Nos valemos de ella para expresar nuestro punto de vista.

 

 

Hoy por hoy el concepto de la salud humana cambio diametralmente. La idea que se tenía sobre un niño gordo era sinónimo de saludable; esto quedo atrás, hoy es todo lo contrario. Un niño gordo o con sobrepeso es sinónimo de riesgo. Lo mismo sucede con algunos productos como es el caso del azúcar. Hoy se conoce que este producto es el causante de muchos daños a la salud humana, desde el origen de las caries dentales hasta el origen del cáncer o los daños cardiovasculares, amén de la diabetes.

Lo dicho hasta aquí no necesita sustento médico. Se sabe y reconoce medicamente de todos los daños causados por esta distorsión económica en contra de la salud. Al igual que lo ya mencionado está el alcohol con sus “bondades” y “beneficios”. Lo cierto es que su consumo, sea poco o mucho, constituye un riesgo para la salud. Dejamos a juicio de cada uno decidir sobre su consumo.

Hay un enemigo silencioso el cual se utiliza con distorsiones y manipulaciones como consecuencia de los estilos de vida y del avance inmisericorde del negocio de la alimentación. Nos referimos a la gordura y al sobrepeso.

Su diseminación en las últimas décadas fue consecuencia del reemplazo de la cocina tradicional por la comida chatarra. ¡Cuantos miles de millones de euros o dólares se malgastaron! ¡Cuántas enfermedades se pudieron prever solo utilizando el sano juicio de decir no a ese nuevo estilo de comer! Hoy estamos pagando nuestro error. Hoy miles de niños son gordos, obesos o con sobrepeso. Hoy miles de niños inocentes padecen cáncer.

 

Los niños superan mejor el cáncer

 

La medicina humana no puede contener este problema. Se invierten miles de millones de dólares en tratar de solucionar estos problemas de salud infantil. Todo es en vano. Empecemos ahora por nosotros mismos. Cuidemos nuestro peso, evitemos el consumo de azúcar, rechacemos la gordura y el sobrepeso, comamos más sano y en nuestra casa. Es importante vivir y eso está en nuestras manos. DILE NO A LA GORDURA Y AL SOBREPESO.

 

También lee

Chile: Sellos para combatir la obesidad

India: La lucha de un padre contra la comida chatarra

México: El TLCAN y su papel en la obesidad

Colombia: Nos silenciaron

Brasil: Como las grande empresas engancharon a Brasil con la comida chatarra

La malnutricion que mata en Venezuela

Anuncios