El Perú a la deriva

 

Oscar Muñiz Corro

 

Tips para manejar la incertidumbre

 

El Perú sigue su ruta trazada hacia su destino patológico preferido.

Los pueblos andinos peruanos tienen sustento existencial. Es un grupo humano coherente en el conjunto social peruano,  transciende en el tiempo y con sus limitaciones y penurias sigue estando presente no solo en la cultura.

Hoy es la incertidumbre lo que mina el espíritu de los peruanos, viviendo desgracias sociales, soportando la inclemencia del clima con la amenaza permanente de los fenómenos naturales y otras calamidades.

Siempre pisando suelos pantanosos donde la arbitrariedad,  la prepotencia, el abandono y el abuso son hechos cotidianos. Todo en el Perú se salió de control. Al parecer el Perú no es viable.

Desde el inicio del 2000 se han sucedido seis presidentes, al cual uno más desubicado que el otro. Un  poder ejecutivo sin brújula. Un poder judicial corrupto hasta el tuétano. Un congreso nacional lleno de ineptos, ignorantes y saqueadores sin escrúpulos. La fuerza productiva en una bataola que solo le permite sobrevivir. Y las fuerzas políticas simplemente es ganado de machos cabríos sin una pizca de coraje reivindicativo.

En presencia de hechos similares, otrora fuerzas ajenas al sistema democrático hubieran incursionado en la vida política del país. Hoy que nos encontramos distantes de una circunstancia similar, el deterioro de la democracia es más que preocupante, los responsables no supieron asimilar la lección, mucho menos los políticos ni el pueblo peruano.

Que la providencia se encargue de cobijar a este Perú desmemoriado.

Anuncios