Mension

por Oscar Muñiz Corro

 

No es ninguna afirmación gratuita decir que el mundo cambio cuando dejó de existir o mejor dicho desapareció la URSS y con ella toda la Europa oriental más el Muro de Berlín. Hoy, estos hechos para muchas personas que suman millones no significa nada, tal vez solo un dato, a lo sumo, estadístico. Para otros, la minoría, significo y significa el fin del oprobio, la conclusión del permanente acoso del comunismo en zonas no solo del Asia también del Centro y Sur Americana.

1918, la cumbre del comunismo, se vio coronada varias veces con la repartición de medio mundo, con el “triunfo” de la revolución comunista en Cuba.

En América del Sur aparecieron nuevas interpretaciones de la realidad económica con autores que se dedicaban al estudio del desarrollo económico y de la política económica, apareciendo grandes aportes de los centros de estudios de México, Argentina o Brasil.

Las décadas de 1950 – 1970 dejaron un legado valioso sobre la preocupación  y aspiración de los pueblos que hasta la década de 1990 se les denominaba subdesarrollados o tercermundistas; hoy conocidos como economías emergentes.

Todo cambio, incluida la manera de ver y conceptualizar el mundo, el mundo económico, su sociedad, las relaciones internacionales, la participación ciudadana, el individualismo social y personal.

No más se esforzaron por el tratamiento de los asuntos del desarrollo económico bajo la influencia del esquema bipolar. La planificación centralizada perdió todo interés, porque no decir fue un fiasco y con este el fracaso de los científicos sociales que aportaron sus ideas para ir en busca del desarrollo económico tan esperado.

La aparición cada vez más definitoria de la tecnología fue sin duda  la espoleta que arruino las aspiraciones y planteamientos de todo vestigio de la programación planificadora centralizada. Hoy nadie se acuerda, mucho menos es nombrada.

Insisto en el hecho histórico de la desaparición de la URSS porque permitió encontrar nuevos caminos para el desarrollo. Sin embargo aún queda el esquema de explicación del imperialismo. La lucha de antaño logro su anclaje en la manera de explicar los fenómenos económicos, sociales y políticos de estos tiempos.

El mundo cambio y con este cambio lo académico, el fundamento pensante. Sin embargo para muchos los antiguos argumentos políticos siguen teniendo vigencia.

es ninguna afirmación gratuita decir que el mundo cambio cuando dejó de existir o mejor dicho desapareció la URSS y con ella toda la Europa oriental más el Muro de Berlín. Hoy, estos hechos para muchas personas que suman millones no significa nada, tal vez solo un dato, a lo sumo, estadístico. Para otros, la minoría, significo y significa el fin del oprobio, la conclusión del permanente acoso del comunismo en zonas no solo del Asia también del Centro y Sur Americana.

1918, la cumbre del comunismo, se vio coronada varias veces con la repartición de medio mundo, con el “triunfo” de la revolución comunista en Cuba.

En América del Sur aparecieron nuevas interpretaciones de la realidad económica con autores que se dedicaban al estudio del desarrollo económico y de la política económica, apareciendo grandes aportes de los centros de estudios de México, Argentina o Brasil.

Las décadas de 1950 – 1970 dejaron un legado valioso sobre la preocupación  y aspiración de los pueblos que hasta la década de 1990 se les denominaba subdesarrollados o tercermundistas; hoy son conocidos como economías emergentes.

Todo cambio, incluida la manera de ver y conceptualizar el mundo, el mundo económico, su sociedad, las relaciones internacionales, la participación ciudadana, el individualismo social y personal.

No más se esforzaron por el tratamiento de los asuntos del desarrollo económico bajo la influencia del esquema bipolar. La planificación centralizada perdió todo interés, porque no decir fue un fiasco y con este el fracaso de los científicos sociales que aportaron sus ideas para ir en busca del desarrollo económico tan esperado.

La aparición cada vez más definitoria de la tecnología fue sin duda  la espoleta que arruino las aspiraciones y planteamientos de todo vestigio de la programación planificadora centralizada. Hoy nadie se acuerda, mucho menos es nombrada.

Insisto en el hecho histórico de la desaparición de la URSS porque permitió encontrar nuevos caminos para el desarrollo. Sin embargo aún queda el esquema de explicación del imperialismo. La lucha de antaño logro su anclaje en la manera de explicar los fenómenos económicos, sociales y políticos de estos tiempos.

El mundo cambio y con este cambio lo académico, el fundamento pensante. Sin embargo para muchos los antiguos argumentos políticos siguen teniendo vigencia.

China

El reemplazo de la URSS es China. Se lazan loas a su “progreso” y desarrollo, producto de su “libertad”, cuando no existe respeto por los derechos humanos ni del medio ambiente.

Si en algo cambio el mundo fue en la defensa del medio ambiente, el apoyo a las tecnologías limpias. Sin duda falta mucho para contar con un cuerpo orgánico y definido del camino hacia el desarrollo en donde se dejen de usar los añejos argumentos.

Hagamos un esfuerzo por dejar los argumentos del subdesarrollo. Hagamos esfuerzos por sistematizar los nuevos problemas que hoy vivimos. Hagamos esfuerzos por reconocer que en este mundo existe riqueza que permitirá erradicar la pobreza tal cual siempre se mostro.

Una explicación, un deseo

Oscar Muñiz Corro

 

Cuando uno menos lo piensa aparecen los “fantasmas”, muchas veces aquellos que son de carne y hueso.

Cansados, hartos de vivir entre gente cínica de aquellas  gentes en que la vergüenza y la decencia desapareció o no nació con ellas.

Impotentes y llenos de rabia porque era evidente que el mal cundía por todo lado, que el  mal triunfaba, donde el repliegue  de las fuerzas se hacía más intenso y las fuerzas por la lucha se desvanecían de manera inmisericorde.

Según el dicho “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante” fue el presagio del cambio, mínimo cambio, pero al fin un cambio.

Por aquella época no muy lejana quisimos voltear la página. Teníamos el espíritu magullado y la autoestima debilitada. Era imposible lograrlo. En esas circunstancias era mejor tomar un respiro para evitar un estropicio público.

Las circunstancias llegaron cuando en el cuchitril del congreso nacional peruano se logró dar el primer paso para su disolución. Fue así que en fondo del túnel se dejó ver una pequeña luz, no obstante el carga montón generado por los áulicos, los sirvientes y todos aquellos que gritaban desaforadamente y maldecían su cierre. Aquí y ahora no se justifica eso de “justos pagan por pecadores” porque dudamos que en ese mierdero de congreso exista alguien digno de ser respetado. El 30 de setiembre 2019 se inició una tenue reconstrucción del Perú, dejando en la trastienda al fujimorismo, al aprismo venal y con estos dos grupos mafiosos de la política peruana a los topos, cínicos y ayayeros* que ocultaban sus simpatías y colaboraban cobardemente tras bambalinas con las fuerzas del mal el aprofujimoriso.

Dicho esto, por nuestro silencio durante los últimos noventa días queremos reiniciar nuestras entregas con la esperanza de que la economía y la ética peruana se restablezcan. Por este razón deseamos a toda aquella persona que leen estas líneas un venturoso año 2020.

 

*Ayayero

Perú: medicina ancestral

Oscar Muñiz Corro

En una oportunidad en la década de los años 80 del siglo pasado, trabajando en la amazonia peruana cruzamos con un grupo de tres personas británicas que caminaban por el bosque. Después de intercambiar saludos cruzamos algunas palabras para enterarnos que ellos trabajaban para un laboratorio y que estaban recolectando plantas. La botánica de nuestro equipo nos quedó mirando y con una sonrisa nos despedimos y seguimos nuestro camino.

Tiempo después se recibió una nota del grupo británico, solicitando copia o por lo menos el nombre de nuestro informe. Le proporcionamos el nombre.

Es conocido que los grupos farmacéuticos hacen de la suya con los medicamentos. Los altos precios de las medicinas y la presión contra los fármacos genéricos han logrado fabricar un imperio farmacológico impresionante, cuando la base científica occidental se encuentra en la flora y fauna amazónica.

El siguiente artículo, “Medicina ancestral: plantas curativas en Perú” , es una muestra de esta afirmación; el potencial medicinal de esta zona del Perú, el cual, desde siempre, es utilizado con la mayor certeza sanitaria de la sabiduría de un pueblo milenario es una muestra.

Olla de grillos

Oscar Muñiz Corro

Actualmente, se habla sobre los grandes cambios que se producirán a nivel mundial. Desde 1989 en que desapareció la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) el mundo dio un gran giro hacia la flexibilización sin darse cuenta que se gestarían grandes cambios que actualmente afloran con mayor nitidez.

Primer cambio, se efectuará en el poder económico, lo que implicará un cambio político. El cambio económico se iniciara  en las economías desarrolladas debido a que ellas generaron el 57 % de la producción mundial y en el año 2014 la proporción solo será del 37 %. Lo resaltante en este aspecto es que China incrementara su participación del 7 % al 21 %, mientras que el resto de países emergentes de Asia consolidarán el 39 % de toda la producción mundial. En cambio EU solo representara el 14 % y la UE el 15 %.

Segundo cambio, la rivalidad entre las potencias occidentales y China. Actualmente se incrementara tal cual lo estamos viendo. Para comprender esta transformación solo hay que prestar atención al trato que le dispensan los EUA y la UE, cuando califican a China, el primero como un “competidor estratégico” y el segundo la llama la “competidora económica en la búsqueda del liderazgo tecnológico”.

Tercer cambio, es la asencion de la política populista en las economías desarrolladas, caracterizada por la desconfianza hacia la pericia tecnocrática, afectando la credibilidad de las instituciones tecnocráticas nacionales (bancos centrales, instituciones tecnocráticas internacionales).

Cuarto cambio, se refiere a la desaceleración de la globalización y el comercio. Actualmente se comprueba cuando el comercio y la producción crecen a ritmo similar, cuando anteriormente el comercio se incrementaba al doble de rápido que la producción mundial.

Quinto cambio, relacionado con la tecnología (Internet y progreso en inteligencia artificial) esta sigue siendo la fuerza del crecimiento económico, aun habiendo sido responsable de vulnerabilidades y trastornos (ciberataques, cambios masivos  en los mercados laborales).

Sexto cambio, aumento de la fragilidad financiera, aumentando la relación entre la deuda y la producción bruta y, pasando la deuda del ámbito privado al público.

Séptimo cambio, aparición del “estancamiento secular”, que es la debilidad de la demanda frente la combinación de la baja inflación y los tipos de interés reales y nominales que son ultra bajos.

Octavo cambio, el cambio climático es un tema siempre en asenso dentro del campo político. Al respecto, el FMI vaticina que el cambio climático tendrá efectos importantes en las estrategias de desarrollo y políticas macroeconómicas en todos los países pero en particular en los países más pobres y vulnerables.

Mientras esto sucede en el mundo, el Perú es una olla de grillos. Paso mucha agua bajo el puente, pero por fin concluyo el bochornoso espectáculo que ofreció el Congreso Nacional durante dos días (4 y 5 de junio 2019),  cuando el poder ejecutivo presento y sustento una acción de confianza, el cual incluía implícitamente un arriesgando cierre del Congreso.  En estos dos días cada grupo político dijo su verdad (?) a su manera, sin percatarse que traslucían su falta de dominio escénico. La repetición hasta el cansancio de los mismos estribillos políticos se condecían con la realidad por la atraviesa la economía peruana y el ciudadano peruano. Nadie es ajeno a la estupidez dicha por el actual ministro de justicia, cuando propuso que el Estado peruano retome su calidad de gestor económico en las diferentes actividades productivas, estando de acuerdo con el grupo pro comunista que insiste en el regreso a su añorado tiempo pasado y en la conversión del Perú en otra Cuba y Venezuela más.

Hay una frase esplendida de MVLL que sintetiza la inquietud nacional “en qué momento se jodió el Perú”. Hoy es una certidumbre. A falta de un compromiso nacional el Perú seguirá jodido, hasta que los herederos de la politica colonial y la burguesia parasita mantengan su statu quo.

 

Referencia: FMI

Un año ignominioso para Perú

Oscar Muñiz Corro

 

El caso Odebrecht es y será la continuación del fatídico decenio fujimontesinista que azoto al Perú en la década de 1990. Sabemos que el saqueo para algunos es su oportunidad de suerte. Esta gente siempre espera con puñal en mano y con fusil en ristre para asaltar las riquezas ajenas. Esto es lo que sucede en Perú desde 1535.

La ignominiosa acción de los sátrapas y de los no tantos siempre está presente. Dicen los entendidos que el saqueo producido en la última década es más grande y mortal que los acontecidos con la huida del presidente en plena guerra con Chile, o las que se le atribuyen al leguiismo y al fujimontesinismo.

Lo cierto es que después de terminado el gobierno fujimorista, en el año 2000, el gobierno del presidente Paniagua dejo de barrer en la administración pública y las fuerzas armadas a los nefastos elementos que la componían. Hoy los resultados los tenemos a la vista. Partidos políticos, si es que se les pueden llamar partidos políticos al APRA, a AP o al mismo Fuerza Popular (partido liderado por la hija del sátrapa Alberto Fujimori llamada Keiko, hoy presa) que son expertos en complotar o en silenciar cuando se trata de encubrir.

El panorama institucional es deprimente, con un Congreso de la Republica que solo es un instrumento más de la corrupción, liderado por Fuerza Popular y el APRA. Un poder desprestigiado por contar con los últimos cuatro presidentes presos, fugados o impedidos de salir del país y, un Poder Judicial y la Fiscalía de la Republica topada de corruptos e incapaces para administrar justicia.

En los últimos días el Fiscal General ceso en sus cargos a los fiscales que tienen a su cargo la investigación del caso Lava Jato . Por menores podrán encontrar en la web.

Por interés profesional presentamos un extracto  de la “Carpeta de colaboración eficaz 01-20, Expediente 00035-2018-1-5001-JR-PE, Caso Lava Jato-Perú”.

  1. Odebrecht se obliga a entregar al Ministerio Publico todas las pruebas de los delitos de corrupción y lavado de activos (y otros delitos conexos) que comprometan a los funcionarios y servidores públicos peruanos, como también a personas nacionales y jurídicas nacionales y/o extranjeras con las que consorcio en el país para realizar los actos de corrupción.
  2. Odebrecht se compromete a que Jorge Henrique Simoes Barata y los funcionarios acogidos a los procesos de delación de la justicia brasileña se hagan presentes ante autoridad pública peruana para que rindan su testimonio en las investigaciones y procesos.
  3. Odebrecht se compromete a entregar los elementos extraídos de los soportes electromagnéticos del sistema Drousys y Mywebday del desaparecido sector de operaciones estructuradas de Odebrecht relacionados a actos en agravio del Estado peruano.
  4. Para acordar el monto de reparación entre Odebrecht y la Procuraduría Ad-Hoc es sobre los siguientes casos: Tren Eléctrico, Carretera Interoceánica Sur tramo 2 y 3, Costa Verde Callo y Vía de Evitamiento Cusco, por los cuales se habrían firmado seis contratos con el Estado.
  5. El pago de reparación civil se pactó en 610 millones de soles, después de haber ofrecido Odebrecht 297 millones de soles. El pago será en 15 cuotas anuales, siendo la primera cuota de 80 millones de soles en el 2019.
  6. El Estado peruano, por medio de la Procuraduría Ad-Hoc podrá iniciar acciones de cobro de reparación civil a las empresas consorciadas con Odebrecht en los anteriores proyectos mencionados.

El Perú de la esperanza

Oscar Muñiz Corro

 

Los peruanos desde jóvenes esperaban que las cosas cambiaran. Esto se agudizo desde aquellas épocas donde las fuerzas políticas de la izquierda, el APRA y Acción Popular proponían a su manera el progreso del Perú.

Todo era en vano, los golpes militares siempre cortaban el paso hacia condiciones maduras de gobierno y, sin mediar palabra se apoderaban del poder, en varios casos, por muchos años.

Pocos ciudadanos creían en esos militares arropados con las esperanzas de los humildes y desposeídos. Jamás creyeron en aquellos que decían una cosa y se abrazaban  con los uniformados, como tampoco creyeron en los políticos con excepcional labia.

Décadas han pasado. La izquierda no funciono, no cumplió. La izquierda decepciono convirtiéndose en un fraude. Pasaron décadas y hoy se derramo las mugre  política personificada en el APRA y los apristas. Hasta el día de hoy los apristas no se percatan que los tiempos han cambiado, y que hoy forman parte de la corrupción.

¿Qué maldita razón existió para soportar década tras década mentiras,  supuestos actos de heroísmos, o un lógico proceder político? No lo sabemos.

Lo que es evidente en estas circunstancias es que no se necesitó a la izquierda ni a la derecha, mucho menos al APRA ni a los apristas, para enrumbar al Perú. Solo se necesitó decencia y  verdad.

 

Nota: post escrito  el 02/12/2018, un día antes de conocer la decisión del gobierno uruguayo de no otorgarle el asilo diplomático a Alan García Pérez.