Apropiarse de lo ajeno

Oscar Muñiz C.

 

Nadie podría sostener que lo bien ganado se debe censurar. Más aún si lo ganado revierte a la sociedad desprotegida. Este es el caso de los nativos amazónicos, sean estos nómades o no.

Soy testigo presencial, desde 1982, de las condiciones de vida de algunos grupos étnicos de la amazonia peruana, tanto en el departamento (región) San Martin, como los grupos étnicos en la zona central del Perú especialmente en el Camisea, departamento (región)  Cusco, más específicamente entre los ríos Inuya y Camisea, que son afluentes del rio Urubamba, zona en donde la Shell exploraba petróleo pero se topo con gas.

Las condiciones de vida de estos grupos humanos son en muchos casos deplorables, no porque ellos lo hayan decidido así. Son producto de la explotacion de los colonos, interventores o simplemente del hombre occidental. La vida que llevan está ligada al bosque hasta que colonos, exploradores deshumanizados, criollos, curas, civiles agrupados y representantes del Estado (policías, políticos, autoridades) irrumpen en su vida hasta llegar a su desaparición u absorción.

La secularización no es su salvación para estos grupos étnicos. In situ lo verificamos.

Debo decir en lo que me concierne, que los suelos en la zona del Camisea tienen las siguientes características: las tierras son aptas para cultivos intensivos, no tiene mayores limitaciones, son de muy buena fertilidad y productividad. También existen tierras apropiadas para implementar una agricultura en base a cultivos permanentes y forestales. Como también hay presencia de tierras de aptitud limitada para fines agrícolas, tierras marginales y tierras no aptas para la agricultura o explotación del recurso forestal.

Según una organización no gubernamental de prestigio indica el riesgo que en la actualidad se encuentran los pueblos aislados ubicados entre Puerto Esperanza y la carretera interoceánica que conecta con la amazonia brasileña.

El promotor de la absorción-desaparición de los pueblos aislados como son los mashco-piros, los chitonahuas, los mastanahuas y los sapanawas, es el cura Miguel Piovesan, quien sostiene “No aceptamos la idea del aislamiento (en negrita es nuestro) como un deseo natural de ellos. No lo comprobamos. Son entelequias de quienes solo conocen a los pueblos indígenas de vista o por investigaciones basadas en hipótesis que nunca se comprueban en el campo”.

Frente a esta andanada de barbaridades, Emilio Montes, presidente de la organización indígena Federación de Comunidades Nativas del rio Purús-FECONAPU, en Puerto Esperanza dijo: “Sobre la carretera no aceptamos ese tipo de proyectos, los rechazamos tajantemente. Por los motivos: a los indígenas no benefician, sino más bien  a los madereros, mineros y petroleros ilegales, y también a los narcotraficantes, atenta contra la vida de nuestros hermanos aislados, como los mashco-piros. Es la depredación de nuestros recursos naturales como flora y fauna. Más bien que nos respeten nuestro territorio ancestral. Necesitamos otro tipo de desarrollo con manejo sostenible de nuestros recursos, para así vivir con vida plena, también para nuestro futuro”.

Video Emilio Montes

Anuncios

Cambio Climático: COP22 Marrakech – Acuerdo de Paris

Oscar Muñiz C.

 

 

La revolución industrial data de finales del siglo XVIII, más exactamente entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del siglo XIX. La primera revolución industrial fue en Coalbrookdale-Reino Unido, concluyendo entre 1820 y 1840.

Según Robert Lucas, fue la primera vez en la historia de la humanidad que el nivel de vida tuvo un crecimiento sostenido, “No hay nada remotamente parecido a este comportamiento de la economía en ningún momento del pasado”.

Al respecto no nos explayaremos en este asunto. El lector puede encontrar abundante bibliografía en internet. Lo que si solicitamos es, imaginen a un individuo en su mundo rural, con sus costumbres, creencias y estilo de vida, sin pensar que iba a cambiar paulatinamente. Creemos que no existe un cambio del estilo de vida tan drástico y brutal, ni siquiera cuando el hombre llego a la Luna.

Debemos considerar como un hecho sin precedentes lo sucedido en aquella época. Creer que el Acuerdo de Paris será acatado en los plazo planteados es un reto. La sustitución de la tecnología actual no es fácil de abandonar, mucho menos sustituirla por la tecnología verde. Si eso fuera posible en el corto o mediano plazo, ¿Qué tecnología la sustituiría? ¿Cuáles tendrían que ser los mecanismos financieros para sustentar un cambio de medios?

Sin lugar a dudas creer en la conjunción tecnológica que propone el Acuerdo de Paris, es aspirar a lo que pocos países podrían alcanzar en los plazos previstos, mucho más cuando existen líderes políticos que sustentan su incredulidad  o escepticismo frente al cambio climático.

Veamos que propone el Acuerdo de Paris, sus exigencias y expectativas ante la inocuidad del esfuerzo, en la COP 22 Marrakech 2016.

El objetivo central es mantener el incremento de la temperatura global por debajo de los dos Grados C, y proseguir hasta llegar a 1.5 Grados C, para evitar catástrofes en los países con mayor vulnerabilidad. Este objetivo se concretaría con la reducción de las Emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI*). La meta del punto máximo a largo plazo deberá alcanzarse lo antes posible, para lograr el equilibrio entre los gases emitidos y los gases que puedan ser absorbidos. Esto tendrá que ser una realidad en la segunda mitad del presente siglo XXI.

Cada cinco años todos los países deben comunicar sobre la reducción de sus emisiones de GEI, siendo cada vez más elevada las siguientes reducciones que se comuniquen. Al respecto, son 185 países los que presentaron sus informes sobre emisiones (95 % de las emisiones globales). Se tiene en cuenta que estas contribuciones oficiales son presentadas al ratificar el acuerdo.

Con respecto al financiamiento, la meta propuesta es llegar a un mínimo de US$ 100,000 millones anuales a partir del 2020. Deberá haber predictibilidad de información cuantificable de los aportes realizados por los países cada dos años. Dentro de este ámbito, existe una  responsabilidad  histórica de los países industrializados, por lo cual se espera que ofrezcan apoyo financiero a los países menos desarrollados.

En el Acuerdo de Paris se incluye el incremento de la adaptación de los países, su  fortalecimiento frente a la resilencia y a la reducción de la vulnerabilidad frente al cambio climático. En medio de esto debe ser prioritaria la protección de las personas, lo mismo que los medios de producción y los ecosistemas.

Sobre las perdidas y daños causados por el cambio climático (tormentas, huracanes,  etc.) que afectan a los países, el Mecanismo Internacional de Varsovia se mantiene integro. Se reconoce el rol de los bosques en la lucha contra el cambio climático (Acuerdo REDD+), como también el mecanismo de desarrollo y transferencia de tecnología. Lo novedoso es que se crea un mecanismo de desarrollo sostenible para mitigar las emisiones GEI.

La importancia de la transparencia es vital por lo cual los países deberán publicar sus inventarios sobre emisiones e información de su implementación de sus contribuciones al financiamiento, todo sujeto a examen técnico. El balance sobre el avance del cumplimiento de los objetivos será para el año 2023 y posteriormente será cada cinco años. Por el momento el Acuerdo no plantea sanciones para los países que incumplan los compromisos. Posteriormente se definirán reglamentos específicos.

Los 195 países deberán firmar el Acuerdo entre abril 2016 y abril 2017. El Acuerdo de Paris entrara en vigor 30 días posteriores a que al menos 55 países lo hayan ratificado.

*GEI.- Corresponde a aquellas emisiones de gases provenientes de las actividades o procesos habituales del ser humano. Se denomina Gases  Efecto Invernadero (GEI) ya que contribuyen, en diferente grado, al Efecto Invernadero, por l cantidad de moléculas del gas presente en la atmosfera. Dentro delos gases que tienen esta denominación se encuentran: Vapor de Agua, Dióxido de Carbono, Metano, Óxidos de Nitrógeno, Ozono, CFCs y HFCs.

Si bien el Efecto Invernadero es un fenómeno natural, el aumento de su concentración sobre los valores habituales han incidido sobre el Calentamiento global y la modificación de las condiciones climáticas (Cambio climático). Ministerio de Energía, Chile.

Los derechos en Cotabambas

Oscar Muñiz C.

 

Llega el momento en que todo explota, cuando la impotencia se apodera del espíritu de las personas, hasta del más manso. Ni se diga cuando se corroboran las injusticias o cuando se verifica que la impronta delincuencial y el abuso es la barita  mágica que abre y cierra las puertas.

Sin lugar a dudas, vivir entre rufianes, sean estos de cuello y corbata o no, es igual. La época colonial fue extinguida de esta parte del continente hace unos dos siglos, cuando el virreinato lo desaparecieron. Al parecer sus rezagos sigue entre nosotros, y esto lo podemos comprobar  aquel día en que la población de Cotabambas se indignó y decidió luchar por lo suyo.

Martin Alberto Vizcarra Cornejo, primer vicepresidente de la república y ministro de transportes y comunicaciones, informo que el actual gobierno cobrara a laminera MMG Limited, un justiprecio no especificado. Esta empresa es la que viene gerenciando la mina Las Bambas.

¿Por qué esta decisión del gobierno?

Como dijimos en la anterior entrega sobre el caso Las Bambas, es debido a la construcción de una carretera en terrenos que legítimamente pertenecen a las comunidades campesinas de la zona.

El Señor Vizcarra, afirmo que habiéndose reunido con los representantes de las comunidades campesinas para dialogar con los representantes de la empresa MMG, no se llegó a ningún acuerdo con la empresa; esto no significa que la compañía deje de reponer las alteraciones causadas al construir una vía en terrenos de las comunidades. Sentencio diciendo “Corresponde  un pago y eso lo cobraremos a la mina, nosotros debemos lograr que esa vía este asfaltada”. Asimismo, se comprometió que en el lapso de 40 días presentará el plan de desarrollo integral para la provincia de Cotabambas-departamento de Apurimac.

Incumplimiento de la administración Humala (2011-2016)

El Ministerio de Salud, por razones que aún no están debidamente esclarecidas, incumplió su responsabilidad en la provincia de Cotabambas, al haber dejado inconclusa la elaboración de un plan multianual de inversiones, la suscripción de un convenio de inclusión del servicio de ambulancias en Haquira, Cotabambas y Challhuahuacho, el incumplimiento en desarrollar una estrategia de afiliación al Seguro Integral de Salud (SIS), dejo de brindar asistencia técnica para la construcción de casas maternas, dejó sin efecto la instalación de 10 módulos de atención médica, y por último, dejo sin construir un hospital categoría II-1

En el sector Transportes el último ministro del gobierno anterior, sostiene que el actual gobierno será el encargado de consolidar los proyectos que permitan mejorar la conectividad en el área de influencia que tiene la mina Las Bambas. Estos proyectos son la conservación de la red vial nacional de Cotabambas en sus ejes Challhuahuacho-Mollepuquio y Challhuahuacho-Ayaviri. El otro proyecto es la construcción de 12 puentes en el distrito de Challhuahuacho.

En el área agrícola quedan pendientes obras de represamiento y proyectos de riego, teniéndose en cuenta que en Cotabambas y Challhuachuacho, solo el 9.4 % de la superficie es apta para la agricultura.

Si esto no fuera suficiente, en el sector vivienda, las cosas no son diferentes, pues 6,297 hab. (71 %) de la población de Cotabambas no cuenta con servicio de agua potable y 8,514 hab. (96 %) no tiene red de desagüe. Además, hasta la fecha no se han concretado 34 proyectos de agua y saneamiento en Challhuahuacho, Coyllurqui, Haquira, Mara y Tambopata.

Por último, en el sector social, la administración Humala, declaro prioritaria la implementación y ejecución del programa de desarrollo productivo Haku Wiñay, el cual beneficiaria a 2,500 hogares, aprobándose un presupuesto de S/ 1’800,000 (US$   ) y solamente destinó S/ 1’829,095 para un total de 9,887 usuarios (S/ 185 por usuario).

 Esta situación dejada por el anterior gobierno y la impronta empresarial en la mina Las Bambas, son las razones más que suficientes para entender el levantamiento ciudadano mas no la muerte de uno de ellos.

Al parecer, los resabios de otras épocas no se han superado.

Gran ayuda para los guaraníes brasileños

Oscar Muñiz C.

 

Cuando se trata de establecer diferencias entre los modos de desarrollo de las sociedades, se tiene a la mano un sin número de publicaciones con propuestas que son por lo general desestimadas o muchas veces el tiempo se encarga de olvidarlas.

Infinidad de textos, revistas especializadas y hasta propuestas sin aparente cientificismo han dormido el suelo de los justos. Un ejemplo claro son las publicaciones que rescataron el valor y la sabiduría de los pueblos rurales, las cuales no solo recuperaron el diseño del uso del suelo, sino también el modelo de producción agropecuaria, piscigranjas y otras actividades.

De aquella época, la de las poblaciones antes de la revolución industrial, la vida cambio, como también cambio el estilo del uso del suelo y de la vida de poblaciones enteras. Tuvo que pasar un par se centurias para que la población mundial se sintiese asfixiada con la contaminación, con temor al cataclismo global del clima y publicase algo al respecto. Solo la minería hizo tanto estrago localizado, antes de que apareciera la siderurgia y metalurgia, que arrasaron con todo vestigio de vida.

Una gran parte de la población mundial dejo de lado los grupos humanos que hasta ahora viven en un mundo muy diferente al mundo postindustrial. En medio de este conglomerado de población existen aquellos grupos que invitan a tener una experiencia mágica en lugares que imitan a aquellos parajes que han desaparecido o están por desaparecer. Aún más, existen de aquellos que no reconocen a los grupos humanos nómades, aquellos que viven de la oferta de la Amazonia. Decimos Amazonia, porque es una región natural que no conoce de fronteras.

Asimismo, Perú y Brasil son dos países amazónicos. Son de los que se erogan el derecho de vulnerar los derechos de las poblaciones nativas. En contra de este nefasto legado que pretenden dejar, una vez más las poblaciones nativas con solo su sabiduría sobreviven y mantienen integrado su legado del buen manejo y utilización de la biosfera.

Es tan cruel la forma de asesinar, que Josiel Benites (12), de la comunidad indígena guaraní (ubicadas al Sur y Sureste de Brasil, en los estados de Rio Grande del Sur, Santa Catarina,Parana y Mato Grosso del Sur) o ava (significa ser humano) Tey’i Jusu, es un doloroso recordatorio de lo que son capaces de hacer los que pretenden arrebatar los medios naturales de subsistencia de las minorías indígenas.

Survival, propone dar visibilidad a la lucha de los guaraníes e indígenas brasileños; imprime este cartel , sácate una fotografía con él, envíala en tus redes ,y comparte tu fotografía con Survival enviándola a info@survival.es para que ellos la compartan en sus redes.

El conflicto minero de nunca acabar

Oscar Muñiz C.

 

El proyecto minero Las Bambas nuevamente es el centro del conflicto. El 14/10/16 hubieron enfrentamientos entre la Policía Nacional del Perú (PNP) y los pobladores de las comunidades campesinas de Choquecca, Allhua, Pumamarca y Quehuira, ubicadas en la provincia de Apurímac distrito de Challhuahuacho. Como resultado de este enfrentamiento falleció un comunero.

Al conocerse la noticia del enfrentamiento, el ministro del Interior sostuvo que la policía de la zona intervino sin la autorización del director de operaciones; además sostuvo que en el momento de la intervención policial se realizaba negociaciones entre los representantes de las comunidades y los empleados de la minera, con el propósito de obtener una compensación para los comuneros por el uso de la carretera de su propiedad.

Es importante señalar que los comuneros sostienen que los dueños de la carretera son ellos y no como dice el ministerio de Transportes y Comunicaciones, que es una vía nacional y  por lo tanto es de libre uso y tránsito. Al parecer esto último seria falso o por lo menos sujeto a verificación judicial.

Lo cierto es que la carretera que usa la compañía minera MMG fue hecha por los comuneros de las comunidades campesinas antes mencionadas, que inconsultamente y sin su conocimiento, en el 2014 la municipalidad de la provincia de Cotabambas  solicito incorporarlas al sistema vial nacional, lo cual logro hacer el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y como consecuencia dejo de reconocerse como propiedad de las comunidades campesinas, beneficiando directamente solo a la compañía minera MMG, pues sus vehículos que suman más de dos centenares son los únicos usuarios de la vía, y pueden sacar el recurso minero y trasladarlo hacia la planta de tratamiento sin pagar ningún peaje por el usufructuó vial. La Oficina Nacional de Dialogo y Sostenibilidad, sostiene que la vía se convirtió en parte del sistema nacional. MMG convine que es competencia del Estado para no seguir pagando compensación alguna a las comunidades campesinas por el uso de la carretera.

A estas alturas el Gobierno Regional de Apurímac  afirma que la carretera en disputa no es una vía nacional como se afirma sino que es de competencia del gobierno local (Municipalidad).

Este problema de falta de sinceramiento refleja claramente el intríngulis generado por conveniencia de la empresa MMG, donde el Estado peruano por su interés favorece a los inversionistas de MMG, yendo en contra de lo legítimo. Tal vez,  conociéndose de los niveles de corrupción gubernamental y del empresariado privado, este sea un caso más donde  la cuerda se rompe por el lado más débil.

Desde un punto de vista ambiental el proyecto minero Las Bambas, contemplaba la construcción de un mineroducto, el cual fue cancelado en una segunda fase de reformulación del proyecto. Este mineroducto era pate de  la propuesta de construcción de una planta de molibdeno muy cerca al proyecto Las Bambas en Antapaccay. Según la propia empresa, los cambios que hizo MMG al Estudio de Impacto Ambiental “no fueron importantes”, por lo cual no fue necesario el proceso de participación ciudadana (consulta a la ciudadanía), comunicándose el hecho a las municipalidades; el Ministerio de Transportes y Comunicaciones oficio informes a las autoridades de Cotabambas y Grau, lo mismo que a las autoridades de los distritos de Challhuahuacho, Mara, Coyllurqui y Tambobamba, de lo acontecido.

Ahora veamos la preocupación de algunos. Según la Sociedad  de Comercio Exterior del Perú (ComexPeru) se paralizarían US$ 10,000 millones; además sostuvo que  al Perú le costó 13.4 % de crecimiento acumulado más 791,000 empleos y unos US$ 4,220 millones de recaudación tributaria. Otro de los preocupados es el Instituto  Peruano  de Economía (IPE), el cual sostiene que en el periodo 2011-2014 se retrasaron las inversiones por un valor de US$ 21,500 millones. Si a esta cifra se le agrega el efecto empleo más el costo de oportunidad total, el monto alcanzaría a US$ 62,500 millones, equivalente al 43 %  del PBI del 2015.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), entidad profesionalmente solvente y muy refutada, no solo a nivel nacional, estima que el departamento de Apurímac  donde se ubica el proyecto minero Las Bambas, en el 2016 crecerá 266 %, triplicando su PBI debido a la expansión minera en base a la explotación del cobre, como lo hace el proyecto Las Bambas. Es que la actividad minera en la región Apurímac pasaría del 10.4 % en el 2015 al 63 % en el 2016. Curiosa afirmación cuando hasta la fecha el asentamiento minero Las Bambas se encuentra paralizado y los comuneros siguen defendiendo su buen parecer.

No solo la población de las comunidades campesinas protestan por la mutilación de sus derechos, también lo hacen porque la empresa MMG con el propósito de ahorrar costos dejo de pavimentar la carretera, siendo utilizada sin ser asfaltada, donde el polvo que se origina por el transito diario de los camiones de la empresa MMG es el primer factor de contaminación para la población en general y particularmente para niños, ancianos y mujeres. Esta contaminación también afecta directamente a las áreas agrícolas de las comunidades y al ganado de la zona.

Si estas razones no son suficientes para de una vez por todas zanjar responsabilidades, los representantes de la empresa minera chino australiana MMG optan por representar el fácil accionar de víctimas, mientras que el Estado peruano representado por las autoridades del gobierno central, regional y municipal, gestan un arbitraje burdo y conocido.

¿Sera posible que por interés comercial, entre Perú y China, se trate de evitar un mal momento ad portas de la inauguración del APEC y la firma fitosanitaria del acuerdo del envío de arándanos al mercado chino? ¿O tal vez es el interés del gobierno peruano en ampliar el número de turistas chinos al Perú? ¿O es la inauguración de los vuelos China y Perú, lo que impide actuar con la ley en la mano?

 Tal es el poder del dinero, que tanto lo aprendido como lo prometido no se refleja a la hora de poner orden y hacer justicia. Así transcurre la vida en Perú, desgracias para los desposeídos y más desgracias.

¿Las áreas protegidas en riesgo?

Oscar Muñiz C.

 

Una publicación reseña que “El gobierno de Perú desarrolla un “Plan Maestro” que allanaría el camino a la exploración petrolífera a gran escala”. Los trabajos empezarían a realizarse en el área denominada Sierra del Divisor, frontera entre Perú y Brasil.

La noticia también indica que la administración actual pretende modificar la ley vigente, para permitir el ingreso de empresas especializadas en extracción de hidrocarburos en los parques nacionales 

El 08 de noviembre 2015, se  firmó el decreto supremo que autoriza la creación del Parque Nacional Sierra del Divisor (1’354,485.10 ha). El parque, como muchos otros en Perú, se encuentran amenazados por la tala ilegal de árboles, por la minería ilegal y por los cultivos ilegales de hoja de coca.

El Parque Sierra del Divisor, se ubica en los distritos de Calleria y Contamana, provincia Coronel Portillo, departamento de Ucayali; también abarca parte del Alto Tapiche, Maquia, Yaquerana, Soplin y Emilio San Martin, provincia de Requena, en el departamento de Loreto, zona de frontera con Brasil.

En el decreto supremo se indica que la protección del área se debe a que el parque constituye parte de la región montañosa del bosque húmedo tropical (Selva Baja), y para resguardar la diversidad biológica, la geomorfología y cultural, en beneficio de la población local.

El dispositivo también contempla la exploración científica, con instituciones del Brasil, ya que permitiría diseñar estrategias de conservación, e intercambiar información entre ambos países. Asimismo, permite la ubicación de puestos de vigilancia fronteriza en el interior del parque. También estipula el decreto supremo desafectar 61,591.67 ha, y dejar como zona reservada una superficie de 62,234.62 ha. Tanto el Parque Nacional Sierra del Divisor y la Zona reservada, serán administradas por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP).

En este contexto se producen la cruda verdad, los derrames de petróleo . En un reportaje emitido por la televisión peruana se muestra el hartazgo de los pobladores de la amazonia frente a la desidia de los gobernantes en poner freno a las atrocidades que genera no solo la empresa estatal de petróleo.

La impunidad con la que actúan estas empresas no solo provocan la protesta de los pueblos nativos sino también su indignación frente a las enfermedades que se propalan entre ellos, generándoles hasta la muerte, y cuando no, la contaminación de sus medios de subsistencia.

Una vez más, instamos al gobierno en funciones para que en su afán de erradicar la corrupción también logre ofrecer justicia para los peruanos más desprotegidos.

 

Ver video, La cruda verdad de los derrames de petroleo