Economía peruana al día

Oscar Muñiz Corro

 

En muchas oportunidades se confunde el papel que tienen los ministros de economía en el desarrollo. Esta confusión deviene por la ineficiente interpretación de lo que dice la teoría económica y lo que realmente sucede en las calles.

Es sabido que el ejemplo peruano dejo de ser tal. Organismos como el FMI durante las dos últimas décadas aupó al liberalismo económico peruano, aunque en el camino dejase muertos y heridos.

No se puede negar el repunte de algunos sectores productivos desde aquel día en que el ministro de economía y finanzas aplico el “fujisock”. No fue hasta finales del 2010 que aquello que fuera ganado con el esfuerzo y sacrificio de la mayoría de peruanos y peruanas lo despilfarraron, lo mal usaron o se lo robaron. Ejemplos del latrocinio esta demás señalar, pero lo cierto es que el 3.5 % del déficit fiscal es un indicador que corrobora el fin de la fiesta.

En estas épocas de vacas flacas, el ministro de economía presentó medidas para la reactivación económica, asunto que tiros y troyanos” negaron que era un “paquetazo”, término usado frecuentemente para indicar que la economía anda mal y se tienen que hacer ajustes.

El asunto no queda en este nivel. Se tiene que ajustar más, más no a aquellos a los que se debe ajustar, sino ajustan más bien al contribuyente de menor cuantía (asalariados, amas de casa, pequeñas empresas, etc.). Acto seguido el ministro de economía utiliza el “paquetazo” para modificar los precios de algunos bienes hacia arriba (gasolina, cigarrillos, alcohol, etc.). Hizo lo más fácil para recaudar, sin tocar a los grupos omnipresentes de la economía peruana, que son aquellos que le deben al Perú miles de miles de millones de dólares.

A este tipo de desencuentro es a lo que están acostumbrados los ministros de economía, aquellos que son los “infalibles” y “bien intencionados”, para que el ciudadano no reaccione. Además, se atreve a sustentar ante el Congreso el pedido del ejecutivo (1) sobre materia de tributaria y financiera, además de la gestión económica y competitividad.

Son tan extensos y vacuos los contenidos de estas dos materias que al parecer solo en una “revolución” podría llegar a buen puerto. Por nuestra parte nos esforzamos en ofrecerle al ministro de economía y finanzas lo mejor de las suertes, aunque no creamos en su propuesta.

 

(1) Los puntos adicionales que serán sustentado ante la Comisión de Constitución serán, prevención y protección de personas en situación de violencia, integridad y lucha contra la corrupción y vulnerabilidad y modernización de la gestión del Estado.

Anuncios

El otro “chino”

Oscar Muñiz Corro

 

Resultado de imagen para ojos japoneses

 

No es un juego de palabras. No es una caricatura, mucho menos una crítica.

Desde que apareció “chino” padre en la escena política peruana y, tal vez cuando fue conductor de un programa televisivo, pocos se habían percatado de lo ambicioso que era este esmirriado personaje, mitad japonés, mitad peruano.

Sus orígenes hasta cuando fue profesor en una universidad nacional eran pocos halagüeños. Su simpleza aparente guardaba actitudes deplorables, hasta llegado el caso, muy pocos en su alma mater lo recuerdan de buena gana o por lo  menos no tienen un buen recuerdo de su gestión.

Su hijo, es a su tierna edad es un fracaso como político, es un aprendiz de rufián, adolece de lo elemental, neuronas útiles para sus fines políticos.

Viéndolos por separado, al padre e hijo, se puede pensar que lo único que une, a lo más, son  los ojos rasgados. Viéndolos juntos la cosa cambia.

¿Qué padre, consciente de sus fechorías permitiría que su hijo abogue para evitar su desgracia? ¿Qué padre dejaría de aconsejar a su hijo para no salvarlo de la cárcel a costa de su futuro? No es retórica, es aplicar el buen sentido y el amor paterno a lo más sagrado que son los hijos. Si el padre es rufián ¿Por qué tendría que malograr su futuro el hijo que no lo es? ¿Qué padre con experiencia dejaría a su hijo infringir la ley? ¿Qué padre, que sabe que su hijo actúa ilegalmente, fomente las patrañas del hijo? Cierto es el dicho popular “de tal palo tal astilla”.

 

Nota: En Perú, a todo aquel o aquella que tenga ojos rasgados (orientales) le dicen chino o china.

¿Un atisbo de esperanza?

Oscar Muñiz Corro

 

Resultado de imagen para niños peruanos

Niños peruanos

En este país la ley no es respetada, no es acatada, ni vive quien la haga acatar. Para los mas encumbrados personajes hasta para el ultimo individuo en la escala social, la ley es un papel mojado en tinta, es despreciable.

Los que fueron bebes y niños cuando Alberto Fujimori Fujimori se fugó del Perú, hoy tienen 18 años. Actualmente ellos tienen todos los derechos de un ciudadano.

En las elecciones del 2018 ellos elegirán como lo harán en el 2021, cuando finalice el gobierno corrupto elegido en el 2016, el de Pedro Pablo Kuczynski.

¿Estos  jóvenes decidirán para bien? ¿Estos jóvenes a quienes elegirán? La verdad es que no elegirán a Alan García Pérez, ni a Ollanta Humala Taso, mucho menos a Jorge del Castillo, o Keiko Fujimori Higuchi o a la mismísima Lourdes Flores Nano.

La renovación parcial de políticos que se efectuó entre 1992 y 2000 hoy es un fiasco. No fue gente que estuvo a la altura de las expectativas. Es muy posible que los próximos políticos sean iguales o más corruptos. El personaje que les abrió trocha fue Alberto Fujimori Fujimori. Hoy el Perú se debate entre la impudicia y el malestar generalizado.

En 1985 los peruanos dejaban el Perú. Hoy regresan para seguir saqueándolo. Si aquel ex presidente tuvo el cuajo de pretender aspirar a una tercera reelección –al estilo de Alberto Fujimori Fujimori- fue porque sabía que el pueblo peruano estaba atosigado y estupidizado.

Serán los niños del 2000, hoy ciudadanos, los que reivindicaran la peruanidad.

¡Claro! No serán todos.

Esperemos que esta cohorte rescate la dignidad.

El Perú y sus circunstancias

Oscar Muñiz Corro

 

En años y décadas anteriores a 1992, el Perú siempre vivió en el péndulo perverso entre los golpes de Estado, infringidos por los militares de turno y los gobiernos elegidos, mal que bien, en contiendas electorales.

No fue hasta1980, año en que dejaron de gobernar los uniformados desde 1969, cuando en 1992  gobernado el Perú por un seudo peruano respaldado por los uniformados de las Fuerzas Armadas, instauro el autogolpe de Estado y aquel gobernante se quedó en el escenario político hasta el día de hoy.

El daño infringido por este “peruano”, taimado y cuasi delincuente, el cual mantiene en vilo a la sociedad peruana con sus problemas personales, familiares y políticos, altera la vida del Perú y el espíritu nacional de toda la Nación.

Con este individuo se institucionalizo la corrupción, el atraco y la impudicia. Le siguieron sus pasos en los últimos diez y siete años todos los presidentes elegidos democráticamente menos uno, ya que todos se encuentran envueltos en líos judiciales como el lavado de dinero, por crímenes de lesa humanidad, entre otras acusaciones. No escapa a alguna de estas graves acusaciones el actual presidente de la república, un octogenario de cuello blanco con ansias de seguir engullendo lo poco acumulado en las arcas fiscales.

Con expresidentes liberados de prisión, otro en la cárcel, uno fugado al extranjero y otro escabulléndose cual Houdini, el Perú no es viable.

Que, cuándo se jodio el Perú; el Perú nació jodido.

Nota: El 16.03.18 el actual presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski será interrogado por los congresistas que conforman la Comisión Lava Jato.

El despojo a los pequeños agricultores

Oscar Muñiz Corro

 

Como es de amplio conocimiento, el 31/01/2018 se reanudó de manera indefinida el paro nacional agrario de los pequeños productores de papa, con el propósito de que el Estado atienda sus reclamos y, más específicamente, para que reconozca la situación de emergencia de los pequeños y medianos productores de papa y para que eleve los aranceles a los productos importados.

Esta huelga fue acatada en los departamentos/regiones de Huánuco, Junín, Pasco, Huancavelica y Ayacucho. Antolín Huáscar, presidente de la Confederación Nacional Agraria (CNA), responsabilizó al gobierno por la falta de atención al sector agrario, por la falta de implementación de políticas públicas en favor de las comunidades campesinas y por no dejar de favorecer las inversiones agroindustriales. Como resultado, se produjeron los enfrentamientos del campesinado con la policía, los cuales dejaron tres campesinos muertos en Huancavelica y Pasco.

Es así que quedó evidenciado que el gobierno en lugar de dialogar con los representantes del campesinado opto por la fácil criminalización del campesinado.

Al respecto, el ex ministro de agricultura Juan Manuel Benites Ramos (24/02/2014-28/07-2016) se expresó sobre esta huelga agraria de la siguiente manera: “En el caso particular  de la papa, lo que ha ocurrido este año es un problema de sobre producción originado por una mala programación de siembra, y la decisión de sembrar o no sembrar es absolutamente privada y depende del productor, pero el basa sus decisiones sobre la base de la información que el Estado provee. El Ministerio de Agricultura  está encargado de monitorear la siembra a nivel nacional para que el productor sepa que cantidad de producción y cual sería un escenario de precios. Lamentablemente el sector no ha estado muy involucrado en este tema, quizá haya producido la información pero no ha llegado al campo, no ha habido la difusión necesaria”. El mismo ex ministro de agricultura sostuvo que habría un posible paro de agricultores con toma de carreteras en el departamento/región La Libertad.

Con el propósito de no perder la perspectiva en el reclamo, los representantes de los campesinos bregaron por hacerse escuchar por el actual ministro de agricultura, José Berley Arista Arbildo, aunque este trastocó a la representación campesina y manipulo los acuerdos. Téngase en cuenta, que el grupo de representantes sostienen a la agricultura familiar nacional,  son la base de la economía indígena, los fueron sorprendidos por la traición y equivocado manejo ministerial de sus reclamos.

Asimismo, el grupo de representantes de los pequeños agricultores tuvieron que demostrar que la acusación ministerial era injusta, respecto a su responsabilidad de generar una sobre producción de papa, dejando demostrado que era el Estado peruano, por intermedio del gobierno quien favoreciendo a los privilegiados importadores de papa generaban esta supuesta sobre producción, siendo más bien una acción de marginación que hacia disminuir el  precio de la producción de papa nacional. Es que existe una competencia desleal generada por los famosos tratados de libre comercio (TLC).

La responsabilidad del gobierno representado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski y el renunciado ministro de agricultura, José Manuel Hernández (28/07/2016-09/01/2018) como el actual ministro José Berley Arista Arbildo, son los que con su falta de ponderación en el poder llevaron al campesinado a la situación que ya se hizo una costumbre en el agro peruano: el embuste y las pérdidas de vida de los agricultores.