Un inobjetable gran paso

Oscar Muñiz Corro

 

 

Para enfrentar una situación sumamente delicada y comprometedora se necesita carácter ponderación y un espíritu convencido de que no se puede tolerar ni aceptar lo que por décadas la cúpula de la iglesia católica tolero con silencio y complicidad.

El arzobispo australiano Philip Wilson, fue sentenciado por las cortes australianas a purgar 12 meses de prisión domiciliaria por encubrir acusaciones sobre abusos sexuales a niños por parte de otros religiosos.

En el año 2017 se comprobó que decenas de miles de niños australianos habían sufrido abusos sexuales en las instalaciones y centros religiosos.

El actual juez de New Castle, Robert Stone, ordeno que el obispo Wilson cumpla al menos seis meses antes de que el religioso pueda solicitar la libertad condicional. Los abusos a  los menores  que son motivo de la sentencia es porque James Fletcher, que vivía en la región de Hunter Valley al norte de Sidney, en la década de los 1970, fue uno de los ultrajaron a dos monaguillos.

Últimamente el papa Francisco, después de su viaje a Chile, enfrentó a la cúpula de la iglesia chilena y, le propinó el más duro golpe jamás recibido, pues además de haber sido removidos de sus cargos los más altos prelados chilenos muchos de ellos se vieron en la  obligación de renunciar.

 

Lectura recomendada

El papa en su laberinto: Infierno o cárcel

Voces que deben ser escuchadas

El papa y su laberinto

Pederastia sacerdotal

Renuncia del papa Benedicto XVI

Con la sagrada cruz y la balanza e la justicia

Un paso trascendental de la iglesia católica

Migración

Migración

Oscar Muñiz Corro     Después de la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el mundo comenzó a vivir entre el terrorismo y la intensificación de la migración. Hoy, estos fenómenos, son consecuencia de la implantación abusiva … Sigue leyendo

La esperanza de la hinchada

Oscar Muñiz Corro

 

Toma nota: días, horarios y canales que transmiten el Mundial

 

En el Perú de todos los deportes que se practican el futbol es el deporte más popular como también el deporte con más apoyo financiero, comercial y demás beneficios. Por algo no deja de ser un coto laboral donde  otrora las clases populares lo tenían como medio para lograr algo en la vida. En la actualidad el futbol  es considerado como una “profesión informal” que facilita el acenso social, además del triunfo económico temprano, cosa que no ofrece ninguna profesión regular.

Desde 1930 hasta 1982 pasaron más de medio siglo en que el futbol profesional se debatió entre la algarabía  y la tristeza depresiva, situación que ninguna actividad humana había experimentado. En ese lapso de tiempo el futbol se hizo presente en la mayoría de los campeonatos mundiales hasta el de España 1982.

Desde aquel campeonato de futbol de 1982, Perú estuvo ausente en los últimos nueve, clasificándose para este último, Rusia 2018. En este lapso de tiempo fue que la mediocridad de los jugadores y la corrupción dirigencial no permitieron el desarrollo de este deporte.

La afición decepcionada e incrédula volvió a enfrentarse a momentos angustiosos y decepcionantes. Después de todo, treinta y seis años de no haber estado presente en las contiendas mundialistas pesaba en el ánimo no solo de la afición.

El sector poblacional que tuvo la oportunidad de presenciar los campeonatos mundiales de Mexico70 hasta España82, resolvió intuitivamente  que para las eliminatorias Rusia2018, el camino estaba trazado: ser eliminado. Para el grupo poblacional menores de 40 años la esperanza de ver al equipo nacional  en Rusia2018 fue una realidad.

De aquí hacia delante, la afición peruana no debe olvidar la época de frustración y desengaño. Tampoco debe olvidar a ciertos jugadores que valiéndose de su condición de “estrellas” aprovecharon esta condición para timar a todo un pueblo. Tendrán que ser implacables e inflexibles con los corruptos sean estos jugadores o dirigentes en todo los niveles, pues la tarea de restablecer el orden y la disciplina tendrá que ser tarea en este mundo relajado y lleno de trampas y de mafiosos, de lo contrario, téngalo por seguro, tendrán que pagar un precio más alto  que el pagado en los últimos 40 años.

La corrupción futbolera sigue vivita y coleando.

Economía peruana al día

Oscar Muñiz Corro

 

En muchas oportunidades se confunde el papel que tienen los ministros de economía en el desarrollo. Esta confusión deviene por la ineficiente interpretación de lo que dice la teoría económica y lo que realmente sucede en las calles.

Es sabido que el ejemplo peruano dejo de ser tal. Organismos como el FMI durante las dos últimas décadas aupó al liberalismo económico peruano, aunque en el camino dejase muertos y heridos.

No se puede negar el repunte de algunos sectores productivos desde aquel día en que el ministro de economía y finanzas aplico el “fujisock”. No fue hasta finales del 2010 que aquello que fuera ganado con el esfuerzo y sacrificio de la mayoría de peruanos y peruanas lo despilfarraron, lo mal usaron o se lo robaron. Ejemplos del latrocinio esta demás señalar, pero lo cierto es que el 3.5 % del déficit fiscal es un indicador que corrobora el fin de la fiesta.

En estas épocas de vacas flacas, el ministro de economía presentó medidas para la reactivación económica, asunto que tiros y troyanos” negaron que era un “paquetazo”, término usado frecuentemente para indicar que la economía anda mal y se tienen que hacer ajustes.

El asunto no queda en este nivel. Se tiene que ajustar más, más no a aquellos a los que se debe ajustar, sino ajustan más bien al contribuyente de menor cuantía (asalariados, amas de casa, pequeñas empresas, etc.). Acto seguido el ministro de economía utiliza el “paquetazo” para modificar los precios de algunos bienes hacia arriba (gasolina, cigarrillos, alcohol, etc.). Hizo lo más fácil para recaudar, sin tocar a los grupos omnipresentes de la economía peruana, que son aquellos que le deben al Perú miles de miles de millones de dólares.

A este tipo de desencuentro es a lo que están acostumbrados los ministros de economía, aquellos que son los “infalibles” y “bien intencionados”, para que el ciudadano no reaccione. Además, se atreve a sustentar ante el Congreso el pedido del ejecutivo (1) sobre materia de tributaria y financiera, además de la gestión económica y competitividad.

Son tan extensos y vacuos los contenidos de estas dos materias que al parecer solo en una “revolución” podría llegar a buen puerto. Por nuestra parte nos esforzamos en ofrecerle al ministro de economía y finanzas lo mejor de las suertes, aunque no creamos en su propuesta.

 

(1) Los puntos adicionales que serán sustentado ante la Comisión de Constitución serán, prevención y protección de personas en situación de violencia, integridad y lucha contra la corrupción y vulnerabilidad y modernización de la gestión del Estado.

El otro “chino”

Oscar Muñiz Corro

 

Resultado de imagen para ojos japoneses

 

No es un juego de palabras. No es una caricatura, mucho menos una crítica.

Desde que apareció “chino” padre en la escena política peruana y, tal vez cuando fue conductor de un programa televisivo, pocos se habían percatado de lo ambicioso que era este esmirriado personaje, mitad japonés, mitad peruano.

Sus orígenes hasta cuando fue profesor en una universidad nacional eran pocos halagüeños. Su simpleza aparente guardaba actitudes deplorables, hasta llegado el caso, muy pocos en su alma mater lo recuerdan de buena gana o por lo  menos no tienen un buen recuerdo de su gestión.

Su hijo, es a su tierna edad es un fracaso como político, es un aprendiz de rufián, adolece de lo elemental, neuronas útiles para sus fines políticos.

Viéndolos por separado, al padre e hijo, se puede pensar que lo único que une, a lo más, son  los ojos rasgados. Viéndolos juntos la cosa cambia.

¿Qué padre, consciente de sus fechorías permitiría que su hijo abogue para evitar su desgracia? ¿Qué padre dejaría de aconsejar a su hijo para no salvarlo de la cárcel a costa de su futuro? No es retórica, es aplicar el buen sentido y el amor paterno a lo más sagrado que son los hijos. Si el padre es rufián ¿Por qué tendría que malograr su futuro el hijo que no lo es? ¿Qué padre con experiencia dejaría a su hijo infringir la ley? ¿Qué padre, que sabe que su hijo actúa ilegalmente, fomente las patrañas del hijo? Cierto es el dicho popular “de tal palo tal astilla”.

 

Nota: En Perú, a todo aquel o aquella que tenga ojos rasgados (orientales) le dicen chino o china.

¿Un atisbo de esperanza?

Oscar Muñiz Corro

 

Resultado de imagen para niños peruanos

Niños peruanos

En este país la ley no es respetada, no es acatada, ni vive quien la haga acatar. Para los mas encumbrados personajes hasta para el ultimo individuo en la escala social, la ley es un papel mojado en tinta, es despreciable.

Los que fueron bebes y niños cuando Alberto Fujimori Fujimori se fugó del Perú, hoy tienen 18 años. Actualmente ellos tienen todos los derechos de un ciudadano.

En las elecciones del 2018 ellos elegirán como lo harán en el 2021, cuando finalice el gobierno corrupto elegido en el 2016, el de Pedro Pablo Kuczynski.

¿Estos  jóvenes decidirán para bien? ¿Estos jóvenes a quienes elegirán? La verdad es que no elegirán a Alan García Pérez, ni a Ollanta Humala Taso, mucho menos a Jorge del Castillo, o Keiko Fujimori Higuchi o a la mismísima Lourdes Flores Nano.

La renovación parcial de políticos que se efectuó entre 1992 y 2000 hoy es un fiasco. No fue gente que estuvo a la altura de las expectativas. Es muy posible que los próximos políticos sean iguales o más corruptos. El personaje que les abrió trocha fue Alberto Fujimori Fujimori. Hoy el Perú se debate entre la impudicia y el malestar generalizado.

En 1985 los peruanos dejaban el Perú. Hoy regresan para seguir saqueándolo. Si aquel ex presidente tuvo el cuajo de pretender aspirar a una tercera reelección –al estilo de Alberto Fujimori Fujimori- fue porque sabía que el pueblo peruano estaba atosigado y estupidizado.

Serán los niños del 2000, hoy ciudadanos, los que reivindicaran la peruanidad.

¡Claro! No serán todos.

Esperemos que esta cohorte rescate la dignidad.

El Perú y sus circunstancias

Oscar Muñiz Corro

 

En años y décadas anteriores a 1992, el Perú siempre vivió en el péndulo perverso entre los golpes de Estado, infringidos por los militares de turno y los gobiernos elegidos, mal que bien, en contiendas electorales.

No fue hasta1980, año en que dejaron de gobernar los uniformados desde 1969, cuando en 1992  gobernado el Perú por un seudo peruano respaldado por los uniformados de las Fuerzas Armadas, instauro el autogolpe de Estado y aquel gobernante se quedó en el escenario político hasta el día de hoy.

El daño infringido por este “peruano”, taimado y cuasi delincuente, el cual mantiene en vilo a la sociedad peruana con sus problemas personales, familiares y políticos, altera la vida del Perú y el espíritu nacional de toda la Nación.

Con este individuo se institucionalizo la corrupción, el atraco y la impudicia. Le siguieron sus pasos en los últimos diez y siete años todos los presidentes elegidos democráticamente menos uno, ya que todos se encuentran envueltos en líos judiciales como el lavado de dinero, por crímenes de lesa humanidad, entre otras acusaciones. No escapa a alguna de estas graves acusaciones el actual presidente de la república, un octogenario de cuello blanco con ansias de seguir engullendo lo poco acumulado en las arcas fiscales.

Con expresidentes liberados de prisión, otro en la cárcel, uno fugado al extranjero y otro escabulléndose cual Houdini, el Perú no es viable.

Que, cuándo se jodio el Perú; el Perú nació jodido.

Nota: El 16.03.18 el actual presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski será interrogado por los congresistas que conforman la Comisión Lava Jato.