El Perú y sus circunstancias

Oscar Muñiz Corro

 

En años y décadas anteriores a 1992, el Perú siempre vivió en el péndulo perverso entre los golpes de Estado, infringidos por los militares de turno y los gobiernos elegidos, mal que bien, en contiendas electorales.

No fue hasta1980, año en que dejaron de gobernar los uniformados desde 1969, cuando en 1992  gobernado el Perú por un seudo peruano respaldado por los uniformados de las Fuerzas Armadas, instauro el autogolpe de Estado y aquel gobernante se quedó en el escenario político hasta el día de hoy.

El daño infringido por este “peruano”, taimado y cuasi delincuente, el cual mantiene en vilo a la sociedad peruana con sus problemas personales, familiares y políticos, altera la vida del Perú y el espíritu nacional de toda la Nación.

Con este individuo se institucionalizo la corrupción, el atraco y la impudicia. Le siguieron sus pasos en los últimos diez y siete años todos los presidentes elegidos democráticamente menos uno, ya que todos se encuentran envueltos en líos judiciales como el lavado de dinero, por crímenes de lesa humanidad, entre otras acusaciones. No escapa a alguna de estas graves acusaciones el actual presidente de la república, un octogenario de cuello blanco con ansias de seguir engullendo lo poco acumulado en las arcas fiscales.

Con expresidentes liberados de prisión, otro en la cárcel, uno fugado al extranjero y otro escabulléndose cual Houdini, el Perú no es viable.

Que, cuándo se jodio el Perú; el Perú nació jodido.

Nota: El 16.03.18 el actual presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski será interrogado por los congresistas que conforman la Comisión Lava Jato.