De las similitudes de la impunidad

Lo publicado en Excélsior, El paraíso de los narcotraficantes , del autor Francisco Martín Moreno, mexicano de nacimiento y escritor por excelencia, muestra una gran similitud con la otra cara del Perú.

En un trabajo de investigación sobre vigilancia ecológica en la Selva Alta del Perú, se desarrolló una metodología sobre monitoreo espacial, aéreo y terrestre de los recursos naturales, como nunca se había realizado este tipo de trabajo salvo en las sabanas del África. En estas circunstancias uno toma conciencia y real visión de la inmensidad de la Amazonia, de sus secretos y de las posibilidades que ofrece para desarrollar ciertas actividades productivas, incluyendo el cultivo de hoja de coca, de la cual se obtiene el clorhidrato de cocaína, negocio súper rentable e influyente.

En el Perú de hoy se realizan ataques contra los productores de la pasta básica de cocaína (PBC), insumo del cual se obtiene la cocaína. Para obtener PBC es necesario macerar las hojas de coca con químicos, utilizar mano de obra (agricultores, cosechadores de la hoja de coca, transportistas, pisadores) y estos se congregan en campamentos previamente seleccionados y acondicionados para su elaboración. Las fuerzas policiales en sus tareas rutinarias y de acuerdo a un plan pre establecido arrasan estos campamentos, incendiando las instalaciones, aunque muy pocas veces toman preso algún trabajador y mucho menos a los cabecillas o capos de estas organizaciones, mucho menos a los capos de capos citadinos que se encuentran en las grandes urbes como Lima, Trujillo, Chiclayo o Iquitos. Del único que se sabe que fuera abogado de narcotraficantes y hoy purga condena en una cárcel especial, pero no por narcotraficante, sino por otros delitos, es Vladimiro Montesinos Torres y Cevallos (a) Lunarejo, ex dueño de Aerocontinente, el resto de delincuentes de este tipo veranean en Ancón, Punta Negra,  Máncora, Colán o en Asia (playa al sur de Lima).

Los convenios para la lucha contra el narcotráfico y lucha contra la producción de hoja de coca es de todos los días, meses y años, pero DEVIDA que es la organización gubernamental responsable de velar por los ciudadanos, simplemente está pintada.

Notas relacionadas

Vigilancia ecológica

Algo más sobre vigilancia ecológica

Anuncios