Demandan al Vice Ministerio de Interculturalidad

Demandan al Vice Ministerio de Interculturalidad

Oscar Muñiz C.   AIDESEP, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, atraves de su Presidente, demandan  ante el Poder Judicial del Perú Corte Superior de Justicia de Lima, al Viceministerio de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, por … Sigue leyendo

Apropiarse de lo ajeno

Oscar Muñiz C.

 

Nadie podría sostener que lo bien ganado se debe censurar. Más aún si lo ganado revierte a la sociedad desprotegida. Este es el caso de los nativos amazónicos, sean estos nómades o no.

Soy testigo presencial, desde 1982, de las condiciones de vida de algunos grupos étnicos de la amazonia peruana, tanto en el departamento (región) San Martin, como los grupos étnicos en la zona central del Perú especialmente en el Camisea, departamento (región)  Cusco, más específicamente entre los ríos Inuya y Camisea, que son afluentes del rio Urubamba, zona en donde la Shell exploraba petróleo pero se topo con gas.

Las condiciones de vida de estos grupos humanos son en muchos casos deplorables, no porque ellos lo hayan decidido así. Son producto de la explotacion de los colonos, interventores o simplemente del hombre occidental. La vida que llevan está ligada al bosque hasta que colonos, exploradores deshumanizados, criollos, curas, civiles agrupados y representantes del Estado (policías, políticos, autoridades) irrumpen en su vida hasta llegar a su desaparición u absorción.

La secularización no es su salvación para estos grupos étnicos. In situ lo verificamos.

Debo decir en lo que me concierne, que los suelos en la zona del Camisea tienen las siguientes características: las tierras son aptas para cultivos intensivos, no tiene mayores limitaciones, son de muy buena fertilidad y productividad. También existen tierras apropiadas para implementar una agricultura en base a cultivos permanentes y forestales. Como también hay presencia de tierras de aptitud limitada para fines agrícolas, tierras marginales y tierras no aptas para la agricultura o explotación del recurso forestal.

Según una organización no gubernamental de prestigio indica el riesgo que en la actualidad se encuentran los pueblos aislados ubicados entre Puerto Esperanza y la carretera interoceánica que conecta con la amazonia brasileña.

El promotor de la absorción-desaparición de los pueblos aislados como son los mashco-piros, los chitonahuas, los mastanahuas y los sapanawas, es el cura Miguel Piovesan, quien sostiene “No aceptamos la idea del aislamiento (en negrita es nuestro) como un deseo natural de ellos. No lo comprobamos. Son entelequias de quienes solo conocen a los pueblos indígenas de vista o por investigaciones basadas en hipótesis que nunca se comprueban en el campo”.

Frente a esta andanada de barbaridades, Emilio Montes, presidente de la organización indígena Federación de Comunidades Nativas del rio Purús-FECONAPU, en Puerto Esperanza dijo: “Sobre la carretera no aceptamos ese tipo de proyectos, los rechazamos tajantemente. Por los motivos: a los indígenas no benefician, sino más bien  a los madereros, mineros y petroleros ilegales, y también a los narcotraficantes, atenta contra la vida de nuestros hermanos aislados, como los mashco-piros. Es la depredación de nuestros recursos naturales como flora y fauna. Más bien que nos respeten nuestro territorio ancestral. Necesitamos otro tipo de desarrollo con manejo sostenible de nuestros recursos, para así vivir con vida plena, también para nuestro futuro”.

Video Emilio Montes

Gran ayuda para los guaraníes brasileños

Oscar Muñiz C.

 

Cuando se trata de establecer diferencias entre los modos de desarrollo de las sociedades, se tiene a la mano un sin número de publicaciones con propuestas que son por lo general desestimadas o muchas veces el tiempo se encarga de olvidarlas.

Infinidad de textos, revistas especializadas y hasta propuestas sin aparente cientificismo han dormido el suelo de los justos. Un ejemplo claro son las publicaciones que rescataron el valor y la sabiduría de los pueblos rurales, las cuales no solo recuperaron el diseño del uso del suelo, sino también el modelo de producción agropecuaria, piscigranjas y otras actividades.

De aquella época, la de las poblaciones antes de la revolución industrial, la vida cambio, como también cambio el estilo del uso del suelo y de la vida de poblaciones enteras. Tuvo que pasar un par se centurias para que la población mundial se sintiese asfixiada con la contaminación, con temor al cataclismo global del clima y publicase algo al respecto. Solo la minería hizo tanto estrago localizado, antes de que apareciera la siderurgia y metalurgia, que arrasaron con todo vestigio de vida.

Una gran parte de la población mundial dejo de lado los grupos humanos que hasta ahora viven en un mundo muy diferente al mundo postindustrial. En medio de este conglomerado de población existen aquellos grupos que invitan a tener una experiencia mágica en lugares que imitan a aquellos parajes que han desaparecido o están por desaparecer. Aún más, existen de aquellos que no reconocen a los grupos humanos nómades, aquellos que viven de la oferta de la Amazonia. Decimos Amazonia, porque es una región natural que no conoce de fronteras.

Asimismo, Perú y Brasil son dos países amazónicos. Son de los que se erogan el derecho de vulnerar los derechos de las poblaciones nativas. En contra de este nefasto legado que pretenden dejar, una vez más las poblaciones nativas con solo su sabiduría sobreviven y mantienen integrado su legado del buen manejo y utilización de la biosfera.

Es tan cruel la forma de asesinar, que Josiel Benites (12), de la comunidad indígena guaraní (ubicadas al Sur y Sureste de Brasil, en los estados de Rio Grande del Sur, Santa Catarina,Parana y Mato Grosso del Sur) o ava (significa ser humano) Tey’i Jusu, es un doloroso recordatorio de lo que son capaces de hacer los que pretenden arrebatar los medios naturales de subsistencia de las minorías indígenas.

Survival, propone dar visibilidad a la lucha de los guaraníes e indígenas brasileños; imprime este cartel , sácate una fotografía con él, envíala en tus redes ,y comparte tu fotografía con Survival enviándola a info@survival.es para que ellos la compartan en sus redes.

¿Las áreas protegidas en riesgo?

Oscar Muñiz C.

 

Una publicación reseña que “El gobierno de Perú desarrolla un “Plan Maestro” que allanaría el camino a la exploración petrolífera a gran escala”. Los trabajos empezarían a realizarse en el área denominada Sierra del Divisor, frontera entre Perú y Brasil.

La noticia también indica que la administración actual pretende modificar la ley vigente, para permitir el ingreso de empresas especializadas en extracción de hidrocarburos en los parques nacionales 

El 08 de noviembre 2015, se  firmó el decreto supremo que autoriza la creación del Parque Nacional Sierra del Divisor (1’354,485.10 ha). El parque, como muchos otros en Perú, se encuentran amenazados por la tala ilegal de árboles, por la minería ilegal y por los cultivos ilegales de hoja de coca.

El Parque Sierra del Divisor, se ubica en los distritos de Calleria y Contamana, provincia Coronel Portillo, departamento de Ucayali; también abarca parte del Alto Tapiche, Maquia, Yaquerana, Soplin y Emilio San Martin, provincia de Requena, en el departamento de Loreto, zona de frontera con Brasil.

En el decreto supremo se indica que la protección del área se debe a que el parque constituye parte de la región montañosa del bosque húmedo tropical (Selva Baja), y para resguardar la diversidad biológica, la geomorfología y cultural, en beneficio de la población local.

El dispositivo también contempla la exploración científica, con instituciones del Brasil, ya que permitiría diseñar estrategias de conservación, e intercambiar información entre ambos países. Asimismo, permite la ubicación de puestos de vigilancia fronteriza en el interior del parque. También estipula el decreto supremo desafectar 61,591.67 ha, y dejar como zona reservada una superficie de 62,234.62 ha. Tanto el Parque Nacional Sierra del Divisor y la Zona reservada, serán administradas por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP).

En este contexto se producen la cruda verdad, los derrames de petróleo . En un reportaje emitido por la televisión peruana se muestra el hartazgo de los pobladores de la amazonia frente a la desidia de los gobernantes en poner freno a las atrocidades que genera no solo la empresa estatal de petróleo.

La impunidad con la que actúan estas empresas no solo provocan la protesta de los pueblos nativos sino también su indignación frente a las enfermedades que se propalan entre ellos, generándoles hasta la muerte, y cuando no, la contaminación de sus medios de subsistencia.

Una vez más, instamos al gobierno en funciones para que en su afán de erradicar la corrupción también logre ofrecer justicia para los peruanos más desprotegidos.

 

Ver video, La cruda verdad de los derrames de petroleo

El futuro del Complejo Metalúrgico de La Oroya y de Doe Run

Oscar Muñiz C.

 

Doe Run Perú, pide dos años más para vender el complejo metalúrgico actualmente en propiedad de esta compañía, ubicada en La Oroya, departamento de Pasco, en el centro del país.

Se tendría que esperar hasta el 2019 para su venta, tiempo prorrogado por la autoridad peruana para solucionar el problema social generado. Al respecto como ejemplo se pone la mala experiencia de Anglo American, entidad que quiso obtener unos US$ 15,000 millones pero solo obtuvo US$ 5,000 millones, vendiendo activos de la fundición Hernán Videla Lira (HVL), antes llamada Paipote ubicada en la localidad de Paipote, Región de Atacama, a 8 km de la ciudad de Copiapó.

La problemática ambiental y social de la zona donde se ubica la empresa de cobre H V L, es muy similar a la localidad donde se ubica el Complejo Metalúrgico La Oroya. En el caso de la fundición Videla Lira se necesitaron más US$ 700 millones para desarrollar la captura del 99 % del dióxido de azufre (SO2). Lo dicho es aplicable al caso La Oroya pues su “spread ambiental” es muy similar al del caso chileno.

La tecnología utilizada en la mencionada fundición chilena es similar a  la utilizada en La Oroya, la cual es catalogada como una tecnología atrasada, si se le compara con los estándares mundiales utilizados en otros países.  Hoy más que nunca debido a las exigencias impuestas por  los compromisos ambientales contra el calentamiento global y el cambio climático, el cuidado es más que exigente, además teniendo en cuenta que La Oroya está catalogada como el lugar con mayor contaminación ambiental en el mundo.

 Actualmente se insiste en aumentar el límite de emisiones. En La Oroya, la captura de SO2 es de 83 %, sin embargo existen otras empresas en el mismo Perú que capturan por encima de ese porcentaje, y en el mundo se exige que la captura sea del 99 %.

El dióxido de azufre (SO2) capturado se transforma en ácido sulfúrico, producto que contamino y contamina toda vida conocida en  La Oroya (lluvia acida). El ácido sulfúrico producido en la fundición seria transportado hacia un puerto y ser comercializado en el exterior. Téngase en cuenta que el ácido sulfúrico es utilizado para el procesamiento de fosfatos y lixiviación de minerales de cobre. Esta sería una alternativa viable de utilización, ya que en el Perú los fosfatos se extraen del desierto de Sechura ubicado en el departamento de Piura, al norte del país. Otra alternativa de solución podría ser su utilización en el proyecto minero Tía María, el cual posee una zona de óxidos o trasladando a la fundición de Ilo, ubicada en el suroeste de Perú en el departamento de Moquegua, zona considerada la mayor obra medioambiental en el Perú

Entre Perú y Chile producen el 43 % de cobre a nivel mundial, pero solo producen 12% de cobre fundido del mundo. Ambos países tienen un retraso tecnológico, al igual  que varios de sus yacimientos de cobre que contienen gran porcentaje de arsénico, elemento que aumenta los problemas metalúrgicos y encarecen su producción.

Frente a esta problemática socio-ambiental, existe otra alternativa, por ejemplo el cierre definitivo del complejo metalúrgico de La Oroya, y el abandono de la ciudad de La Oroya, lo cual es inviable.

Solo queda esperar que la empresa liquidadora del Complejo Metalúrgico de La Oroya demuestre que es posible que en los próximos dos años se presente un operador (inversionista) que modernice el complejo y puedan reiniciar sus labores, y que los miles de trabajadores que hasta la fecha han sido cesados por la compañía Doe Run Perú vuelvan al trabajo. En cuanto al destino de Doe Run Perú nos imaginamos que fugara del Perú.   

 

Algunas de nuestras publicaciones sobre el caso La Oroya-Doe Run Perú:

1.      O4 junio 2010 Una situación inaceptable: El caso Doe Run

2.      29 mayo 2006 Piden a Doe Run y Gobierno alcanzar acuerdos concretos

3.      24 octubre 2006 Perfil ambiental de la Región Junin-Peru Otra vez La Oroya

4.      02 abril 2011 Doe Run o el perro del hortelano

5.      13 junio 2014 Doe Run, después de tres años de conflictos

6.      17 mayo 2011 ¿Quiere saber en qué termino el caso Doe Run Perú?

7.      18 mayo 2011 Segundo acto: Doe Run Perú, el circulo vicioso