Gran ayuda para los guaraníes brasileños

Oscar Muñiz C.

 

Cuando se trata de establecer diferencias entre los modos de desarrollo de las sociedades, se tiene a la mano un sin número de publicaciones con propuestas que son por lo general desestimadas o muchas veces el tiempo se encarga de olvidarlas.

Infinidad de textos, revistas especializadas y hasta propuestas sin aparente cientificismo han dormido el suelo de los justos. Un ejemplo claro son las publicaciones que rescataron el valor y la sabiduría de los pueblos rurales, las cuales no solo recuperaron el diseño del uso del suelo, sino también el modelo de producción agropecuaria, piscigranjas y otras actividades.

De aquella época, la de las poblaciones antes de la revolución industrial, la vida cambio, como también cambio el estilo del uso del suelo y de la vida de poblaciones enteras. Tuvo que pasar un par se centurias para que la población mundial se sintiese asfixiada con la contaminación, con temor al cataclismo global del clima y publicase algo al respecto. Solo la minería hizo tanto estrago localizado, antes de que apareciera la siderurgia y metalurgia, que arrasaron con todo vestigio de vida.

Una gran parte de la población mundial dejo de lado los grupos humanos que hasta ahora viven en un mundo muy diferente al mundo postindustrial. En medio de este conglomerado de población existen aquellos grupos que invitan a tener una experiencia mágica en lugares que imitan a aquellos parajes que han desaparecido o están por desaparecer. Aún más, existen de aquellos que no reconocen a los grupos humanos nómades, aquellos que viven de la oferta de la Amazonia. Decimos Amazonia, porque es una región natural que no conoce de fronteras.

Asimismo, Perú y Brasil son dos países amazónicos. Son de los que se erogan el derecho de vulnerar los derechos de las poblaciones nativas. En contra de este nefasto legado que pretenden dejar, una vez más las poblaciones nativas con solo su sabiduría sobreviven y mantienen integrado su legado del buen manejo y utilización de la biosfera.

Es tan cruel la forma de asesinar, que Josiel Benites (12), de la comunidad indígena guaraní (ubicadas al Sur y Sureste de Brasil, en los estados de Rio Grande del Sur, Santa Catarina,Parana y Mato Grosso del Sur) o ava (significa ser humano) Tey’i Jusu, es un doloroso recordatorio de lo que son capaces de hacer los que pretenden arrebatar los medios naturales de subsistencia de las minorías indígenas.

Survival, propone dar visibilidad a la lucha de los guaraníes e indígenas brasileños; imprime este cartel , sácate una fotografía con él, envíala en tus redes ,y comparte tu fotografía con Survival enviándola a info@survival.es para que ellos la compartan en sus redes.

Anuncios

El conflicto minero de nunca acabar

Oscar Muñiz C.

 

El proyecto minero Las Bambas nuevamente es el centro del conflicto. El 14/10/16 hubieron enfrentamientos entre la Policía Nacional del Perú (PNP) y los pobladores de las comunidades campesinas de Choquecca, Allhua, Pumamarca y Quehuira, ubicadas en la provincia de Apurímac distrito de Challhuahuacho. Como resultado de este enfrentamiento falleció un comunero.

Al conocerse la noticia del enfrentamiento, el ministro del Interior sostuvo que la policía de la zona intervino sin la autorización del director de operaciones; además sostuvo que en el momento de la intervención policial se realizaba negociaciones entre los representantes de las comunidades y los empleados de la minera, con el propósito de obtener una compensación para los comuneros por el uso de la carretera de su propiedad.

Es importante señalar que los comuneros sostienen que los dueños de la carretera son ellos y no como dice el ministerio de Transportes y Comunicaciones, que es una vía nacional y  por lo tanto es de libre uso y tránsito. Al parecer esto último seria falso o por lo menos sujeto a verificación judicial.

Lo cierto es que la carretera que usa la compañía minera MMG fue hecha por los comuneros de las comunidades campesinas antes mencionadas, que inconsultamente y sin su conocimiento, en el 2014 la municipalidad de la provincia de Cotabambas  solicito incorporarlas al sistema vial nacional, lo cual logro hacer el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y como consecuencia dejo de reconocerse como propiedad de las comunidades campesinas, beneficiando directamente solo a la compañía minera MMG, pues sus vehículos que suman más de dos centenares son los únicos usuarios de la vía, y pueden sacar el recurso minero y trasladarlo hacia la planta de tratamiento sin pagar ningún peaje por el usufructuó vial. La Oficina Nacional de Dialogo y Sostenibilidad, sostiene que la vía se convirtió en parte del sistema nacional. MMG convine que es competencia del Estado para no seguir pagando compensación alguna a las comunidades campesinas por el uso de la carretera.

A estas alturas el Gobierno Regional de Apurímac  afirma que la carretera en disputa no es una vía nacional como se afirma sino que es de competencia del gobierno local (Municipalidad).

Este problema de falta de sinceramiento refleja claramente el intríngulis generado por conveniencia de la empresa MMG, donde el Estado peruano por su interés favorece a los inversionistas de MMG, yendo en contra de lo legítimo. Tal vez,  conociéndose de los niveles de corrupción gubernamental y del empresariado privado, este sea un caso más donde  la cuerda se rompe por el lado más débil.

Desde un punto de vista ambiental el proyecto minero Las Bambas, contemplaba la construcción de un mineroducto, el cual fue cancelado en una segunda fase de reformulación del proyecto. Este mineroducto era pate de  la propuesta de construcción de una planta de molibdeno muy cerca al proyecto Las Bambas en Antapaccay. Según la propia empresa, los cambios que hizo MMG al Estudio de Impacto Ambiental “no fueron importantes”, por lo cual no fue necesario el proceso de participación ciudadana (consulta a la ciudadanía), comunicándose el hecho a las municipalidades; el Ministerio de Transportes y Comunicaciones oficio informes a las autoridades de Cotabambas y Grau, lo mismo que a las autoridades de los distritos de Challhuahuacho, Mara, Coyllurqui y Tambobamba, de lo acontecido.

Ahora veamos la preocupación de algunos. Según la Sociedad  de Comercio Exterior del Perú (ComexPeru) se paralizarían US$ 10,000 millones; además sostuvo que  al Perú le costó 13.4 % de crecimiento acumulado más 791,000 empleos y unos US$ 4,220 millones de recaudación tributaria. Otro de los preocupados es el Instituto  Peruano  de Economía (IPE), el cual sostiene que en el periodo 2011-2014 se retrasaron las inversiones por un valor de US$ 21,500 millones. Si a esta cifra se le agrega el efecto empleo más el costo de oportunidad total, el monto alcanzaría a US$ 62,500 millones, equivalente al 43 %  del PBI del 2015.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), entidad profesionalmente solvente y muy refutada, no solo a nivel nacional, estima que el departamento de Apurímac  donde se ubica el proyecto minero Las Bambas, en el 2016 crecerá 266 %, triplicando su PBI debido a la expansión minera en base a la explotación del cobre, como lo hace el proyecto Las Bambas. Es que la actividad minera en la región Apurímac pasaría del 10.4 % en el 2015 al 63 % en el 2016. Curiosa afirmación cuando hasta la fecha el asentamiento minero Las Bambas se encuentra paralizado y los comuneros siguen defendiendo su buen parecer.

No solo la población de las comunidades campesinas protestan por la mutilación de sus derechos, también lo hacen porque la empresa MMG con el propósito de ahorrar costos dejo de pavimentar la carretera, siendo utilizada sin ser asfaltada, donde el polvo que se origina por el transito diario de los camiones de la empresa MMG es el primer factor de contaminación para la población en general y particularmente para niños, ancianos y mujeres. Esta contaminación también afecta directamente a las áreas agrícolas de las comunidades y al ganado de la zona.

Si estas razones no son suficientes para de una vez por todas zanjar responsabilidades, los representantes de la empresa minera chino australiana MMG optan por representar el fácil accionar de víctimas, mientras que el Estado peruano representado por las autoridades del gobierno central, regional y municipal, gestan un arbitraje burdo y conocido.

¿Sera posible que por interés comercial, entre Perú y China, se trate de evitar un mal momento ad portas de la inauguración del APEC y la firma fitosanitaria del acuerdo del envío de arándanos al mercado chino? ¿O tal vez es el interés del gobierno peruano en ampliar el número de turistas chinos al Perú? ¿O es la inauguración de los vuelos China y Perú, lo que impide actuar con la ley en la mano?

 Tal es el poder del dinero, que tanto lo aprendido como lo prometido no se refleja a la hora de poner orden y hacer justicia. Así transcurre la vida en Perú, desgracias para los desposeídos y más desgracias.

Del capitalismo a secas al capitalismo y algo mas

Oscar Muñiz C.

 

Si el capitalismo global está entrando a una nueva fase, ¿Cuáles son sus características? Otra versión del capitalismo es la que plantea el capitalismo democrático, entendiéndolo como un sistema en evolución, que responde a las crisis transformando de forma radical las relaciones económicas y las instituciones políticas.

Pero existe un punto de vista sostenido por Jonathan Ostry sobre el neoliberalismo, el cual dice “La agenda neoliberal es una etiqueta más utilizada por los críticos que por los arquitectos de las políticas. Se basa en dos tablas principales. La primera, incrementa la competencia, incluida la competencia extranjera, logrando la regulación y la apertura de los mercados nacionales, incluidos los mercados financieros. La segunda es una reducción del papel del Estado, logrando la privatización y limitando la capacidad de los gobiernos para gestionar el déficit fiscal y acumular deuda”.

En la década de 1980 designabase a la economía como una corriente ortodoxa o heterodoxa, dando así un giro visible a lo que hasta la década anterior se designaba secamente como economías en desarrollo o desarrolladas.

Sin lugar a dudas, comparar la nomenclatura económica de aquellos tiempos con la nomenclatura actual, podría dar que pensar sobre la volatilidad conceptual de la economía, por lo menos sobre el giro que dicha nomenclatura ensaya su aproximación a través del tiempo, con el propósito de incluir los nuevos fenómenos económicos que se presentan, como por ejemplo la situación de la economía después de la desaparición del bloque de países socialistas en 1989.

Si hasta finales de la década de 1980 la deuda de los países fue la espada de Damocles que pendía sobre la libertad de los países, esta situación menguo, de un estado ultra conservador en términos de cumplimiento de la deuda y los límites de endeudamiento, hasta la permisividad más rampante, por los organismos internacionales que vigilan su evolución. Creemos que esta situación fue consecuencia de la exigencia de transparentar la información, cosa que nunca se dio antes de la década de 1990.

Fijemos la atención en el porcentaje de la deuda respecto a su PBI y la tasa de desempleo de algunos países.

 

PAIS DEUDA % TASA DE DESEMPLEO TASA DESEMPLEO AL
Francia

97.01

10.38

2015

España

99.44

22.14

2015

Bélgica

106.57

8.27

2015

Irlanda

107.75

9.38

2015

Portugal

126.35

12.68

2015

Italia

133.76

11.89

2015

Grecia

172.73

24.98

2015

EUA

105.06 5.29

2015

Singapur

97.77

2.73

2015

Japón

246.14

3.38

2015

Fuente: FMI

 

La deuda es un indicador que anticipa el sacrificio, porque en ella se concentra la esperanza y el desarrollo económico. Al final, el sustento del endeudamiento no siempre refleja las buenas intenciones del que lo solicita. Claro es en economía, que con la deuda tarde o temprano no solo se paga los intereses, muchas veces, se tiene que empeñar hasta dignidad. Por más que la retórica no trate el tema o busque  eufemismos para tratarla, causa escozor cuando se trata de transparentar la deuda. Es sui generis el caso de la economía nipona.

¿Las áreas protegidas en riesgo?

Oscar Muñiz C.

 

Una publicación reseña que “El gobierno de Perú desarrolla un “Plan Maestro” que allanaría el camino a la exploración petrolífera a gran escala”. Los trabajos empezarían a realizarse en el área denominada Sierra del Divisor, frontera entre Perú y Brasil.

La noticia también indica que la administración actual pretende modificar la ley vigente, para permitir el ingreso de empresas especializadas en extracción de hidrocarburos en los parques nacionales 

El 08 de noviembre 2015, se  firmó el decreto supremo que autoriza la creación del Parque Nacional Sierra del Divisor (1’354,485.10 ha). El parque, como muchos otros en Perú, se encuentran amenazados por la tala ilegal de árboles, por la minería ilegal y por los cultivos ilegales de hoja de coca.

El Parque Sierra del Divisor, se ubica en los distritos de Calleria y Contamana, provincia Coronel Portillo, departamento de Ucayali; también abarca parte del Alto Tapiche, Maquia, Yaquerana, Soplin y Emilio San Martin, provincia de Requena, en el departamento de Loreto, zona de frontera con Brasil.

En el decreto supremo se indica que la protección del área se debe a que el parque constituye parte de la región montañosa del bosque húmedo tropical (Selva Baja), y para resguardar la diversidad biológica, la geomorfología y cultural, en beneficio de la población local.

El dispositivo también contempla la exploración científica, con instituciones del Brasil, ya que permitiría diseñar estrategias de conservación, e intercambiar información entre ambos países. Asimismo, permite la ubicación de puestos de vigilancia fronteriza en el interior del parque. También estipula el decreto supremo desafectar 61,591.67 ha, y dejar como zona reservada una superficie de 62,234.62 ha. Tanto el Parque Nacional Sierra del Divisor y la Zona reservada, serán administradas por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP).

En este contexto se producen la cruda verdad, los derrames de petróleo . En un reportaje emitido por la televisión peruana se muestra el hartazgo de los pobladores de la amazonia frente a la desidia de los gobernantes en poner freno a las atrocidades que genera no solo la empresa estatal de petróleo.

La impunidad con la que actúan estas empresas no solo provocan la protesta de los pueblos nativos sino también su indignación frente a las enfermedades que se propalan entre ellos, generándoles hasta la muerte, y cuando no, la contaminación de sus medios de subsistencia.

Una vez más, instamos al gobierno en funciones para que en su afán de erradicar la corrupción también logre ofrecer justicia para los peruanos más desprotegidos.

 

Ver video, La cruda verdad de los derrames de petroleo